27 marzo 2010

Homofobia

Este curso está siendo un año raro… Raro porque prácticamente no me estoy enterando del transcurrir del tiempo, aunque puede que sea debido al tópico de que me estoy haciendo viejo y que claro, conforme pasa el tiempo los años se te pasan volando y bla, bla, bla…

Tengo desatendido el blog, mis textos son cada vez más cortos e intrascendentes (a veces incluso con no demasiada gracia) y se me hace cuesta arriba sentarme para sacar un texto más o menos decente, con lo sencillo que es hacer un corta y pega del YouTube

Dicha desatención ha sido en detrimento de otras actividades que han tenido como consecuencia muchas lecturas de libros (unos mejores que otros, creo que estoy dejando de ser estómago agradecido a la hora de leer) y muchas horas de escuchar la radio, gentileza de Internet.

Hay un programa en Radio 5 los domingos a las once de la noche presentado por Luis Antonio de Villena llamado “Las aceras de enfrente”. El espacio está dedicado al mundo LGTB y más o menos he procurado no perderme ninguna entrega. El interés del programa radica en el invitado, por lo que hay días que le doy al stop antes de tiempo y busco el de otra semana.

Debate sobre la homofobia (Las aceras de enfrente)



Hubo un programa planteado como debate dedicado a la homofobia presente en nuestra sociedad. Una de las invitadas –si la memoria no me falla era la dueña de la librería Berkana- proclamaba que había que ser por encima de todo visibles. Detrás de este concepto no hay ni más menos que mostrar tu homosexualidad sin tapujos en cualquier ámbito vital (tu familia, tus amigos, tu trabajo). Esta señora fue más allá al insistir que la educación era fundamental y que los profesores era uno de los colectivos que tenía que hacerse más visible, y creo que añadió un comentario del tipo “porque anda que no hay”.

Habrá personas que se lo echarán más a la espalda pero yo no dejo de llevarlo mal. Critico duramente actitudes homófobas o retrógradas en el aula, y sé perfectamente por destinos anteriores que esto te puede traer problemas (y no todos los claustros de profesores son la panacea universal, uno tiene que escuchar cosas tan presuntamente modernas como “a mí con tal de que no se metan conmigo que hagan lo que quieran” y lindezas por el estilo). No es tan sencillo… Y con alumnos pertenecientes a zonas rurales, me atrevería a decir que se me hace todavía más cuesta arriba. Para callar mi conciencia me compro libros con estrategias para erradicar el bullying homofóbico pero no sé si es suficiente.

Yo no me atrevo, desde luego… Seguiremos recurriendo a YouTube.

26 marzo 2010

María Dolores

A ver quién es el guapo que no termina cantando al compás


Un poco de petardeo yeyé de la señora que provocó la anécdota más recordada del programa presentado por José Luis Balbín


Internacionalidades varias


La politique, claro que oui


Lola, no more no less

21 marzo 2010

¿Con qué la lavaré?



Con qué la lavaré
La flor de la mi cara
Con qué la lavaré
Que vivo mal penada
Lavanse las casadas
Con agua de limones
Lavóme yo cuitada
Con penas y dolores