24 enero 2010

Niné (y un señor de Murcia) aka un larguísimo spot de Martini

El jueves pasado por fin pude ver Celda 211, diferentes causas me habían mantenido alejado del lejanísimo multicine donde todavía se mantiene desde el mes de noviembre. La película es altamente recomendable, a pesar de algunos giros de guión pelín chirriantes que afectan sobre todo a los personajes de Antonio Resines y Marta Etura. Es un puro chute adrenalínico, comienza la peli y te tiene pillado hasta que se encienden las luces. Y no digamos cómo está Luis Tosar, acojona sólo el tono de voz que pone. Y sus segundos de a bordo tampoco están mal...

Recientemente también he visto La cinta blanca. En algunas partes he leído que "no es para tanto y bla bla bla...". Hombre, no es que sea la película de mi vida, pero incluye escenas de lo más desasosegantes que justifican al cien por cien su visionado.

Y ayer vi Nine...

Si llego a saber que existía este theatrical trailer me habría ahorrado dos horas y unos cuantos eurillos:



La presunta historia que cuenta Nine es el vacío creativo que sufre un director de cine italiano (inspirado en el que ya todo el mundo sabe así que me ahorro lo de ocho y medio demás). El hombre busca ideas aquí y allá en las mujeres que han tenido alguna importancia en su vida: su esposa (la que hizo de Edith Piaf aquí poniendo cara de Giuletta de los espíritus), su amante (Penélope Cruz graciosica aunque un poco feúcha en algunas escenas), su actriz (qué perfil se te ha quedado Nicole, qué perfil, hija mía, la arruga es bella), un putón verbenero (haciendo posturitas a lo anuncio de colonia) una periodista (la que tiene el número musical que te despierta del sopor), su mamma (Sophia, la que anunciaba pastas Gallo) y la que le diseña el vestuario (Judi Dench, chica para todo en cualquier production).

Los números musicales -supuestamente brillantes, aunque más cercanos a un anuncio de Martini o de Cinzano- están muy mal insertados en el plúmbeo argumento. Además, tuve la sensación de que estaba viendo una representación teatral filmada, no hay un buen casamiento entre la trama argumental y la cancioncita de turno (el ejemplo más sangrante es el número de Judi Dench). A Daniel Day Lewis no hay quien se lo crea haciendo de italiano ¿por qué rechazaría Anthony Flags el papel? ¿o no se lo ofrecieron? ¿o se olía el pastel? ¿o el musical en teatro es tan plof como en cine?

Un super bluff que no me extraña que no haya conseguido meter baza ni en los Globos de Oro ni en los Oscars ni ná de ná. Claro que después de lo de Avatar, uno ya se lo espera todo. Desde luego como la peliculita de los gatos alargados azules en un decorado loca trapera gane el Oscar a la mejor película éste que les escribe pide asilo político en el Tibet.

23 enero 2010

Gracias Myolastan



Por primera vez en mucho tiempo, ante las impertinencias constantes de ciertos alumnos me salió la siguiente contestación, además que me quedé tan pancho:
"Mira, es que me da igual, no me importa nada"
(Nueva impertinencia)
"No discuto más, vamos a trabajar, y si no te gusta coge carretera y manta"
Y ni el más mínimo acelere del corazón.
Fin de las impertinencias -al menos por unos quince minutos, no más-
Con los siguientes intentos desestabilizadores, idéntica reacción.

GRACIAS MYOLASTAN

19 enero 2010

En la inopia

Esto me ocurre desde que tengo uso de razón, pero últimamente se repite tanto que me estoy asustando un poco. Soy muy despistado y me cuesta mucho quedarme con una cara, seguro que he quedado como un maleducado con más de una persona porque no la he saludado por la calle (o viceversa, he saludado a quien no debía).

Ay qué desastre...

15 enero 2010

Jordi Mollà



Aunque la noche, conmigo,
no la duermas ya,
sólo el azar nos dirá
si es definitivo.

Que aunque el gusto nunca más
vuelve a ser el mismo,
en la vida los olvidos
no suelen durar.

08 enero 2010

Bienvenida Natalia Ruisssss. Bienvenida a mi ejecusión. ¿Creías que estaba destruida? Pues ya ves que no... Aquí estoy, bien, bien arreglada



Hay que llegar al 4:40 (sin Juan Luis Guerra) para gozar de esta gran actriz, Lupita Ferrer. Lo bien que declama. Este diálogo es mi mantra para superar los fríos y demás cosas "Aquí estoy... Bien, Bien arreglada"
Y lo de "Genio y figura hasta ja ja ja" es irrepetible.

Poquico a poco voy volviendo a la blogosfera (I hope).

Todo el mundo a arreglarse porque genio y figura hasta ja ja ja... (no sé si lo declamaría tan bien como ella, me temo que no, Lupita sólo hay una)