14 octubre 2009

Amancio Prada vs Je t'aime...moi non plus



Mi novio dice que canta como si se lo estuvieran follando, fíjate.






Opiniones, con perdón de la palabra s'il vous plaît.

Pero me parece que tengo un poco noir lo de ir a su concierto en Ceutí.

12 octubre 2009

No sé qué haga... Si ponerme a servir o meter criada


Ayer por la mañana me lo decía yo a mí mismo, no sabía si terminaría la velada viendo en el DVD Marisol rumbo a Río y montarme una coreografía coxis generis de Bossa Nova junto a ti o bien acudir al cine más cercano a ver la última de Amenábar.

Ganó Rachel Weisz, claro está. Lo más emotivo para espectador de vetusto cine del centro y un pelín alérgico al multiplex de centro comercial más lejano: Desde que fui a ver El Retorno Del Rey (lo confieso, sucumbí a El Señor de los Anillos) no había contemplado atónito una cola tan kilométrica en la puerta del cine Rex ¡si hasta tuvieron que abrir el gallinero porque el patio de butacas estaba hasta arriba! Mi almita de cinéfilo criado en cines con personalidad propia, no como estos multicines donde todas las salas son iguales ¡y sin cortinas! se puso muy pero que muy contentita. ¡Y hasta aplaudió la gente al terminar!

A los oyentes de la COPE (y a los de la nueva emisora de FJL), espectadores de Intereconomía y fans de Carlos Dávila la película les va a sentar a cuerno quemado porque a nuestros antepasados primeros cristianos los ponen como hoja de perejil: fanáticos, vestidos de negro, con la mano siempre en el zurrón para tirar la primera piedra (los de clase baja) o bien ambiciosos, codiciosos y sedientos de poder (el obispo). Contrasta con semejante panda la Hipatia protagonista, un tanto imprudente al seguir erre que erre con lo de "no me bautizo" con semejante panorama, donde cualquier hijo de vecino se bautizaba para no despertar sospechas o para escalar puestos en el orden social.

La historia que cuenta indudablemente es muy bonita (y para mí era totalmente desconocida hasta que empecé a saber del rodaje de la película que nos ocupa) y se gana tu corazoncito (si eres como la Bruja Avería: gorda, fea y un poco atea pues ya haces volteretas laterales con salida Comaneci) ante la crítica que hace a los fanatismos religiosos de cualquier tipo (lo que ocurre es que al ser cristianos da como más apuro) y a cómo ciencia y religión son conceptos antagónicos, algo que sigue ocurriendo en nuestros días.

Sin embargo, hay un momento en que la historia se vuelve reiterativa, con demasiados planos de la Tierra vista desde el quinto pino, demasiadas escenas de los interrogantes científicos que se plantea la protagonista, un tanto, insisto, ingenua al no ser consciente del tremendo follón que se tejía a su alrededor, todo para hacerse con el poder, ni más ni menos. Otro sin embargo afecta al actor que hace de esclavo de Hipatia, sus caritas enfurruchadas de "ya-no-te-ajunto" que pone en pleno incendio y saqueo de la Biblioteca son de hincharlo a palos al decir "Corten". ¿Es que no había nadie mejor para hacer el papel?

A pesar de estos peros, daba la sensación de que la gente salía contenta del cine y que la va a recomendar a sus amigos y familiares, de lo que yo me alegro y regocijo. El secreto de sus ojos, Rec 2 y Ágora son tres películas españolas muy distintas que están llenando los cines. Buenas campañas publicitarias, muchísima promoción y ninguna es un horror ¡ése es el camino!

06 octubre 2009

cancionero coxisiano. Hoy presentamos "Quand on m'enterrera" de Sabrina



Mi niveau de francés no da para incluir las paroles, je suis desolé.

A petición de mi querido Mr Theodore, ahí va la historia de la querencia por esta tonada: La canción va incluida en un EP marca Belter cuya imagen incluyo:


Yo apostaría a que la tal Sabrina es la pequeñica con el vestido rosado, porque a la otra fémina parece que le pega más el nombre de Madalena Iglesias.



El EP andaba por casa desde antes que yo llegara a este mundo por lo que no sé quién lo compraría (curioso que nunca lo preguntara), supongo que sería mi madre, o igual fue un préstamo que le hizo mi Tita Pop que nunca fue devuelto. Vaya usté a saber...

05 octubre 2009

[REC] 2 -sin spoilers, I promise-

Nos metimos a ver la primera parte pasadas ya varias semanas de su estreno, ante los buenos comentarios a nivel crítico que había provocado. De más está decir que la película da auténtico miedo, sustos bien dosificados y un final con secuencia de acojone total que hacía retorcerte en la butaca, levantando incluso los pies (doy fe).

La segunda parte es la película que me hubiera flipado si hoy tuviera quince años. Empieza con un homenaje a Aliens donde los marines son reemplazados por los GEOs (uno de ellos porteño y un poco sobreactuado). Poco después descubrimos que la infección rabiosa que atacó a los vecinos del inmueble barcelonés tiene un origen pelín complicado de solucionar, con homenaje a ese peliculón llamado La Cosa. Al mismo tiempo, entran en escena tres niñatos curtidos en la época del YouTube, el Facebook y demás zarandajas, absolutamente estrangulables.

Lo bueno que tenía el primer episodio (me da en la nose que habrá tercera parte, vistas las cifras de recaudación, de las que yo me congratulo) era el tono serio y oscuro; la película daba miedo, auténtico miedo. Los directores, temerosos quizá de no alcanzar estas cotas, han optado por toques de humor en secuencias terroríficas y por, como decía la crítica del Fotogramas, no tomarse la historia demasiado en serio. Este punto de vista adoptado, muy comercial para público adolescente, es respetable, pero palidece ante el recuerdo de cualquier secuencia de su predecesora. En esta segunda parte los botes que se dan en la butaca son producto de los efectos sonoros (¡¿qué haríamos sin el Dolby Stereo Digital?!), no del mal rollo de la historia.

Ah, la semana pasada vi El secreto de sus ojos, muy bonita, muy bonita...