12 agosto 2009

Yo, como la peli de Rocío Durcal con Bárbara Rey.





Me siento extraño...
Me siento mayor...
A lo mejor si tuviera su edad...

Como soy muy antiguo, me viene a la cabeza la canción de Marifé:


Espérate, porque estas criaturas ya tienen su background

Reconozco que me he reído bastante...

8 comentarios:

theodore dijo...

Opino lo mismo.

¿Cómo seríamos de estar ahora en nuestros teens? Habiendo crecido sin cine clásico en Tv, con la telebasura como reina de la programación, con Mónica Naranjo y Britney como referentes (y Madonna, Cher y Alaska como supremas sacerdotisas), con Tuentis, Facebooks y toda la tecnología como medio habitual, con tiendas de todo en todas partes....en fin, paro ya porque la sola idea me da dentera. Pero claro, eso porque lo veo con los ojos del que soy ahora. De haberme tocado esta época, pues seguramente estaría encantado de la vida....

Love,
Bárbara Rave

hm dijo...

Pero antiguo se nace o se hace...

Breckinridge dijo...

Los trillizos son de lo mejor!! No me puedo resistir comentarle a Bárbara (Rave), que yo crecí con Señoras y Señores, Sumarísimo (vaya hallazgo el de Pasa el Mocho), Palmarés y Aplauso. Y así he salido... Y sí, yo también estaría encantado de la tele de hoy, veo a mis sobrinas desquiciadas con Sálvame y la Noria y me da algo de envidia.

Manuel dijo...

¡¡Cómo son los trillizos!!

Pero, ¿no estamos ya un poco hartos de la mariquita plumera en televisión? ¿La normalización de lo gay implica que sólo sea visible (porque causa hilaridad) un cierto tipo de gay en televisión, dedicado, como no, a un cierto tipo de programas? ¿En televisión, sólo se es visible porque se tiene pluma, o es que a los machorros no les gusta el cotilleo y la charcutería?

Marifé forever.

Winnie0 dijo...

Yo cada vez me pregunto más....si la gente es que no tiene verguenza...¡qué cosas! Besos

Peritoni dijo...

No los conocía, jajajajajajjaa están muy mal!!!

coxis dijo...

El propósito de este post es que me siento extraño ante estas criaturas tan jovencitas... Por un lado me admira su morro total, su no cortarse un pelo, son un producto impensable durante mi adolescencia, eso lo aplaudo; pero ¿no están demasiado estereotipados? ¿soy un retrógrado? ¿me los tomo demasiado en serio a estos presuntos trillizos? ¿soy un antiguo?

Mejor me escucho la canción que perpetra la Choni del vestido amarillo, que se me ha metido y estoy todo el día canturreándola...

hm dijo...

Es que todos somos un poco choni...