31 agosto 2009

Los peores vídeos de todos los tiempos: "One of us" de ABBA

Si hace unas semanas coxis actually unió sus esfuerzos con los excelsos y nunca bien ponderados Breckinridge, Polo y Theodore para colocar cuál era a nuestro juicio el mejor vídeo musical de todos los tiempos, en esta ocasión vamos a hincarle el diente al peor vídeo de todos los tiempos (bueno, si no el peor, al menos uno que tiene muchas papeletas para llevarse el premio).



Mi grupo favorito, mis guías espirituales, por quien yo babeo sin ninguna vergüenza produjeron uno de los vídeos más feos que yo he visto jamás. Pertenece a su último LP “The Visitors” y por supuesto que la canción me encanta, me la sé de cabo a rabo y todo lo que haga falta. Pero el vídeo…

Empezamos con zoom inverso sacado de los vídeos que rodaban al hacer la Primera Comunión o “Nuestra Boda”, la prota del vídeo va a ser Agnetha, con un estilismo pelos fritos de salir corriendo. La situación que se plantea es la de una mudanza, Agnetha acaba de llegar a su nuevo hogar y se dispone a colocar todos sus cacharros: un libro por aquí, un disco de coros suecos por allá, un cuadro acullá. Hasta ese momento lo único abracadabrante es su peinado pelos fritos, pero viene el estribillo…

Por si no estaba fea, la vemos por partida doble. Agnetha, sus pelos fritos, sus brazos jamoneros y un vestido que me resulta imposible describir: ¿es un maillot de patinadora? ¿la parte de arriba de un vestido para salir en los carnavales? Vaya usté a saber, pero bueno, seguro que Frida sale más mona…

¿Pero qué te has hecho en el pelo, Frida? Parece que le has prendido fuego… Y esa cintita en el pelo no pega con el jersey con puntilla estilo tapete de ganchillo protege sofás. Ay Dios mío, me temo que no hay apaño…

Haciendo un jueguecito de espejos a lo final de A Chorus Line (la película) con iluminación de probador (o sea, luz horrorosa, donde te ves más feo que El Pupas) comparten plano Frida y Benny, éste me lleva una cazadora de cuero y unos pantalones vaqueros con un azulete cantoso cantoso, por no mencionar las poses que me hace en plan chulo piscinas…

Ay Dios mío (otra vez), aparece Björn ¡y se ha dejado barba! Si a ello le sumamos que le han colocado una chupa de cuero con unas hombreras vertiginosas, el pobre muchacho tiene aspecto de ser una cabeza reducida por los jíbaros. Ni más ni menos.

Acaba el estribillo y volvemos al piso de Agnetha, que sigue muy atareada en plan Home Improvement. Momentos kitsch: empapela la casa con unos diseños del año de la polka muy afanada y luego pinta una pared de amarillo, para lo cual la muchacha se viste ad hoc, es decir, camiseta y pantaloncito amarillos. Los pelos fritos continúan, no se crean ustedes que ha aprovechado para ponerse un pañuelo en la cabeza o algo por el estilo…

Volvemos al One of us is crying y volvemos al jueguecito con los espejos del probador de boutique. En esta ocasión, las composiciones con los espejos y los diferentes miembros del grupo se vuelven más sofisticadas, por decirlo así. Pongamos ejemplos: cabeza de Agnetha gigante con cuatro cabecitas pequeñas mirando al techo (dos de ella misma y dos de Frida); y luego el summum ¿he mencionado que Frida llevaba así como un tapetito de ganchillo? Pues no es por capricho, es para hacer la compleja composición en la que aparecen multiplicadas en arco una fila de cabezas de Agnetha y una fila de cabezas de Frida con su puntilla correspondiente, formándose un abanico. Asusta, ¿verdad?

No debo olvidar el mencionar la cara de basturrona que tiene Agnetha en el momento 3:25.

La mayoría de los vídeos de ABBA los dirigió Lasse Hallström, posteriormente autor de películas tan estimables como Las Normas De La Casa De La Sidra, pero desde luego que si dirigió esto, se lució el hombre.

Ahora bien, la canción es tan bonita…

Visitad los blogs de Breckinridge, Polo y Theodore, s'il vous plaît

29 agosto 2009

Betty Coixet, la última vez que me tomas los pocos pelos que me quedan (en la cabeza)



¿Qué se puede hacer en una todavía tórrida tarde de agosto? Pues ir al cine. Afortunadamente, todavía quedan 3 pantallas en el casco urbano y no hay que irse donde Cristo dio las tres voces. Las posibilidades no eran muy amplias: Anticristo (mira que me gusta Bailar en la Oscuridad y Rompiendo Las Olas pero como dicen que es tan bruta pues yo la veré en casita y si algo me parece muy fuerte lo paso de largo), Enemigos Públicos (pereza total) y Mapa de los sonidos de Tokio (a pesar de no haber visto Elegy ante el bluff total que fue la de la plataforma petrolífera con Tim Robbins).

Con lo graciosa que es la Coixet cuando habla por la tele o por la radio y lo ladrillera que es dirigiendo, está visto que lo de Mi vida sin mí fue como la fábula del burro flautista.

Atención, estoy en plan cascarrabias y puede que destripe el argumento así que si piensas verla STOP IN THE NAME IN LOVE, que diría Diana Ross. Resulta de que hay un japonés (atractivo, según mi mozo) cenando con unos inversores occidentales, su segundo de a bordo le dice algo al oído y al hombre le da un jamacuco. Mientras tanto, entra en nuestras vidas una moza japonesa con cara de estar más amargada que el culo de un pepino que trabaja en un mercado limpiando pescado (se ducha con limones, como Susan Sarandon en Atlantic City, claro que Susan es mucha Susan), la muchacha hace un ruido peculiar al comer y a otro japonés con muchas cintas de cassette y grabadoras por casa pero sin un peine le hace gracia y le pide si le dejaría grabarla (de ahí lo del mapa de los sonidos). Entre grabación y grabación el hombre sin peine ejerce de narrador más o menos omnisciente. Volvemos al japonés atractivo postjamacuco, su hija -que con siete años ya hacía unos comentarios profundísimos mientras se bañaba en la piscina- se ha cortado las venas y se ha ido al otro barrio. El padre de la criatura culpa de ello a su novio, Sergi López, horroroso, tanto física como en términos de doblaje (se ha doblado a sí mismo en un plan todavía más monocorde que cuando habla normalmente) y le dice al segundo de a bordo que no resiste que siga viviendo mientras su hija ha muerto. Vamos, que quiere que se lo carguen, ¿y quién se lo va a cargar? Pues la del mercado con cara de amargamiento que se saca un sobresueldo finiquitando a la gente.

La pavisosamatarife va a resolver el trabajo pero mira tú por dónde que le hace tilín el Sergi (menuda golfa) y se van a una habitación de hotel temático-parisina a echar algún kiki que otro (brevísima aparición de pichica Sergiana), claro, al supuestamente -porque con la cara que tiene no sabe uno qué pensar- enchocharse del catalán pues no se lo va a cargar. Pero claro, el que le hizo el encargo se coge un rebote del quince y la cosa termina trágicamente. Para intentar buscarle una lógica o una explicación, uno que trabaja con Sergi le dice que la difunta no quería a nadie, que se suicidó para fastidiar a su padre y a él, y supuestamente el Sergi seguía colgado de la suicida, él mismo dice que piensa en ella mientras se folla a la pavisosamatarife, cosa de no extrañar, ya que la muchacha no es que sea La Alegría De La Huerta... Y yo, en plan de, pues como si me dices ojos negros tienes...

Entre kiki y kiki pues plano de la pavisosa en el metro con cara de "Qué vida tan profunda llevo", toma aérea de Tokio, el que no se peina diciendo gilipolleces, y para rematar, la cancioncita de Antony and the Johnsons, probablemente el grupo con el cantante más grimoso y abofeteable (está crudo, dice mi mozo).


Lo positivo: llegué a casa con tal muermo que he dormido como un bebé, más que una manta vieja. Thanks Betty Coixet.

Menuda EME de película.

18 agosto 2009

Vacaciones



Al final cerramos el kiosco (sólo una semanita), pero para amenizar mi ausencia dejo unos cuantos vidéos que reflejan mi idiosincrasia (más o menos)




Antología de cachetadas (lo que no haya en YouTube...)


¡Lupita Ferrer!

14 agosto 2009

Sam Raimi



Años ha, todos los viernes quedaba con dos amigos para ir al vídeoclub y alquilar una película que veíamos en casa de uno de ellos, el privilegiado que tenía un vídeo Beta. En una ocasión alquilamos una peli titulada Posesión Infernal, aunque ahora es más conocida como Evil Dead por cosas de la globalización lingüística.

Posesión Infernal era una auténtica burrada. Unos muchachos se marchan a pasar el fin de semana a una cabaña donde Cristo perdió la alpargata, en el sótano encuentran un libro y un magnetófono, lo ponen en marcha y despiertan a unas fuerzas diabólicas que los van poseyendo uno a uno de la manera más bestia posible.

Para mis virginales ojos de trece años (luego censuro a los jóvenes de hoy y yo viendo pelis para 18 a estas edades) la cosa fue tan bruta que decidimos quitarla en el minuto 45 y seguir viéndola al día siguiente, por la mañana y con más luz. Vamos, que nos cagamos pata abajo.

Terroríficamente Muertos fue la secuela de Posesión Infernal, con más presupuesto para efectos especiales y también con mayor sentido del humor. Las escenas de terror estaban tan pasadas de rosca que terminabas riéndote, aunque a los pocos segundos dabas un bote en la butaca.

Años después se estrenó una tercera parte, muy inferior comparada con las anteriores, llamada El Ejército de las Tinieblas. Su director, Sam Raimi, en el entretanto, había rodado la muy estimable Darkman, con Liam Neeson y Frances McDormand. Después de algunos pasos en falso, como dirigir una película sobre béisbol con Kevin Costner (director de la muy reivindicable Bailando con lobos), Sam Raimi tuvo su entrada en el mainstream hollywoodiense con la trilogía de Spider-Man.

Pero parece ser que a este director le picaba el gusanillo de volver a su género favorito: al terror brutote, con la cámara enloquecida, y ese aire de Serie B tan saludable y regocijable. Arrástrame al infierno es como leer una historia de esos tebeos setenteros estilo Creepy o Vampus (¿nadie más los leía?). El film es una delicatessen para los que nos gustan las pelis de miedo añejas (el logotipo de la Universal al principio es setentero), para los que disfrutamos con los sobresaltos, con los toques guarrindonguillos y agradecemos algún toque de humor macabro para relajar entre susto y susto.

La película está sorprendentemente no recomendada a menores de 13 años (yo le habría dado un 18 sin duda), muchas veces estaba con la cabeza agachada o tapándome los ojos, aunque ahora con los Dolbys Digitales los pasmos están asegurados. A todo el que guste del estilo tildado de cartoonesco de Sam Raimi se la recomiendo sin dudar. Y el final es de los de sorpresa total.

12 agosto 2009

Yo, como la peli de Rocío Durcal con Bárbara Rey.





Me siento extraño...
Me siento mayor...
A lo mejor si tuviera su edad...

Como soy muy antiguo, me viene a la cabeza la canción de Marifé:


Espérate, porque estas criaturas ya tienen su background

Reconozco que me he reído bastante...

La última de Harry Potter



Ayer por la tarde aquí fui a ver la última de Harry Potter. No es que me vuelva tarumba el tema pero como he visto las demás partes pues eso... Aunque la verdad es que a veces me pierdo con el tema de los mortífagos (?) y demás zarandajas.

Como siempre, muy larga (2 horas y media), pero no se hace pesada (las dos anteriores sí me hicieron revolverme en la butaca), o a lo mejor es que yo iba con las expectativas muy bajas (La crítica española la ha puesto a los pies de los caballos y las recaudaciones tampoco han sido las esperadas en un producto de esta categoría).

Ahora bien, éste es el Harry Potter más SuperPop de todos, con escenitas de adolescentes revolucionados por las hormonas y mucho besito y tontuna... El actor que hace de Harry Potter está un poco "revejío" (no sé si este término se utiliza sólo en Murcia), quiero decir, escuchimizado y un tanto bajito de estatura. El término contrario es "recarcao" o "recarcá" cuando las cannes están bien prietas, turgentes y rebosantes.

Su compañero Ron si está hecho un tiarrón (ay, cómo pasan los años...) y la Melody está muy mona la muchacha.

Al Harry le han buscado una novia más bien feúcha pero muy echá-p'alante...

¿El argumento? Pues un correquetepillo algo cansino con Alan Rickman (yo de -más- mayor quiero estar tan estupendo como él) y Helena-chuminazo-Bonham-Carter (lo de chuminazo lo digo por su aparición en Las alas de la paloma, película de la que no recuerdo absolutamente nada, salvo que Mrs Burton mostraba el parrús).

Si no hay nada mejor que ver pues con el aire acondicionado se está a gusto.

Me ha quedado un poco ordinario el post, me temo...

10 agosto 2009

All About Farah aka Ligero Cambio De Tono

Mireille Darc camina altanera por el pasillo del hotel rumbo a la suite de la excelsa Farah Diba, cuando de repente…

EL DESCONOCIDO: Señorita Darc.

MIREILLE DARC: Ah, es usted.

EL DESCONOCIDO: ¿Le molesta que le haya hablado?

MIREILLE DARC: Al contrario, ya me resulta familiar verlo por aquí… Además, siempre me ha encantado que me reconozcan, especialmente los hombres… (hace una caída de ojos)

EL DESCONOCIDO: Va usted a verla, ¿verdad?

MIREILLE DARC: ¿A Farah? Pues sí, me dispongo a acudir a su suite para después encaminarnos al restaurant.

EL DESCONOCIDO: ¡Qué vidas tan maravillosas deben llevar ustedes!

MIREILLE DARC: Si usted está hospedado en un hotel como éste también debe llevar una vida llena de exceso y lujo.

EL DESCONOCIDO: No se crea, este hotel tiene habitaciones de distintas categorías… Pero a mí me vale, sobre todo después de haber podido hablar con usted.

MIREILLE DARC: ¿Con una actriz francesa semidesconocida en España? No creo que exista escalafón más bajo dentro de la celebridad.

EL DESCONOCIDO: No quisiera molestarla más, ya la dejo…

MIREILLE DARC: Un momento… ¿Le gustaría conocer a Farah?

EL DESCONOCIDO: ¿Que si me gustaría? No sabe usted cuánto… Pero mire, debería arreglarme un poco…

MIREILLE DARC: Está usted perfecto. A propósito, ¿cómo se llama?

EL DESCONOCIDO: coxis, coxis actually.

MIREILLE DARC: Bueno pues espere en la puerta, señor actually, que en un momento conocerá a su diva.

09 agosto 2009

De cómo Farah Diba se debate entre la exploitation italiana y el nudismo



A la mañana siguiente…

FARAH DIBA: No sé cómo pude hacerte caso.

CLEOPATRA GIOCONDA: Señora, ya sabe usted que tengo debilidad por las películas de tiburones, y si están rodadas en Malta ya para qué contarle…

FARAH DIBA: ¡Qué horror! ¡Qué mala! ¡Qué hilo argumental tan anodino!

MIREILLE DARC: Cómo se nota que no has visto “Tiburón: La Venganza” con Michael Caine... Ésta es un peliculón comparada con la otra. Lo que no me ha gustado es que no ha habido casi escenas gore, ni una mala pierna devorada ni una masacre…

CLEOPATRA GIOCONDA: Es que José Frade, distribuidor de la película, optó por la versión cut de la película. Pero circula una uncut donde se ve cómo se zampan con más detalle a los bañistas…

MIREILLE DARC: Hija, cuánto sabes…

CLEOPATRA GIOCONDA: Mientras que la señora echa la siesta, yo me empapo de la exploitation italiana.

FARAH DIBA (saliendo un poco por peteneras): Hay una cosa que sí me gustó, la canción de los títulos, me fijé y era de Guido y Maurizio de Angelis.

MIREILLE DARC: ¡Los de Orzowei!

CLEOPATRA GIOCONDA: ¡Y Sandokán!

MIREILLE DARC: Con ese Kabir Bedi… Ya no hay hombres así. Desde luego Cleo mira que eres borde, bonita, ahora que me estaba olvidando de mi dique seco me lo recuerdas, porque, para tu información, por cumplir tus deseos cinéfilos seguimos en este resort mariconeril, mona.

FARAH DIBA: Nos quedaremos por aquí un día más…

MIREILLE DARC: A ver si me encuentro con algún sosias de Mr Bedi y al menos me llevo una alegría al chumi.

CLEOPATRA GIOCONDA: Me parece que lo tiene usted un poco noir.

FARAH DIBA: Coge la sombrilla, Cleo, que el sol me viene fatal para el cutis.

MIREILLE DARC: Nos viene, guapa, nos viene. Y hablando de pieles, ¿y si nos aventuramos y abandonamos la dictadura de la playa textil?

FARAH DIBA: Expliquez-vous.

MIREILLE DARC: Ay diva Diba a veces parece que te has caído de un guindo, se trata de que tomemos el sol y nos bañemos enseñando chumi.

FARAH DIBA: ¿Yo mostrando mi real foufounette? ¡Cochina! Moi jamais!

MIREILLE DARC: Pero hija, si aquí no te lo va a mirar nadie…

CLEOPATRA GIOCONDA: Entonces qué, ¿cojo el pareo o no lo cojo?

05 agosto 2009

Farah Diba Rediviva



Nuestra emperatriz de cabecera está disfrutando de unos días de relax en Sitges. La acompañan su chacha Cleopatra Gioconda y Mireille Darc, a la que le gusta llevar bikini.

FARAH DIBA: Qué bonita es España. Está tan limpia...

MIREILLE DARC: España, trono y tronío.

FARAH DIBA: Mireille, nena, ¿cómo ya levantada? Si todavía no son ni las nueve de la mañna...

CLEOPATRA GIOCONDA: Es verdad, Madame Darc, anoche comentó en la cena que saldría a buscar hombres.

MIREILLE DARC: Ay... Queridas amigas pertenecientes a diferentes clases sociales. Este sitio está muy limpio, es verdad, pero aquí no hay rien que faire.

FARAH DIBA: Explícate, s'il vous plaît.

MIREILLE DARC: No quiero sonar ordinaria, bien sabes que todavía no he ingerido alcohol y me escucho, quiero decir, me pienso lo que voy a decir.

CLEOPATRA GIOCONDA: ¿Le traigo un Gin Tonic?

MIREILLE DARC: (sin escuchar la maldad de la chacha, da un suspiro y pronuncia su queja) Aquí me temo que no mojo.

FARAH DIBA: Ay por favor...

MIREILLE DARC: Pero si es cierto, os cuento nenas, ayer me pongo de punta en blanco y me voy a pasear por el Carrer del Pecado. El panorama acrecentó mis esperanzas humedecedoras porque estaba todo lleno de chicos, muchos chicos...

CLEOPATRA GIOCONDA: Con la ceja depilada.

MIREILLE DARC: Sí, sí... Monísimos todos, una pandilla de perras...

FARAH DIBA: ¿Cómo?

MIREILLE DARC: Lo que te digo, Diva Diba... ¡Esto es un resort mariconeril!

FARAH DIBA: Quoi? ¡Estoy pasando mis vacances en un resort para invertidos! ¡No pudo ser más ofendida la excelsa ex-emperatriz de Irán! Cleopatra, mis valises.

CLEOPATRA GIOCONDA: Pero señora, no me sea rancia... Además, esta noche dan en el cine de verano L'Ultimo Squalo y yo quiero verla...

FARAH DIBA: ¿Te atreves a contradecirme? Claro, como crees en Jesús y yo en el Profeta...

MIREILLE DARC: Discusiones no, por favor, que bastante llevo ya tragado... Bueno más bien, no he tragado nada... Ay, la dictadura de la foufounette...

FARAH DIBA y CLEOPATRA GIOCONDA: ¡Ordinaria!

(Hay una pausa valorativa...)

MIREILLE DARC: ¡Ya lo tengo! ¡Iremos a La Rivière!

CLEOPATRA GIOCONDA (para sí): ¡Hala! Ya me toca hacer maletas por culpa de la carca de la una y la golfa de la otra...

04 agosto 2009

Lo que la TDT nos trajo

La TDT nos trae perlitas como las de este primer vídeo, momento 0:51 mi favorito "Dolce Vita Dolce Vita Dolce Vita es el biscuit que diariamente necesita", la gritona de la cerveza dorada ("Dorada es brillanteeeee") y el anuncio de los Zumos Vida, atrevería a decirme, muy cincuentero. Y sí, también sale "Marie Claire - Marie Claire" y el coche para gente encantadora.



Y aquí, entre otros, nuestra Conchita diciendo contamos contigo... El anuncio de las patatas, algo cutrón... Un frigorífico a gas butano... La bicicleta BH y la mamá con las pieles... El Madelman... La Señorita Pepis... Font Vella el agua ligera... Una señora muy mona hablando de las virtudes del Cola Cao... El chocolate Loyola... El nuevo y yeyé Angel Face... Y de títulos de crédito los Pizzicato Five.



Yo diría que los años que colocan bajo el anuncio son incorrectos...

Mira que me gustan las cosas vintage pero éstas me dan un ligero yuyu... ¿quienes serán los accionistas?


Y no sale en el vídeo pero luego se pusieron a alabar las virtudes de la prensa del movimiento...

Y una canción muy estupenda para levantar el ánimo.

02 agosto 2009

Cumbres bizarras: SOUL DRACULA



Ni She-Wolves ni gaitas, esto es un temazo y lo demás son tonterías.

Seguro que ha sabido a poco el minuto y medio escaso, así que aquí va la canción de cabo a rabo


y, gracias a los conocimientos de Mr Theodore (¡quiero un tour por tu colección vinílica!) la portada del disco, es de TRACA: