27 junio 2009

Y después de la E.S.O. ¿qué hacemos?

Se nos termina el curso, ya están evaluados los alumnos, ya están preparados e incluso fotocopiados los exámenes de septiembre y se me queda un cierto regusto amargo este año, no puedo negarlo.

Como todo el mundo sabe, nuestros alumnos que terminan la E.S.O. pueden obtener el título hasta con dos asignaturas suspensas (siempre que no sean Lengua y Matemáticas). El equipo docente de profesores aconseja a los alumnos sobre, vistos los resultados obtenidos, los estudios a seguir al curso siguiente. A los que titulan con asignaturas suspensas o a los que sacan notas raspaditas se le suele recomendar que se matriculen en un Ciclo Formativo de Grado Medio (la antigua Formación Profesional), pero luego pasa lo que pasa, que la mayoría se matricula en Bachillerato.

Detengámonos un momento en estos estudios. Para los no iniciados, hoy en día ya no existe el Bachillerato de Letras y Ciencias, ni siquiera el de mixtas para los indecisos. Lo que el alumno se encuentra es con:
a) Bachillerato de Humanidades y Ciencias Sociales.
b) Bachillerato de Ciencias de la Naturaleza y la Salud.
c) Bachillerato tecnológico.
d) Bachillerato de Artes (Plásticas o Escénicas, a elegir)

En todos tienen que estudiar Lengua Extranjera (la mayoría se decanta por el inglés) y aquí es donde empieza la gran tragedia. Algunos estudiantes, de algún modo, llegan a la conclusión de que hay bachilleratos fáciles y difíciles. Estos estudiantes suelen ser los que buscan obtener el título para poder llegar a ser bombero (me parece respetabilísimo), pongo por ejemplo, o son estudiantes que han rodado por diferentes bachilleratos buscando el más asequible, dejando pasar los años tontamente. Lo que intento apuntar es que, desafortunadamente, si tienes que torear una clase con este perfil sueles encontrarte con gente que probablemente no ha aprobado el inglés en su vida, que lo aprobó en cuarto de la E.S.O. con un cinco (lo cual no es muy buena señal) o incluso que viene de Diversificación Curricular (una especie de E.S.O. adaptada pero con la que un estudiante titula como cualquier otro, teniendo todo el derecho del mundo a estudiar Bachillerato).

El programa del primer curso de Bachillerato es densísimo, prácticamente tienes que dar toda la gramática inglesa, además de ampliarles el vocabulario, asentar conocimientos de false friends, de phrasal verbs (me estoy poniendo muy técnico, desolé), leer al menos un par de novelitas y enseñarles a redactar con más o menos soltura (con tres horas a la semana, por cierto). Pero ¿qué hace uno cuando descubre que la mayoría escribe el pasado de be como bed o beed? Pero esto no queda así, los alumnos que no llegan, sea por desinterés, por falta de nivel, porque no estudian, por lo que sea, no hacen lo que se hacía normalmente en el vetusto B.U.P., es decir, dejar de ir a clase. Yo recuerdo cómo paulatinamente las clases se iban quedando vacías a medida que avanzaba el 2º de B.U.P. en la asignatura de, por ejemplo, Física y Química. Así, el profesor se encuentra con un grupo de más de treinta alumnos donde pueden seguirte, con un poco de suerte, el diez por ciento de la clase. Obviamente los que saben más bien poco no se están callados, llegan tarde, tienen todos los derechos y ninguna obligación, se enfrentan a ti, confunden la clase con el plató de Física o Química o de un Reality Show, etecé, etecé...

En la E.S.O. el profesor, una vez que ha captado el nivel de la clase con la evaluación inicial, puede más o menos adaptar los objetivos para que la mayoría de los estudiantes puedan salir adelante (hablando en plata, bajar el nivel de exigencia, el quid de la cuestión). Pero el Bachillerato no es algo obligatorio... Pero (más peros) en bachilleratos artísticos las asignaturas propias de la especialidad por los motivos que sean (criterios de calificación, carácter más práctico, porque son las que les gustan) son superadas por la gran mayoría de los estudiantes. Y los que damos las materias comunes (Lengua, Filosofía y Primer Idioma Extranjero) nos convertimos en los malos de la película... dejando a muchos estudiantes con tres suspensos para septiembre -por cierto prácticamente ya están en segundo de Bachillerato, con que aprueben una ya acceden- y pasan de curso arrastrando las inmensas lagunas en su conocimiento.

¿Deberían reestructurarse los planes de estudio? ¿Incluso considerar, igual que pasa con las Matemáticas, hacer un inglés más asequible y otro más orientado para los que quieran estudiar traducción, filología o simplemente tengan interés? Porque se oyen rumores de poner una prueba oral en la Selectividad y a mí se me pone la carne de chicken...

Ay, madre mía...

14 comentarios:

polo dijo...

Da rabia reconocer que las (demasiadas) reformas educativas nunca son al gusto de todos y que ninguna es perfecta.

Ya no voy a despotricar más contra la logse. Me ciño a tu panteamiento.

Hay que promover mucho más los ciclos formativos y, si incluyeran el Inglés (o Lengua Extranjera) en TODOS ellos (sí, Mecánica del Automóvil, también) ganarían más prestigio y más adeptos.

Y más plazas de Inglés, jeje.

Ahora tengo ganas de algún Bachillerato (creo que no has dicho que el supuestamente fácil es Sociales) o de algún ciclo porque llevo seis años en un centro que solo tiene ESO (aquello, no).

O sea que, para uno, cuarto de eso suena a estudios universitarios.
Pa´ que tú veas qué relativo es to´.

Gracias por tu comentario en mi especie de blog.

Nosotros nos conocimos por una canción de abba...

Eric dijo...

Uy! Qué ganas de ser profe me das, cariñete!

La verdad es que lo del inglés es algo increíble porque me parece de lo más esencial en el mundo en que vivimos y los chavales van como van... pero bueno, qué le vamos a hacer?

Sobre las asignaturas fáciles y difíciles se podrían escribir enciclopedias... están muy equivocados yendo a por lo fácil en lugar de a lo que les interese, pero, claro, ya imagino que sus intereses están más en FOQ y en GH que en ser personas de provecho...

Pero bueno, el caso es no perder la esperanza, respirar hondo y follar mucho (así te distraes al menos :P).

Ah! Como tacañona que soy, permite que te rectifique que el bachillerato tecnológico ha pasado a mejor vida... ahora (con la LOE) hay tres: modalidad de artes, modalidad de ciencias y tecnología y modalidad de humanidades y ciencias sociales...

Pero, vamos que tampoco cambia mucho el percal... :P

Breckinridge dijo...

No entro en polémicas de una ley contra otra, pero sí que es terrible que cada dos años haya una ley de educación nueva. Cada vez la gente sabe menos.

Yo tuve una profesora de inglés buenísima en el colegio, todo lo que sé se lo debo a ella (cierto es que en casa, desde hace 10 años, hablo inglés, pero el núcleo d elo que sé me lo proporcionó ella). Cuando estudiábamos verbos irregulares o preposicionales nos ponñia exámenes-sorpresa (pero que contaban para la evaluación, of course) en los que sólo se podía tener un 10 o un "0". Un mínimo fallo te daba un cero. te aseguro que nos los aprendimos todos de carrerilla, y hasta hoy.

"Angels in chains" es el mejor episodio de la serie y una de las cumbres de la historia de la TV. Los labios de Kim Basinger casi adolescente, la fiesta de las presas-fulanas, la carcelera lesbiana mala... lo mejor.

Breckinridge dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
coxis dijo...

El problema con los ciclos formativos sigue siendo que a pesar de haber más oferta no toda está al alcance de los estudiantes (y no todos los padres están dispuestos a mandarlos a muchos kilómetros de distancia a una edad tan temprana).
Puedo asegurarte que el de Sociales no es el más asequible, por mi experiencia vital. Y cuarto de ESO si el grupo da juego hay mucho para explicar y exigir.
y ABBA sólo puede traer cosas buenas, verbigracia, nuestro conocimiento. Ay mi ABBA, cuántas alegrías nos da, insisto.

hijo mío, mr Eric, perdón por mi algo deprimente texto -si te cae un curso gracioso, no hay trabajo mejor-, pero la verdad es que es lo que hay (y menos mal que ya vienen las vacaciones, si llego a tener que dar una semana más de clase creo que hubiera tenido que recurrir a -como Martirio- las drogas duras). Fíjate que la apostilla que me haces sobre los bachilleratos evidencia que:
a) Las leyes cambian que es una barbaridad
b) Como no me la empollé para la oposición pues ni idea
c) Vas muy bien preparao ¡ánimo! ¡ánimo! ¡ánimo!

madre mía, mr Breckinridge, si yo pongo un criterio de calificación como el de tu añorada profesora (gracias a ella no se te han olvidado los verbos, si es que hay dar caña, no hay más altenativa) se me tira -en el mal sentido de la palabra- la jefatura de estudios, algunos compañeros de fatigas, los del Departamento de Orientación, la inspección, los padres, etecé, etecé... Los niños no pueden sufrir (este año, en un examen de verbos irregulares avisado: un aprobado -y con un cinco y medio-)
El capítulo, cambiando de tema, es lo más. Cuando llegan nuestras ángelas al presidio y contemplan unos vestidos de cocktail (?) así muy bien colocaditos. Vivan Los Ángeles de Charlie.

Cinephilus dijo...

Has resumido a la perfección el gran drama del Bachillerato tal y como está concebido en nuestro imperfectísimo sistema. Personalmente, y como víctima de otra de las asignaturas comunes (Lengua, en mi caso) que impartimos los "malos de la película", creo que debería haber no dos tipos de Bachillerato, sino dos tipos de segundo ciclo de la ESO. O tal vez una alternativa al Bachillerato que no estuviese enfocada a la Universidad sino al mundo profesional. Mientras que no haya un sistema educativo que refuerce la formación profesional, seguiremos amontonando alumnos entre tercero de la ESO y Bachillerato a los que, de ningún modo, podemos impartir el currículo oficial, lo que acaba yendo en detrimento de quienes sí pueden y quieren asumirlo.
O los ciclos formativos se promueven y formulan en serio o seguiremos teniendo un montón de alumnos que hacen "bachilleratos fáciles" (es decir, Humanidades, siempre denostadas por todo y por todos) y que contribuyen a bajar, aún más, nuestro nivel de enseñanza.
Lástima que no vivamos más cerca, porque esto se merece un foro menos virtual y con algo más de vino y/o cerveza. Sin alcohol, no hay quien se pueda creer la logse o la loce o la loe o lo que quiera que sea esto en lo que vivimos inmersos...
Besos, guapetón

Manuel Sánchez de Nogués dijo...

Mi padre solía decir que todo lo que él sabía no se lo debía a los cinco años de universidad sino al bachillerato. Recuerdo perfectamente, cuando era adolescente, que soltaba una serie de latinajos y me quedaba mirándole medio embobado, a lo que me respondía: "yo es que hice un buen bachillerato". Pues bien, estoy seguro que mi bachillerato de BUP es infinitamente mejor que el de ahora. Y, sinceramente, tendríamos que partir de la base que hay personas que el intelecto les da para sacar bien el curso y otras a las que no, sin que esto implique un fracaso. Simplemente, se les tendría que orientar por otros caminos y no que por su culpa baje el nivel de la clase, con todo lo que ello implica.

Un saludo
Manuel

Stanley Kowalski dijo...

No puedo comentar nada, porque en Argentina, todo es muchísimo peor.

Gracias por visitarme y me alegra que te haya gustado.

BESOTES Y BUEN FINDE!!

Feer dijo...

Vaya, sabía que eras profe, pero no de inglés. Pues hijo, qué más da que seas el malo de la película, que espabilen, que repitan o que se piren. Habrá algunos que no lleguen porque no pueden, pero hay muchos que no llegan porque no les sale de los mismísimos cojones,... yo con esos no tendría la más mínima piedad. A la puta calle que ya no están obligados a venir.

Ah, super a favor de que tengas un vídeo de Farrah y nada de Michael.

caotico_jq dijo...

¿Prueba oral en selectividad? Madre del amor hermoso... la verdad es que sí que es como para poner la carne de chicken, con los niveles que hay por ahí.

Elisabeth dijo...

estoy con caotico,prueba oral? uisss esas dan yuyu


besitossss

coxis dijo...

Fíjate, mr cinephilus, si tienes razón en que todo lo que huele a Humanidades se considera de baja estofa porque en la E.S.O. sí que hay dos matemáticas (más asequibles y de más nivel) pero los demás tenemos que apechugar con lo que nos dan (me alucina cómo después de estar dando inglés desde que tienen seis años hayan retenido tan pocas cosas... Claro que prefiero no abrir ese melón porque los libros de texto de primaria son tan distintos a los de la secundaria...).
La clave está en los Ciclos Formativos, eso es indudable. Y desde luego que sí, que con una cañita o un vinito esto se digiere mejor...

Bienvenido mr Manuel! Parece que lo de cualquier tiempo pasado fue mejor en lo tocante a educación y aunque suene carca no está tan desencaminado. Esto de que a TODO el mundo le gusta estudiar, va a tener las condiciones idóneas, la estabilidad familiar adecuada y va a estar atento hasta los 16 años es una utopía auténtica. Y de nada sirve que se gasten millonadas en pizarras digitales o electrónicas o como se llamen, eso queda muy bien para el telediario pero en el día a día no sirve para nada porque sea con pizarra electrónica o con tiza al final el alumno tiene que ESTUDIAR y esforzarse.

Jolín, mr Stanley Kowalski, pues mare meua... Y Gracias por la Visita

No sabes lo que cuesta mantenerte en tu sitio, mr Feer, porque hay una cosa que se llaman "los cupos", "los diseños de grupos para el curso que viene", "no puede haber tantísimos repetidores en el curso X"... Todo está politizado (en el peor sentido de la palabra). Y el peinado de Farrah siempre será la masterpiece de todos los tiempos.

Mr Caótico y Miss Elisabeth, esa rumorología ya corre desde hace meses, aunque a quien se le ha ocurrido debe llevar mucho tiempo metido en un despacho y no ha pisado un aula en tiempo.

hm dijo...

Pero si tres horas son más que suficientes para eso... de hecho, deberían incluir en el temario un curso de macramé, y la discografía entera de Parchís... jajajaja.

Mis dos hermanos son profes y me cuentan a veces historias para no dormir, así que me hago cargo...

coxis dijo...

3 sesiones de 55 minutos (sobre el papel, que entre que consigues que se centren y entre poner orden se quedan en 40 minutos, de verdad de la buena)