14 junio 2009

Working Girl

Estos días de correcciones (de llorar, por cierto, pero no quiero pensar en eso ahora, ya lo pensaré mañana) me dejan aparcado muchas horas de la mesa al sofá, luego vuelta a la mesa y luego incursión en la mesa de la cocina y luego vuelta al sofá. En los ratitos muertos siempre es típico mi momento de revisión de pelis que hace mucho tiempo que no veo y que siempre apetece revisar. Ayer tocó Working Girl (no me gusta el título español, Armas de Mujer).

La unas veces mona otras veces horrorosa Melanie Griffith protagoniza esta deliciosa película que estuvo nominada a varios Oscar y compitió con Las Amistades Peligrosas (otra de mis adoradas) por los más importantes premios. El gato al agua se lo llevó la aburrida, plúmbea y olvidada (la vi en el cine en el momento de su estreno y no he tenido el más mínimo interés en revisarla) Rain Man con un insoportable Dustin Hoffman (donde esté Tootsie que se quite lo demás) y Tom Cruise (pasopalabra ante tanta perfección). Cuando estrenaron Working Girl yo me abalancé al cine para verla. Y repetí varias veces... Siempre solito. Estaba en esa edad horrible de no encontrar mi lugar en el mundo y de que el grupo de amigos/conocidos del barrio fueran consumidores habituales de cine de Stallone y Schwarzenegger. Desde los trece años iba al cine solo así que ni me planteaba si era algo raro o no...

Esto es un cuento de hadas, es como el lado brillante y feliz de lo que contaba Oliver Stone en Wall Street -de la que dicen que está preparando una secuela (?)-. Siempre me hago un lío cuando hablan de fusiones y adquisiciones, de acciones que suben y bajan, no me entero de ná pero eso es lo de menos. Curiosamente, y me sigue ocurriendo cada vez que reviso la película, no voy con el personaje de Melanie Griffith (aunque adoro su momento pasando el aspirador con su carnecicas en movimiento ¡Cuánto daño hace la cirugía estética!) ni tampoco con Harrison Ford (mi actor favorito de aquellos años, culpa de Han Solo y de Indiana Jones) sino con la mala de la peli, la pija, la trepa, la estupendísima Sigourney Weaver.

Sólo por su primera aparición en pantalla (cuando sale del ascensor y camina hacia su oficina) ya merece la pena verse la película. Dan ganas de tirarse al suelo y que te pise con sus taconazos. ¡Qué mujerona! ¡Madre mía de mi vida y de mi corazón! Yo es que me hubiera conformado llevándole el café sin azúcar a la oficina y poniéndole las botas para esquiar. Se ve que me conformo con poco y no soy muy del American Dream.

El theatrical trailer:


La otra robaescenas es sin duda Joan Cusack (imposible de olvidar en la recomendabilísima secuela de La Familia Addams)



Coffee? Tea? Me? (en la versión española lo dejaron en "¿un café? ¿una servidora?")

Incluso cuando se pone seria (a pesar de los cardados y el maquillaje) roba la escena (y se menciona a Madonna... ¡ya estaba en aquellos años! Dios... ¡Cómo pasa el tiempo!)


La canción principal sí que ganó el Oscar (la cantaba esa señora de boca king-size) pero no he encontrado el vídeoclip en Youtube, sino a este mozo que le echa valor


Ahora mismo me pongo el cedé del soundtrack y me hago un duet con la Simon como este buen hombre...

ACTUALIZACIÓN: Aquí está el vídeoclip -el sonido no es muy bueno, ni la pronunciación inglesa de Miss Gemio-

11 comentarios:

theodore dijo...

Obra Capital. Mike Nichols es uno de los grandes, y la Griffith estaba para todos los Oscars del mundo. Y Sigourney, bueno, eso ya son palabras mayores. Con lo grandota y hombruna que es, y cómo puede ser tan sexy y femenina, es un misterio.

Y por cierto, revisando a la Lomana... el tema de AlmoMac lo pusiste porque te dió el punto o es que te diste cuenta de que la Carmen es calcada hablando a Fabio?? Sobre todo en las primeras frases de la entrevista, es total!!!

Que te sea leve, corregidor. Un besote.

Breckinridge dijo...

A mí me enloquece Working Girl y coincido al 100% en tu análisis. Hay más one-liners geniales, como Sigou rey con la pierna escayolada llevándose al huerto a Harrison Ford diciéndole "Let's merge...". O la Cusack viendo la etiqueta de un vestidod e la Sigourney y diciendo "5,000 dollars? And it's not even leather!".

Es una película redonda y muy feel-good y, en un registro distinto, muy parecida en el fondo a las Mujeres almodovarianas. Yo de Sigourney soy fan, como de Carly Simon (recordad que estaban ambas en mis mitos eróticos). Lo de Melanie es una pena. Tanto talento, tanto sex-appeal. Se quedó en nada.

¿Cómo hacemos para que se nos cuele siempre Almodóvar?

p.s. menos mal que he releído porque había escrito "Working GRIL" en vez de Girl. Total auncio de Magefesa.

Cinephilus dijo...

A mí la corrección me ha desatado las ansias de devorar series atrasadas... Aun así, creo que esto de revisar grandes clásicos ochenteros es una alternativa estupenda para las sesiones de evaluación ;-)
De las nominadas de ese año me quedo con Las amistades peligrosas. Desde entonces sigo enamorado de sus protagonistas. ¡Incluso Keanu Reeves parecía hacerlo bien! Qué grande es Frears...

coxis dijo...

Espero que leyeras lo que te puse sobre Coco Avant Chanel, mr Theodore (está en los comments del post, escasos, para qué nos vamos a engañar). Qué bien lo de la peli, creía que iba a recibir palos por blandorro.
Pues lo del tema de AlmoMac no fue por el tono de voz, pero al verla me vino a la cabeza lo de "Estoy hasta el coño, estoy hasta el coño, quiero que me deporten". Una asociación de ideas un tanto rara, la verdad.
Ya he corregido, ahora tengo que sumar notas y hacer porcentajes... Delisioso (y no, no sé usar una hoja de Excel, lo admito, uso una calculadora-conversora de euros que me dieron en aquellos agitados años de transición monetaria).

Muy buenas las frases que apuntas, mr Breckinridge, es una peli muy feel-good, desde luego que sí. Lo de los mitos eróticos es digno de mención, ¿por qué será que nos ponen las tipas hombrunas? Porque a mí Sigourney me robó el corasón cuando la vi en Cazafantasmas haciendo de perra (literalmente). Qué penita Melanie con lo que prometía, pero no supo aprovechar el momento y se lió con Don Johnson, cuando llegó Antonio-te-quiero-una-jartá estaba demasiado out (a otra que le pasó más o menos igual fue a la reivindicable Daryl Hannah, que estuvo con JohnJohn y se le pasó el arroz). Se nos cuela Almodóvar porque forma parte de nuestra educación cinéfilo-sentimental, atreveríame a decir. Y una Working Gril sería una Melanie cuando pilla al pecholoboBaldwin con la otra, por ejemplo.

Hay juntas de evaluación, mr Cinephilus, en las que convendría ir provisto de Chivas Regal porque hay veces que se oyen unas cosas... De Las Amistades Peligrosas dijo el hoy un tanto defenestrado Boyero que era una película que a pesar de tener tantos recovecos, tantos dobles juegos, tantas dobles miradas, quedaba redonda. La tildó de obra de arte. Y no dejaba de tener razón. Hace poco leí en Fotogramas que había envejecido mal pero yo cuando veo la cara que pone Glenn Close al escuchar a Uma al arpa me rindo ante ella. Y Keanu pues muy mono (pero no es mi tipo, ni Malkovich...)

theodore dijo...

Sí, leí lo de Coco, gracias. Aún no la he visto pero tendré en Cuenca tu comentario, of course :-)

MM de planetamurciano dijo...

Ese año Santa Weaver estuvo nominada al oscar principal ( por Aliens) y al secundario ( por esta); tonto de mí llegué a pensar ke haría historia y mire, aún sigue sin el reconocimiento de la academia; menuda injusticia, leche.

TB97 dijo...

He leído en varias ocasiones que la Weaver es la digna heredera de las actrices clásicas de Hollywood por esa clase que hoy pocas tienen. Y queda eXtupenda en comedia, drama, acción o lo que le echen. Como puedes imaginar soy declaradísimo fans.

Gran momento también de la peli cuando nuestro Harry se cambia de camisa en la oficina...

O la Weaver apareciendo en el aeropuerto con el gorilón de peluche (por cierto, y sin ponerme repelentón, fue por Gorilas en la niebla por la que la nominaron al Oscar ese mismo año; Aliens es de un par de años antes).

Y a fin de año la tenemos en Avatar!!!

Peritoni dijo...

Qué buena la Sigourney!!
Y tú qué pobret en el cine solo con catorce años..y en aquella época era peligroso ¿no?. A mí yendo con mi hermana me metió mano un pervertido y nos tuvimos que sentar en el suelo en el pasillo.

caotico_jq dijo...

Mmmm... lamento contradecirte, pero si no recuerdo mal, en el doblaje español Joan creo que decía "¿Una coca-cola? ¿Una servidora?" (se nota que también la he visto más de un paer de veces, ¿no? jajajajajaja).

Matt dijo...

Dios! Tenía todo esto olvidado! Recuerdo estas escenas en más de una tarde sobremesera de domingo cuando era peque. ¡Y qué peinados! xD
Lo de que se mencione a Madonna es lo peor jajjaja

coxis dijo...

a Mr MM ya lo han corregido (un lapsus lo tiene cualquiera), por eso cuando baja del helicóptero lleva un gorila de peluche (Mr tb97 dixit)

Y siguiendo con mr tb97 el momento camisa de Harrison Ford es recordable porque el hombre no se lo tiene ná de creído, y Calista lo disfruta.

Ay Mr Peritoni de cienes y cienes de veces UNA vez un infame intentó sobrepasarse, y pasé mucho mucho mucho miedo (si un día estoy en plan recuerdos de mal rollo lo contaré)

Pues seguro que tienes razón mr caotico, la culpa la tiene mi querencia por la V.O. que la doblada se me ha ido borrando del disco duro... Ay el tiempo, el tiempo... The Monster (Terenci Moix dixit)

Los peinados son muy heavy, mr Matt ¿cómo cabían por la puerta con esos cardados -y las hombreras-?

Celebro que a todos os guste WORKING GIRL, yupi yupi yupi