29 junio 2009

Los años desnudos



Película estrenada el pasado otoño, fue un fracaso absoluto de taquilla, y eso que la anunciaban antes de Mamma Mia! con lo que había público potencial que podría sentirse atraído. Ahora que se puede ver en casita, pues no queda más remedio que afirmar que el fracaso fue merecido.

Esta pareja de directores canarios (a lo tonto me he visto su filmografía completa) nunca satisface por completo. Su único punto álgido sería la serie de televisión Mujeres emitida por la 2 hace un par de años. El inexplicable éxito de Perdona bonita pero Lucas me quería a mí (seguramente beneficiada por el momento en que se estrenó) provocó que insistieran en la fórmula petarda de la a mi juicio algo superior El grito en el cielo. La insulsa y posterior Descongélate daba la sensación que se acentúa en esta última, la del quiero y no puedo.

El planteamiento de la historia es de lo más atractivo. El cine clasificado "S" que se produjo durante la época de la transición que tanto dinero debió dejar (recuerdo bien los anuncios en los cines de títulos como "La caliente niña Julieta", "El fontanero, su mujer y otras cosas de meter", "La pitoconejo" etecé, etecé). Para ello se retrata la trayectoria de tres actrices que rodaron películas de ese género tan coyuntural y por tanto con fecha de caducidad. Está la que quiere ser actriz actriz interpretada por Candela Peña (no sé qué me pasa con ella pero no la soporto, es que tiene una expresión en la cara que me tira para atrás, es algo absolutamente irracional), la buscavidas interpretada por Goya Toledo y la que quiere llevar una vida standard interpretada por Mar Flores.

La ruta elegida por los directores es la del drama puro y duro, sin la más mínima concesión al humor ni el menor toque costumbrista [salvo en la escena en que el personaje interpretado por Candela Peña visita a sus padres] que es donde está su fuerte (recordemos la serie de televisión). La película avanza atropelladamente, con un ritmo a veces demasiado lentorro, los personajes no están bien dibujados del todo (no quiero dejar spoilers así que no lo explicaré) poniendo al espectador al borde de la tentación de darle al mando y avanzar rápido para ver si se anima la cosa, y a pesar de la interpretación de las actrices (Mar Flores incluso) la cosa no cuaja, no te emocionas cuando deberías emocionarte, no te apenas cuando deberías apenarte, ni te acongojas cuando deberías acongojarte dejando una incómoda sensación de ni frio ni calor que es más lamentable todavía cuando la película técnicamente está muy bien pero...

28 junio 2009

Locura de Amor aka NO PUDO SER MÁS OFENDIDA LA REINA CATÓLICA DE ESPAÑA

Cada vez que me tomo un disgusto laboral siempre hago terapia, terapia consistente en comprarme una peli. Como el otro día salí algo plof de la junta de evaluación pues me encaminé a la caza de alguna adquisición.

Empiezo a mirar y estaba tan cataplof que ninguna me hacía tilín. Busqué "Por fin ya es viernes" por darme un premio época Xairo pero estaba agotada (¿quién la habrá comprado?, cabría preguntarse). Más y más mirar, y cuando estaba planteándome comprarme un juego de toallas o de trapos de cocina me encuentro con esta joya:



Juan de Orduña, director del blockbuster patrio El último cuplé, dirigió este disparate regocijable con una Aurora Bautista en estado de gracia, absolutamente pasada de rosca (no olvidemos su interpretación de quitarse la peluca en La Tía Tula). El resto del reparto tampoco tiene desperdicio: Fernando Rey (sin barba todavía) interpretando a Felipe el Hermoso, el macizorro Jorge Mistral interpretando a Alvar -enamorado (incomprensiblemente) hasta las trancas de Jane The Crazy y rechazando a Sarita Montiel, que interpreta a Beatriz, mesonera y arribista local. Beatriz es en verdad una infiel que quiere cargarse a Nuestra Jane porque ella juró sobre el Corán que vengaría la muerte de su padre, que era un rey moro que debió cargárselo Queen Betty the First. También sale Manuel Luna (haciendo de malo, como casi siempre) y un jovencísimo Conrado San Martín.

Los diálogos (como se aprecia en la escena de arriba) son de lo más realistas. Los decorados así como de Exin Castillos y el vestuario parece que lo acaban de comprar en la tienda más cercana de disfraces de lo nuevecico que se ve. En las pelucas y en los muslos de los caballeros prefiero no detenerme, he amanecido generoso, ya ves...

Otro highlight (el gesto de Jane al entrar en los dominios de su lascivo esposo es de Oscar, de Goya, de César y de tó; la amante de Felipe también es digna de mención)



Recomiendo su visionado a todo aquel con bajón. A mí me ha hecho mucho bien. ¡Viva el cine español, viva! Diez euricos de ná cuánta felicidad traen.

27 junio 2009

Y después de la E.S.O. ¿qué hacemos?

Se nos termina el curso, ya están evaluados los alumnos, ya están preparados e incluso fotocopiados los exámenes de septiembre y se me queda un cierto regusto amargo este año, no puedo negarlo.

Como todo el mundo sabe, nuestros alumnos que terminan la E.S.O. pueden obtener el título hasta con dos asignaturas suspensas (siempre que no sean Lengua y Matemáticas). El equipo docente de profesores aconseja a los alumnos sobre, vistos los resultados obtenidos, los estudios a seguir al curso siguiente. A los que titulan con asignaturas suspensas o a los que sacan notas raspaditas se le suele recomendar que se matriculen en un Ciclo Formativo de Grado Medio (la antigua Formación Profesional), pero luego pasa lo que pasa, que la mayoría se matricula en Bachillerato.

Detengámonos un momento en estos estudios. Para los no iniciados, hoy en día ya no existe el Bachillerato de Letras y Ciencias, ni siquiera el de mixtas para los indecisos. Lo que el alumno se encuentra es con:
a) Bachillerato de Humanidades y Ciencias Sociales.
b) Bachillerato de Ciencias de la Naturaleza y la Salud.
c) Bachillerato tecnológico.
d) Bachillerato de Artes (Plásticas o Escénicas, a elegir)

En todos tienen que estudiar Lengua Extranjera (la mayoría se decanta por el inglés) y aquí es donde empieza la gran tragedia. Algunos estudiantes, de algún modo, llegan a la conclusión de que hay bachilleratos fáciles y difíciles. Estos estudiantes suelen ser los que buscan obtener el título para poder llegar a ser bombero (me parece respetabilísimo), pongo por ejemplo, o son estudiantes que han rodado por diferentes bachilleratos buscando el más asequible, dejando pasar los años tontamente. Lo que intento apuntar es que, desafortunadamente, si tienes que torear una clase con este perfil sueles encontrarte con gente que probablemente no ha aprobado el inglés en su vida, que lo aprobó en cuarto de la E.S.O. con un cinco (lo cual no es muy buena señal) o incluso que viene de Diversificación Curricular (una especie de E.S.O. adaptada pero con la que un estudiante titula como cualquier otro, teniendo todo el derecho del mundo a estudiar Bachillerato).

El programa del primer curso de Bachillerato es densísimo, prácticamente tienes que dar toda la gramática inglesa, además de ampliarles el vocabulario, asentar conocimientos de false friends, de phrasal verbs (me estoy poniendo muy técnico, desolé), leer al menos un par de novelitas y enseñarles a redactar con más o menos soltura (con tres horas a la semana, por cierto). Pero ¿qué hace uno cuando descubre que la mayoría escribe el pasado de be como bed o beed? Pero esto no queda así, los alumnos que no llegan, sea por desinterés, por falta de nivel, porque no estudian, por lo que sea, no hacen lo que se hacía normalmente en el vetusto B.U.P., es decir, dejar de ir a clase. Yo recuerdo cómo paulatinamente las clases se iban quedando vacías a medida que avanzaba el 2º de B.U.P. en la asignatura de, por ejemplo, Física y Química. Así, el profesor se encuentra con un grupo de más de treinta alumnos donde pueden seguirte, con un poco de suerte, el diez por ciento de la clase. Obviamente los que saben más bien poco no se están callados, llegan tarde, tienen todos los derechos y ninguna obligación, se enfrentan a ti, confunden la clase con el plató de Física o Química o de un Reality Show, etecé, etecé...

En la E.S.O. el profesor, una vez que ha captado el nivel de la clase con la evaluación inicial, puede más o menos adaptar los objetivos para que la mayoría de los estudiantes puedan salir adelante (hablando en plata, bajar el nivel de exigencia, el quid de la cuestión). Pero el Bachillerato no es algo obligatorio... Pero (más peros) en bachilleratos artísticos las asignaturas propias de la especialidad por los motivos que sean (criterios de calificación, carácter más práctico, porque son las que les gustan) son superadas por la gran mayoría de los estudiantes. Y los que damos las materias comunes (Lengua, Filosofía y Primer Idioma Extranjero) nos convertimos en los malos de la película... dejando a muchos estudiantes con tres suspensos para septiembre -por cierto prácticamente ya están en segundo de Bachillerato, con que aprueben una ya acceden- y pasan de curso arrastrando las inmensas lagunas en su conocimiento.

¿Deberían reestructurarse los planes de estudio? ¿Incluso considerar, igual que pasa con las Matemáticas, hacer un inglés más asequible y otro más orientado para los que quieran estudiar traducción, filología o simplemente tengan interés? Porque se oyen rumores de poner una prueba oral en la Selectividad y a mí se me pone la carne de chicken...

Ay, madre mía...

18 junio 2009

cancionero coxisiano. Hoy presentamos "Married Men" de Bonnie Tyler



¡Y basada en una novela de Jackie Collins! (no tenía idea) Desde luego que lo mío es de nacimiento...

Aquí la versión original, con más efectos "chiu-chiu-chiu" que son los que me arrebatan

Con los calores...

¡LLEGAN ELLAS!

NO SE MUEREN CON NÁ, NI CON ESCOBAZOS, NI CON INSECTICIDAS, NÁ DE NÁ, ¡PERO QUÉ ASCOOOOOO!


Seguro que Florenci lo aguantaría con mayor estoicismo...

14 junio 2009

Working Girl

Estos días de correcciones (de llorar, por cierto, pero no quiero pensar en eso ahora, ya lo pensaré mañana) me dejan aparcado muchas horas de la mesa al sofá, luego vuelta a la mesa y luego incursión en la mesa de la cocina y luego vuelta al sofá. En los ratitos muertos siempre es típico mi momento de revisión de pelis que hace mucho tiempo que no veo y que siempre apetece revisar. Ayer tocó Working Girl (no me gusta el título español, Armas de Mujer).

La unas veces mona otras veces horrorosa Melanie Griffith protagoniza esta deliciosa película que estuvo nominada a varios Oscar y compitió con Las Amistades Peligrosas (otra de mis adoradas) por los más importantes premios. El gato al agua se lo llevó la aburrida, plúmbea y olvidada (la vi en el cine en el momento de su estreno y no he tenido el más mínimo interés en revisarla) Rain Man con un insoportable Dustin Hoffman (donde esté Tootsie que se quite lo demás) y Tom Cruise (pasopalabra ante tanta perfección). Cuando estrenaron Working Girl yo me abalancé al cine para verla. Y repetí varias veces... Siempre solito. Estaba en esa edad horrible de no encontrar mi lugar en el mundo y de que el grupo de amigos/conocidos del barrio fueran consumidores habituales de cine de Stallone y Schwarzenegger. Desde los trece años iba al cine solo así que ni me planteaba si era algo raro o no...

Esto es un cuento de hadas, es como el lado brillante y feliz de lo que contaba Oliver Stone en Wall Street -de la que dicen que está preparando una secuela (?)-. Siempre me hago un lío cuando hablan de fusiones y adquisiciones, de acciones que suben y bajan, no me entero de ná pero eso es lo de menos. Curiosamente, y me sigue ocurriendo cada vez que reviso la película, no voy con el personaje de Melanie Griffith (aunque adoro su momento pasando el aspirador con su carnecicas en movimiento ¡Cuánto daño hace la cirugía estética!) ni tampoco con Harrison Ford (mi actor favorito de aquellos años, culpa de Han Solo y de Indiana Jones) sino con la mala de la peli, la pija, la trepa, la estupendísima Sigourney Weaver.

Sólo por su primera aparición en pantalla (cuando sale del ascensor y camina hacia su oficina) ya merece la pena verse la película. Dan ganas de tirarse al suelo y que te pise con sus taconazos. ¡Qué mujerona! ¡Madre mía de mi vida y de mi corazón! Yo es que me hubiera conformado llevándole el café sin azúcar a la oficina y poniéndole las botas para esquiar. Se ve que me conformo con poco y no soy muy del American Dream.

El theatrical trailer:


La otra robaescenas es sin duda Joan Cusack (imposible de olvidar en la recomendabilísima secuela de La Familia Addams)



Coffee? Tea? Me? (en la versión española lo dejaron en "¿un café? ¿una servidora?")

Incluso cuando se pone seria (a pesar de los cardados y el maquillaje) roba la escena (y se menciona a Madonna... ¡ya estaba en aquellos años! Dios... ¡Cómo pasa el tiempo!)


La canción principal sí que ganó el Oscar (la cantaba esa señora de boca king-size) pero no he encontrado el vídeoclip en Youtube, sino a este mozo que le echa valor


Ahora mismo me pongo el cedé del soundtrack y me hago un duet con la Simon como este buen hombre...

ACTUALIZACIÓN: Aquí está el vídeoclip -el sonido no es muy bueno, ni la pronunciación inglesa de Miss Gemio-

09 junio 2009

Las Aventuras de Farah Diba y su mucama Cleopatra Gioconda - Au Revoire dijo Voltaire



ESCENA DÉCIMA O ESPINELA

(Calles de Estocolmo. Farah Diba, Mireille Darc y Cleopatra Gioconda caminan sin rumbo)

FARAH DIBA: Ay...

CLEOPATRA GIOCONDA (para sí): Como digas otra vez cuánto echas de menos Irán me ahorco con el hilo del tampón.

FARAH DIBA: ¿Decías, querida?

CLEOPATRA GIOCONDA: Nada señora, chapurreaba en sueco... Ya sabe el dominio que tengo de la lengua de Bergman.

FARAH DIBA: Ya...

MIREILLE DARC: Oh La La, qué aburrimiento

FARAH DIBA: ¿Pues qué querías?

MIREILLE DARC: Perdona la ordinariez, mi querida Diba pero sigo hecha una perrrrraca.

FARAH DIBA: ¡La dictadura del falo otra vez! Con lo lista y despierta que tú eres...

MIREILLE DARC: Pero no sólo de listeces y despierteces vive la hembra. La hembra quiere ser mujer.

CLEOPATRA GIOCONDA: (para sí) Ahora se pone en plan Bette Davis para arreglarlo... Menuda ordinaria. Di que te pica la pipa, sonará más sincero.

FARAH DIBA: ¿No te conformarías con algún lifting que otro?

MIREILLE DARC: ¿Y acabar como Faye Dunaway? Jamais!

FARAH DIBA: ¿Quién es esa señora?

MIREILLE DARC: Una muchacha que prometía mucho, hizo una película llamada “Bonnie y Clyde” en el sesenta y siete pero luego le dio por hacerse la cirugía sin descanso hasta perder totalmente su gracia intrínseca.

(Farah Diba se queda silenciosa. Mireille Darc enciende un cigarrillo)

MIREILLE DARC: Ya lo decía Terenci Moix, el humo ciega mi coño...

FARAH DIBA: Otra vez con las citas ordinarias, seguro que ese tal Terenci sería otro ordinario como tú...

MIREILLE DARC: No sé, sólo leí una de sus novelas, donde una de las protagonistas decía eso.

FARAH DIBA: ¿Y cómo se ciega un coño?

MIREILLE DARC: ¿Quién es ahora la ordinaria?

CLEOPATRA GIOCONDA: Señoras... No quiero estropear tan magna discusión pero por ahí viene madame Mireille Mathieu...



ESCENA UNDÉCIMA aka “LA DISPARATADA”

(Cuando Mireille Mathieu está a punto de tropezarse con nuestras ídolas, Mireille decide cambiarse de acera porque hay una foto de Sarkozy. Mientras la lame ávidamente, nuestras heroínas corren como conejos hacia el aeropuerto)

FARAH DIBA: Huyendo de Suecia, como las fugitivas.

CLEOPATRA GIOCONDA: Si me permiten las señoras, son ustedes un poco caguetas.

MIREILLE DARC: Caguetas no, bonita, prácticas. No quiero que esa loca me estropee el coiffeur.

FARAH DIBA: ¿Volvemos a París?

MIREILLE DARC: No, nena, vámonos a l'Espagne.

FARAH DIBA: ¿Podremos visitar El Pardo?

MIREILLE DARC: No sé, Su Alteza, le pediremos audiencia a Esperancita.

FARAH DIBA: ¿La que sólo sabe bailar cha-cha-cha?

MIREILLE DARC: Mira que eres simplona, eres más simple que el agua de colonia.

FARAH DIBA: Eau de parfum, s'il vous plaît.

CLEOPATRA GIOCONDA: Señora, entonces saco Business para Madrid...

FARAH DIBA: Tú te sacas turista, Cleo.

CLEOPATRA GIOCONDA: (entre dientes) Japuta...

(Ya en vuelo, Farah Diba le pregunta a la desconocida que tiene a su izquierda)

FARAH DIBA: Disculpa querida, ¿qué película van a dar durante el vuelo?

LA DESCONOCIDA: No lo sé, señora... Pero, usted es ¡Farah Diba!

FARAH DIBA: Sí, hija, sí... Me sorprende que me conozcas.

LA DESCONOCIDA: Bueno, es que yo más o menos estoy metida en la nobleza. Yo era modelo lánguida y ahora mi marido es un Gómez-Acebo, sobrino del rey don Juan Carlos I.

FARAH DIBA: ¡Qué interesante!

LA DESCONOCIDA (AHORA YA SE SABE QUIÉN ES): Estoy abrumada, yo, conociendo a Farah Diba. La más diva de todas las emperatrices.

FARAH DIBA: Oh... (turbada)

LAURA PONTE: Tiene usted que venir conmigo a palacio...

FARAH DIBA: Mireille, ya tengo audiencia...

07 junio 2009

Las Aventuras de Farah Diba y su mucama Cleopatra Gioconda - Sexta Puntata



ESCENA NOVENA

(Lobby del hotel. Farah Diba y su mucama bajan vestidas de punta en blanco para su cita con Mireille Mathieu y Patrick Duffy. Mireille Darc viene a su encuentro, viste un clásico Chanel beige)

CLEOPATRA GIOCONDA: (para sí) ¡¿Será hija de puta internacional?! Yo no puedo competir con un Chanel... La próxima vez me meto en ebay en lugar de irme a Zara...

MIREILLE DARC: Farah, reina... ¡ja, ja, ja! ¡Y nunca mejor dicho!

FARAH DIBA: ¿Has bebido? Te encuentro un tanto dispersa...

MIREILLE DARC: (acercándose a Farah) Sólo un poquito, y estoy cachonda como una perrrrra... Tengo que tirarme al Duffy. Fin de la historia.

CLEOPATRA GIOCONDA: ¡Pero qué golfa…!

FARAH DIBA: Me parece inaudito, además de una ordinariez...

MIREILLE DARC: Pues tú misma... Hija del Profeta... Yo hoy no me quedo sin llevarme un rabo a este coño.

FARAH DIBA: Yo contigo no tomo el té... Vámonos Cleopatra Gioconda

CLEOPATRA GIOCONDA: Pero señora...

FARAH DIBA: Sentémonos allí, mira qué señora tan rubia y tan simpática se ve allí, seguro que es escandinava...

(Se sientan)

FARAH DIBA: Perdone que nos hayamos sentado así, tan cerca pero ya ve que está todo llenísimo. No le importa, ¿verdad?

KARINA: ¡Claro que no! Por favor... ¿quieren probar una pasta?

FARAH DIBA (dirigiendose a Cleopatra Gioconda): ¿Ves? ¡Aquí sí que hay estilo!

KARINA: Me presentaré... Aunque seguro que no hace falta que me presente... Soy tan famosa.

FARAH DIBA (más despistada que un pulpo en un garaje): Ejem... Claro, famosísima

CLEOPATRA GIOCONDA (dirigiéndose a Farah Diba): Señora, si me permite la familiaridad, ha metido usted la pata hasta el forro, de una salida a una loca. Tiene usted un ojo…

KARINA: He venido a hacer unos bolos en Linköping. Voy a presentar mis all-time greatest hits... Pero claro, no hace falta mencionarlos, son tan del dominio público...

CLEOPATRA GIOCONDA: Claro, si ya lo decía yo, que en este hotel había mucho glamour.

FARAH DIBA: ¿Y cómo es que no actúa usted en Estocolmo?

KARINA: ¿Estocolmo? Ni hablar... Ahora lo que se lleva es actuar en el circuito underground. A mí ahora me reivindican los más modernos del lugar. Soy un icono.

FARAH DIBA: Bizantino...

KARINA: Más o menos. Seguro que usted conoce mi gran hit, Aires de Fiesta. El año pasado lo cogió la marca Rexona para anunciar sus desodorantes y gracias a eso conocí un nuevo revival.

FARAH DIBA: ¡Qué interesante!

(De repente aparece Mireille Darc en un estado deplorable, el rimmel corrido, las medias rotas. El carmín había huido de sus labios. Cleopatra Gioconda no puede evitar esbozar una ligera sonrisa)

FARAH DIBA: ¡Por Alá, Mireille, parece que acabas de besar el suelo!

MIREILLE DARC: Entero y verdadero... ¡Qué desgraciada soy! (Grita) ¡Mi coño sin rabo!

FARAH DIBA: El lenguaje, cariño, el lenguaje...

MIREILLE DARC: A tomar por culo.

CLEOPATRA GIOCONDA (de lo más falsa): ¿Pero qué ha pasado?

MIREILLE DARC: Ya sabes mi querida Cleopatra Gioconda, permíteme tutearte, aquí entre hembras, que yo si me pongo un Chanel beige es con el objetivo de que alguien me lo quite después. Pues me he insinuado a Patrick Duffy, le he preguntado si había algo en el hotel que le interesara, románticamente hablando.

KARINA: ¿y? Perdón por entrometerme, pero ya que se sienta usted en la misma mesa que yo...

MIREILLE DARC: ¡Karina! ¡Qué honor y qué apuro! Verme de semejante guisa...

CLEOPATRA GIOCONDA: Prosiga, madame Darc.

MIREILLE DARC: Resulta que en ese momento la que se le aparece la Virgen se ha puesto hecha una auténtica gata... Me ha arañado, me ha tirado al suelo, me ha pisado con su tacón izquierdo y ha gritado que el único coño que disfruta del Duffy es el suyo. Luego ha jurado en varios idiomas, ya sabéis que Mireille Mathieu ha cantado en todos los idiomas, que nuestra amistad se ha terminado y que me olvide de pasar una temporada en su Chateau de Avignon...

CLEOPATRA GIOCONDA: ¿Será zorra? ¡Uy, perdón!

MIREILLE DARC: No... No... Tienes toda la razón, querida.

FARAH DIBA: Mujeres arrastradas por la dictadura del falo. ¡qué asco! Cuánto echo de menos Irán...

KARINA: Lo que tienen ustedes que hacer es venir conmigo a mi concierto, casualmente llevo tres entradas V.I.P., llevan un mini de regalo.

FARAH DIBA: Desde luego qué nivel, regalan un coche con cada entrada...

CLEOPATRA GIOCONDA (para sí): Sí, nena, sí...

MIREILLE DARC (en tono pensativo): Pues sí, a ver si algún segurata está bueno y me lo follo en el backstage...

05 junio 2009

Las Aventuras de Farah Diba y su chacha Cleopatra Gioconda - Quinta Puntata


ESCENA SÉPTIMA (FLASHBACK)

(Salón del trono de Teherán. Sentada en su trono está Farah Diba mirando por la ventana de palacio. En el otro extremo de la elegante estancia vemos al Sha de Persia hablando por teléfono. Por la estancia camina Cleopatra Gioconda hacia Su Alteza)

CLEOPATRA GIOCONDA (haciendo una reverencia): “Señora, su equipaje está listo”

FARAH DIBA: “¿Dónde iremos?”

(CLEOPATRA GIOCONDA se queda estupefacta ante la mirada de terror de su señora)

FARAH DIBA: “¿Quién querrá darnos asilo? Después de tantas fiestas y tanto boato nadie quiere acogernos”

CLEOPATRA GIOCONDA: “¿El presidente Jimmy Carter?”

FARAH DIBA: “No quiere enemistarse con los que nos echan”

CLEOPATRA GIOCONDA: “Con Nixon no nos habría pasado esto”

FARAH DIBA (intentando tranquilizarse ella misma y a los demás): “¿Metiste mis joyas en el baúl?”

CLEOPATRA GIOCONDA: “¿Y en España? Allí siempre nos quisieron”

FARAH DIBA: “¿No sabes que Su Excelencia El Generalísimo ya no gobierna? ¡Los que hay ahora no nos darían asilo! Representamos el Antiguo Régimen”

CLEOPATRA GIOCONDA: “El mejor que ha habido siempre”

FARAH DIBA: “¡Espera! Oigo al Sha hablar...”

(Sonríe Farah Diba aliviada)

FARAH DIBA: “Nos vamos a Egipto... Sadat nos acoge”

CLEOPATRA GIOCONDA: “Gracias al Profeta”

FARAH DIBA: “Salir así del país, como si fuera la misma Marie Antoinette...”

(Cuando Farah Diba despierte, no recordará mucho su sueño y volverá a su vida de lujos y aviones privados)




ESCENA OCTAVA (TAMBIÉN ONÍRICA, VALE, PUEDE QUE ME REPITA, PERO A DALÍ LE ENCANTABAN LAS ESCENAS ONÍRICAS, SI NO, PREGUNTAD A HITCHCOCK)

(Cleopatra Gioconda está ocupadísima organizando el buffet. La recepción parece que va a ser francamente importante. En esto que entra por la puerta de la exquisita cocina su señora, Bree Van De Kamp)

BREE VAN DE KAMP: “Cleopatra Gioconda”

CLEOPATRA GIOCONDA: “Llamaba la señora”

BREE VAN DE KAMP: “¿Han llamado los del servicio extra?”

CLEOPATRA GIOCONDA: “Sí, señora. Mientras estaba usted en el Salón de Belleza. Llegarán una hora antes de la recepción”

BREE VAN DE KAMP: “Espero que sean correctos y diligentes. Si no lo son, en ti confío mi querida Cleopatra Gioconda para que todo salga como debe salir”

CLEOPATRA GIOCONDA: “No se preocupe señora, además, usted siempre es la anfitriona perfecta”

BREE VAN DE KAMP: “Pero esta noche debo ser la mejor”

CLEOPATRA GIOCONDA: “Tranquilícese, señora. Nadie como usted sabe cómo interpretar y dirigir una cena en esta maravillosa casa en la que tan felizmente trabajo”

BREE VAN DE KAMP: “Esta noche anuncio el compromiso de mi hijo. Y bien sabe el Partido Republicano que no es una tarea fácil para mí”

CLEOPATRA GIOCONDA: “Usted es ante todo una madre”

BREE VAN DE KAMP: “Me alegro que me digas eso. Últimamente he tenido la sensación de que fracaso en todo”

(CLEOPATRA GIOCONDA se acerca a su señora y la mira a los ojos fijamente)

CLEOPATRA GIOCONDA: “Ya sabe que estoy dispuesta a todo por usted”

(BREE VAN DE KAMP aparta la mirada, visiblemente nerviosa).

CLEOPATRA GIOCONDA (diciéndole al oído, arrulladora): “Señora Bree...”

(BREE VAN DE KAMP cierra los ojos y traga saliva, intentando reprimir lo irreprimible... Cleopatra Gioconda le mordisquea la oreja, de la oreja pasa a su cuello para después besar sus labios dulcemente)

BREE VAN DE KAMP: “Oh, Cleopatra Gioconda... ¡qué ciega he estado!”

CLEOPATRA GIOCONDA: “Conmigo la señora será más feliz que nunca...”

(BREE VAN DE KAMP sonríe)

BREE VAN DE KAMP: “Anda, vamos a preparar toda la cena. Andrew está al llegar y no quiero decepcionarle. Ya habrá tiempo para seguir esta placentera conversación”

CLEOPATRA GIOCONDA: “Como mande la señora...”

(Cleopatra Gioconda se despierta un tanto circunspecta y pensativa... Nunca había tenido sueños de contenido lésbico. Después llegará a la conclusión de que las siestas no le sientan nada bien)

04 junio 2009

Las Aventuras de Farah Diba y su mucama Cleopatra Gioconda - Quarta Puntata


ESCENA SEXTA

(Farah Diba y su chacha Cleopatra Gioconda acaban de llamar a la puerta de la residencia de Agnetha Fältskog. Las recibe ella misma, la casa es así como muy de Ikea pero en bueno, todo madera muy maciza)

FARAH DIBA: "Está usted maravillosa"

AGNETHA: "Jag Var Sa Kar"

FARAH DIBA: "Y la casa es preciosa, divina"

AGNETHA: "Utan dej mitt liv gar vidare" (se marcha hacia la cocina)

FARAH DIBA: "Cleopatra, reina"

CLEOPATRA GIOCONDA: "Dígame, señora"

FARAH DIBA: "¿Sabías que ésta sólo habla sueco?"

CLEOPATRA GIOCONDA: "Parece mentira que siendo usted tan fan de ella no sepa que se le olvidó el inglés y que ya sólo habla en sueco. Y puede usted llorar por un ojo porque la recibe que menuda es ésta"

FARAH DIBA: "Probaré a hablarle en inglés, yo me entendía muy bien con Jackie O."

(vuelve Agnetha con unos canapés de arenque marca Abba)

AGNETHA: "Allting Har Forandrat Sej"

FARAH DIBA: "Um, delicious... So tasty"

AGNETHA: "Fram for Svenska Sommaren"

FARAH DIBA: "How is Frida? Or did you pull from the knot with her?"

AGNETHA: "Zigenarvan"

FARAH DIBA: "(Me lo imaginaba, no se habla con la otra) Where are your children?"

AGNETHA: "Om Tarar Vore Guld"

FARAH DIBA: "This is hopeless"

AGNETHA: "En Sang Och En Saga"

FARAH DIBA: "Sing for me 'My love my life'"

AGNETHA: "Manga Ganger An"

FARAH DIBA: "¡Qué hartita estoy de esta diva sueca! Cleo, my purse, que nos vamos.

AGNETHA: "Drom Ar Drom Och Saga Saga"

FARAH DIBA: "Hala, goodbye my darling"

(Ya en la calle)

CLEOPATRA GIOCONDA: "Señora, ¿y madame Darc?"

FARAH DIBA: "Está en el hotel arreglándose, vamos a tomar el té con Mireille Mathieu y Patrick Duffy"

CLEOPATRA GIOCONDA: (para sí) "La cabrona estará poniéndose rulos en el coño y yo aquí con la loca ésta, y aguantando a la sosa de la otra, la escandinava"

FARAH DIBA: "Pide un taxi, anda. Cuánto echo de menos my chauffeur. Cuánto echo de menos Irán (suspira)"

CLEOPATRA GIOCONDA: "Vart Skall Min Karlek Fora"

FARAH DIBA: "No sabía que hablabas sueco"

CLEOPATRA GIOCONDA: (para sí) "No sabes nada de mí"

03 junio 2009

Las Aventuras de Farah Diba y su mucama Cleopatra Gioconda - Terza Puntata


ESCENA QUINTA
(Estudios de grabación Polar. Suecia. Todos los técnicos trabajando como locos, dirigidos por Michael B. Tretow, el ínclito productor escandinavo. Tras una urna de cristal se puede ver en el estudio de grabación a Mireille Mathieu y Patrick Duffy. Por la puerta entran Farah Diba, su chacha Cleopatra Gioconda y Mireille Darc)
MIREILLE DARC: "Sssh... Calladitas, que hemos pillado a Mireille en pleno work in progress"
FARAH DIBA: "Cuando te pones anglófila no hay quien te aguante, pero si tú eres el culmen del chauvinismo francés..."
CLEOPATRA GIOCONDA (para sí): "Hasta el coño me tienen estas dos petardas, corriendo con las maletas de acá para allá"
FARAH DIBA: "Cleopatra, nena"
CLEOPATRA GIOCONDA: "Dígame señora"
FARAH DIBA: "¿Has preguntado en el hotel dónde está el museo ése de ABBA?"
CLEOPATRA GIOCONDA: "Sí señora, pero es que resulta que no abre hasta en unos meses, así que se tendrá usted que conformar con buscar en la guía la casa de Agnetha"
FARAH DIBA: "No podrá negarse a recibirme, con lo que yo soy"
MIREILLE DARC: "Querrás decir has sido"
FARAH DIBA (muy digna): "¿Qué está grabando Mireille? ¿Y cómo es que no está la española ésa con ella? Con la ilusión que me hacía practicar mi castellano"
MIREILLE DARC: "Me lo contó Mireille vía e-mail, resulta que la Ostiz es más rancia que el tocino, que tenía una manifestación en Madrid contra el matrimonio gay y que no podía viajar a Estocolmo"
FARAH DIBA: "¿Y no podían grabar más tarde?"
MIREILLE DARC: "No, es que después le tocaba hacer unos ejercicios espirituales en Valladolid en un seminario llamado 'Familias COPE'"
FARAH DIBA: "¡Qué interesante!"
MIREILLE DARC: "¿Interesante? ¡Una facha absoluta! No merecía grabar junto a nuestra gran Mathieu"
CLEOPATRA GIOCONDA: "Disculpe madame Darc pero madame Mathieu dice que se le aparece la Virgen"
MIREILLE DARC: "¿Y qué? ¿Es qué sólo se aparece la Virgen a los católicos fundamentalistas? Mira a María Magdalena..."
CLEOPATRA GIOCONDA (para sí): "Ésta tiene el síndrome Código Da Vinci"
FARAH DIBA: "Es de lo más correcto que se manifieste contra las bodas de dos hombres o dos mujeres... Yo, como hija del Profeta que soy, tampoco consentiría semejante tropelía. Un hombre casado con otro hombre... ¡Qué asco! ¡Qué horror! ¡Qué repugnancia!"
MIREILLE DARC (para sí): "Si llego a saber esto se la trae a Estocolmo el chocho de su prima... Pero claro con ésta viajo en Business"
(En ese momento acaba la grabación)
MIREILLE MATHIEU: "Pero qué sorpresa. Besadme, besadme, mis queridas fans"
(Todas besan a Mireille Mathieu por estamentos, primero la nobleza, luego la farándula y luego el vulgo. Cierto es que Cleopatra Gioconda no le quita el ojo a Patrick Duffy)
MIREILLE DARC: "¿No nos vas a presentar?"
MIREILLE MATHIEU: "Pues no. Éste es sólo para mí"
MIREILLE DARC: "Pero si no te lo vamos a robar, yo iba a pedirle el teléfono de Linda Gray"
FARAH DIBA: "¿Linda Darnell?"
MIREILLE DARC: "Linda Gray, la que hacía de Sue Ellen en 'Dallas', era maravillosa"
CLEOPATRA GIOCONDA: "Madame Mathieu, ¿qué tonada acaban de grabar?"
MIREILLE MATHIEU: "Una nueva versión de la inmortal balada 'La muerte del palomo'"
FARAH DIBA: "¿Qué canción es ésa?"
MIREILLE MATHIEU: "Es una canción popular mexicana, de lo más fina, como yo"
FARAH DIBA: "¿Tomarás el té con nosotras en el hotel?"
MIREILLE MATHIEU: "Será un honor, pero usted paga, que yo soy muy republicana, como la misma France"
FARAH DIBA: "Cuánto echo de menos Irán..."
MIREILLE DARC: "Pero traete a Patrick"
CLEOPATRA GIOCONDA (para sí): "Yo lo he visto primero, zorra, será mon homme"

02 junio 2009

Las Aventuras de Farah Diba y su mucama Cleopatra Gioconda - Seconda Puntata


ESCENA TERCERA
(El Olympia de Paris de la France. Mireille Mathieu que ya está en escena, cantando, qué otra cosa iba a hacer la mujer)
MIREILLE MATHIEU: Cgggggeo que va a volveeeg... Silensio pog favooog que ya viene mi hombge buscando caloooooggg
FARAH DIBA (sentada junto a MIREILLE DARC): Vaya con la Mireille qué casquivana en las letras...
MIREILLE DARC: Yo no entiendo nada de la letra, como soy francesa...
FARAH DIBA: Es que yo aprendí español cuando íbamos al Pardo a visitar a doña Carmen...
MIREILLE DARC: ¿La de Ronda?
FARAH DIBA: No seas burra, ésa era Nuestra Sara.
MIREILLE DARC: Bueno, vamos a escuchar a Mireille Mathieu que si no nos van a reñir las brujas que tenemos al lado.
FARAH DIBA: En Irán me hubieran dejado hacer lo que se me antojase. Ay, cuánto echo de menos Irán...
(Al acabar el concierto las dos amigas acuden al camerino a saludar a la Diva Mathieu)

ESCENA CUARTA
(Camerino del Olympia Parisino, nuestras heroínas más Cleopatra Gioconda que acaba de bajar del gallinero van a presentar sus honores a la excelsa Mireille)
DONCELLA DE MIREILLE: Llaman a la puerta, madame Mathieu.
MIREILLE MATHIEU: Pregunta quién es, boba.
DONCELLA DE MIREILLE: ¿Quién llama?
CLEOPATRA GIOCONDA: Aquí mi señora la Emperatriz del Irán Farah Diba y su amiga la actriz y diva tan francesa Mireille Darc quieren felicitar a tu señora por tan maravilloso show.
DONCELLA DE MIREILLE: Señora, abro que es la Farah Diba, su chacha y la rubia ésa que se lió con el Alain Delon.
MIREILLE MATHIEU: ¿El que era veneno para la taquilla en Espagne?
DONCELLA DE MIREILLE: Mismamente, madame. Si es que esto de ver "Jours de Cinema" en La Deux te da un background cinematográfico que para qué...
(Abre la puerta, entran Farah Diba y Mireille Darc, envueltas en pieles e inmensas gafas de sol, como las que llevan hoy en día los chicos modernos, que más bien parece que se las han robado a sus mamás. Detrás va la pobre Cleopatra Gioconda, con el trasero algo perjudicado de estar sentada en el gallinero y no haber gozado de una butaca de patio preferente V.I.P.)
MIREILLE DARC: Mi querida Mireille...
MIREILLE MATHIEU: Oh, querida Mireille...
FARAH DIBA: Un concierto supremo, sobre todo cuando has salido con un poncho a lo Rigoberta Menchú...
MIREILLE MATHIEU: Es que mi último elepé es así como muy andino y yo siempre cuido mucho el costume designing de mis shows. Eso sí, un gorro no me pondría, soy fiel a mi peinado (Ríe artificiosa y artificialmente)
MIREILLE DARC: Estarás contenta, el todo París ha venido a verte...
FARAH DIBA: Y qué bonito cuando has homenajeado a Dalida y has cantado el "Laissez-moi danser" con flautas de pan...
MIREILLE MATHIEU: Ella no se merecía menos, además desde que hice un dúo con Barry Manilow me hice muy fan de la pobrecita Dalida...
MIREILLE DARC: ¡Cuánto sufría la pobrecita Dalida!
MIREILLE MATHIEU: Siempre enamorada de hombres más jóvenes que ella.
FARAH DIBA: Hubiera sido una emperatriz de Persia maravillosa, no tan glamourosa como moi pero muy cercana.
MIREILLE DARC: Nos estamos dejando invadir por la nostalgia... Mireille, ¿qué tienes pensado hacer cuando termines estos maravillosos conciertos à l'Olympia?
MIREILLE MATHIEU: Pues me voy a España...
MIREILLE DARC: España... (más flojito) Campo de nabos
CLEOPATRA GIOCONDA (para sí): Pero qué ordinaria.
MIREILLE MATHIEU: Sí, me ha contratado un tal José Luis Moreno, me va a presentar a una cantante para que hagamos un dúo, así como la Barbra Streisand y Donna Summer pero más serio y respetuoso.
MIREILLE DARC: ¿Y cómo se llama la vocalista en cuestión?
MIREILLE MATHIEU: María Ostiz, me han dicho que es toda una señora. Ganó el Festival de la OTI en el setenta y seis...
FARAH DIBA: En el setenta y seis yo todavía era emperatriz... ¡Cuánto echo de menos Irán!
CLEOPATRA GIOCONDA: (para sí) Ya, ya... Hijaputa.
DONCELLA DE MIREILLE: ¿Quieres un jerez, Cleo?
CLEOPATRA GIOCONDA: Beberé para olvidar mi insulsa vida...

TO BE CONTINUED