05 febrero 2009

Ann Margret (aka Madre No Hay Más Que Una aka Me Pido Esta Dance Routine)

8 comentarios:

shepperdsen dijo...

Tengo curiosidad por saber qué pone usted en la barra del buscador pa encontrarse con estas joyicas...
Voy a necesitar un diazepam pa dormirme esta noche...

Elisabeth dijo...

he flipado jajajaja a mi tambien megustaria saber como encuentras estas joyitas


besitossss

caotico_jq dijo...

Jajajajaja... me uno a shepperdsen: ¿de dónde sacas estas perlitas?

Es adorable. Entre que ella le mete más ímpetu que Crystal Connors y Nomi Malone juntas, que él tiene exactamente la misma cara de lelo que Hugh Grant... vamos vamos vamos.

Por cierto, observo que Madonna le copió (una vez más) el vestido a Ann Margret para una de las sesiones de fotos del Confessions on a Dancefloor.

Breckinridge dijo...

Qué gracia, Sr. coxis, hace pocos días vimos Tommy, me la regaló mi chico por Navidad y ésta (junto a la famosa de Elton John) es la mejor secuencia.

Hay que reconocer que el descoyunte de la Ann al principio es bestial, ni Raffaela Carrá. Abofetear con la melena es aún mejor (aunque a un chico ciego quizá no, pero bueno es una película) El único pero que le pongo es lo del espejo al final, que uno sigue siento supersticioso con algunas cosas...

Y menudos muslos. Eso sí que es poderío.

MEG dijo...

Si es que una no sabe qué decir cuando de buena mañana ve estas cosas.

Ese vestido es total pa' ir a los oscar, parece mentira que hayan pasado algunos añitos.

Esa decoración tan, tan, tan blanca, me parece superopresiva y me da repelús.

¿La Ann Margret se ha fumao un porro o dos?

coxis dijo...

Mi querido mr shepperdsen es que soy muy raro y me gustan pelis más raras todavía... Verbigracia "Tommy" de Ken Russell

Ídem, querida miss Elisabeth

Entonces Madonna también ha visto "Tommy", mr caótico (o lo mismo la vio algún asesor suyo de imagen...)

Ay Mr Breckinridge, estamos hermanados en gustos, indudablemente...
Mi momento favorito del film es sin duda éste, con ese baile que se pega la Ann y ese pelo y ese tono de voz tan desgarrao... Menuda madre tenía el Tommy...
Todo el mundo debería ver "Tommy" a.s.a.p. y disfrutar del show de Ann Margret sepultada por baked beans, champán y detergente.

ja ja ja mi querida Miss Meg, fíjate que a mí la decoración me parece lo más, en mi interior hay un hortera reprimido, indudablemente.

hm dijo...

He intentado seguir la rutina esta, pero con tanto movimiento de cabeza y tantas vueltas, me he mareado, ¿es normal?

theodore dijo...

Ann Margret se merecía el Oscar por esta peli. Es sexy, malvada, tierna y apabullante. ¿Que si Madonna vió Tommy? Si es sensata, seguro que es una de sus películas favoritas.