22 agosto 2008

¿Desde cuándo usted y yo hemos comido del mismo plato?

La actualidad manda y el terrible accidente del avión que se dirigía a las Islas Canarias nos ha dejado un tanto en estado de shock a todo el mundo. Por supuesto que sí, es el medio de transporte más seguro y desde 1983 (creo) no había ocurrido ninguna catástrofe pero cuando ocurre una es tan terrible, tan aterradora, que te asesta un mazazo más brutal que todas las muertes que ocurren los fines de semana.

Yo detesto montar en avión, es más, me aterroriza. Si es posible elegir un medio de transporte alternativo, aunque sea más pesado, lo prefiero. Una vez oí decir a alguien con idéntica fobia a la mía que las veces que había tomado un vuelo había tenido tal sensación de desamparo, de "¿a dónde me agarro?" que le había mantenido en estado de alerta todo el tiempo. Pero no es este el momento ni el lugar para comentar estas fobias irracionales. Ahora bien, esta mañana he escuchado a un directivo de Spanair dar unas declaraciones tan sumamente opacas sobre lo ocurrido el pasado miércoles que te dan que pensar.

Las televisiones han llenado horas de su programación a costa de repetir una y otra vez lo mismo: el calvario de los familiares desde el aeropuerto hasta IFEMA o hasta desgraciadamente el cementerio, pasando por sus traslados al hotel donde intentar conciliar el sueño, si es que se puede hacer eso en unos momentos que deben ser lo peor que le puede pasar a cualquier persona. Y ahí es a donde voy, estoy harto de ese falso colegueo, de esa falta de educación, de ese buen rollito de estos jóvenes periodistas que abordan a parientes de las víctimas del accidente. Con sonrisitas o incluso tomando de la mano o cogiéndolos por el hombro, formulan preguntas del tipo "¿Y quién se te ha muerto? Ay qué pena, claro... ¿Y cómo estás?". Los entrevistados, algunos con visibles señas de estar en un momento en que todavía no han encajado verdaderamente lo ocurrido, contestan lo que pueden, incluso con amabilidad.

Y es que yo tenía un compañero de trabajo, un señor profesor a punto de jubilarse, que decía que el tuteo y la cercanía así de golpe no iban para nada con él. Es más, eran una absoluta falta de educación. Contó una vez que una alumna de estos tiempos le llegó así en plan de buen rollito y tuteando como si tal cosa (cuánto daño han hecho series del tipo Compañeros) y él le espetó "Vamos a ver, señorita, ¿desde cuándo hemos comido usted y yo del mismo plato?". Obviamente, la jovenzuela no captó la sutileza del comentario, con lo que mi más experto colega le aclaró: "Si no hemos comido del mismo plato, no me puede usted tutear porque no somos amigos. Así que guardemos las distancias". Lo mismo quedo políticamente incorrecto, pero esta lección le vendría bien a todos estos reporteros de España Directo y Está Pasando.

ACTUALIZACIÓN - No dejad de leer el comentario que ofrece mr peritoni...

13 comentarios:

finnegan bell dijo...

no es por defender a la profesión (que sí, que es verdad, que hay mucho mierdero y mucho advenedizo y mucho trepa y mucho muertodehambre y mucho maleducado ahí metido) pero la culpa es de un sistema que coge a licencidos, les paga cuatro duros y encima los manda a la calle con un micro, una cámara, y un 'ale, y búscate la vida'. y se pierden las formas, ciertamente.

el periodismo tendría que ser, ante todo, respeto y educación. sólo desde el respeto y la educación se puede informar verazmente. lo demás es amarillismo, mierdeo y casquería.

ale, he dicho.

besos.

finnegan bell dijo...

PD. cuando dije "licencidos" quería decir "licenciados", por supuesto.

y la crítica al sistema laboral no es aplicable sólo a las carreras de comunicación sino, por desgracia, a casi todas las carreras universitarias...

Peritoni dijo...

¡¡¡Pero tú no has visto lo peor!!!.
Los de "está pasando", subieron ayer al mismo vuelo y grabaron el viaje: el monitor del aeropuerto con el mismo número de vuelo, el despegue, desde la ventanilla las huellas quemadas del lugar del estrellado!, ¡las azafatas medio llorando tomadas a través de una rendija de la cortina!!!
El colmo de la desfachatez y de la poca profesionalidad!, además es peligroso usar las cámaras durante el despegue...
¡Que vergüenza!.
Por cierto, podrías editar tu entrada con esta noticia que yo te paso.

Eduardo dijo...

A mí me recuerda a público y directo (o algo así) de televisa... En fin...
La salida de los grandes de tve se está notando. Y no creo que sea una cosa del sueldo. Es de lo que se ha mamado en casa... Trabajo con gente muy humilde (mucho más que un mileurista), y jamás tratarían a nadie como ésos pedorros de "reporteros"
Lo de España con el tú clama al cielo. Gracias al diablo, vivo en Portugal y aquí hasta para insultar de usted. Cuando llego a España y me tratan de tú, ya incluso me jode... Recuerdo allí un médico de unos 60, al que durante un mes llamé Dr. X (su apellido). Hasta que un día le traté de ud. Me miró con los ojos muy abiertos y me preguntó: "por qué me tratas de ud?". Cuandole respondí que siempre le llamaba DR. tal, el me dijo que pensaba que me cachondeaba de él.
Así estamos...
Las formulas de trato pueden parecer anticuadas, pero no dejan de traducir un respeto. Como un luto de la cordialidad.

coxis dijo...

Mr finnegan, esta falta de educación generalizada en el periodismo se extiende a todos los ámbitos de la vida...
¿Deduzco que tienes algo que ver con el periodismo?

Qué mal rollo me da el programa del está pasando, mr peritoni, el presentador calvorota todo el rato con una sonrisa más falsa que un duro de trapo... Gracias por la noticia.

Bienvenido, mr eduardo. Yo a mi médico le hablo de usted porque le tengo respeto y porque creo que debo hablarle así, y no por eso soy carca ni nada por el estilo... El mundo al revés parece esto a veces

Breckinridge dijo...

Es que este periodismo a lo que nos lleva es a la banalización de los sentimientos y es repulsivo. Peor aún que la búsqueda de declaraciones (y coincido con tu colega y con el Sr. Eduardo, que detestan el tuteo) son los montajes de imágenes de familiares o amigos llorando con música sentimentaloide de fondo. No se puede, no se debe manipular los sentimientos, ni propios ni ajenos, de tal modo.

finnegan bell dijo...

sr. coxis, estudié periodismo. ya ve usted, una mala tarde la tiene cualquiera...

hm dijo...

Yo he confesar que a veces me salto al tuteo sin deberolo (aunque también he de decir que justo después pienso que he sido un maleducado, pero claro... desdecirte queda casi peor porque creen que es coña...).

Un sistema educativo que da títulos (licenciaturas, que es lo que conozco) a gente que pone nuve, rebolber, escogo o vamos haber... y que cuando les dices que está mal, no saben porqué, no está bien.

También tengo una amiga periodista que después de criticar yo una una noticia en un medio por mal documentada, me dijo que cómo iban a perder tiempo en contrastar la información, que entonces se podía adelantar otro periódico... esto es lo que enseñan algunos profesores en la universidad.

coxis dijo...

mr breckinridge, esos montajes de música sensiblera vale que los utilizara el Tomate pero en un acontecimiento tan triste como que ya es pasarse, desde luego que sí... Se ve que han olvidado los sonrojantes días de las niñas de Alcasser.

yo tengo aprobada una asignatura de periodismo, mr finnegan, pero luego la incompatibilidad de horarios me ha impedido continuar.

Lo de las faltas de ortografía no tiene nombre, mr hm, es muy fuerte, muchísimo...

Meg dijo...

Suscribo completamente todo lo recogido por ti y por los comentaristas.

Yo critico mucho mi profesión, porque está sujeta a unas normas formales a veces absurdas, pero reconozco que hacen que la gente "se ponga en su sitio" y sepamos mantener una distancia y una educación, cuando menos, esencial para poder convivir.

Gunillo dijo...

Sí, lamentablemente muchos no distinguen entre periodismo informativo y las noticias morbosas pseudo-informativas.
...
La vuelta de mis vacaciones no pudo ser más negra: regresamos a España el mismo día del accidente, justo en la T4, apenas unas horas después de la tragedia.

Tras este tipo de calamidades a uno se le quitan las ganas de volver a trabajar en esto, francamente.

Gunillo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
coxis dijo...

es que siempre hay que saber qué terreno está uno pisando, miss meg, no hay cosa más petarda que este "falso buen rollito" que nos invade.

a decir verdad, mr gunillo, me acordé mucho de ti en cuanto supe del terrible accidente...