22 julio 2008

Lo admito, tengo los isquios cortos.



Durante mi infancia y mi adolescencia (salvo breves momentos de dietas prescritas por endocrinos que más bien me provocaron el temido efecto rebote) fui un remedo del Piraña de Verano Azul. Imagínate el panorama, si a ello le sumamos gafas y ortodoncia (Dios no me dio acné juvenil, pensó que había sufrido suficiente), vamos que no es que fuera el Rob Lowe del vecindario.

Hasta que ya cumplidos los veintidós más o menos, empecé a ponerme a plan por mi cuenta. A decir verdad hice lo que luego supe que se llama "reeducación de hábitos alimentarios", es decir, comenzar a descubrir el sabor de las judías verdes, las espinacas, el brócoli y a abandonar paulatinamente la ingesta de bocadillos y dulces variados. Unido a esto comencé a hacer gimnasia (mis más viejos lectores recordarán mi entrada dedicada a Nuestra Señora Jane Fonda, de la cual soy muy devoto) en casa, gracias a los maravillosos -y lo digo sin ninguna coña- programas de ejercicios de Jane Fonda. Lo pasaba pipa haciéndome el programa llamado Challenge en el salón de casa. Los vecinos de enfrente debieron alucinar al ver a una mole -cada vez menos mole- saltando cual hipopótamo y contestando al televisor (Jane siempre decía que había que mantener una conversación para saber si estábamos trabajando correctamente) en plan "Yu - Jú. Estiramos y una y dos y tres y cuatro..."

Y poco a poco se hizo el milagro. La primera vez que pude comprar ropa en la sección que no era la de tallas especiales fue un día que marcó un antes y un después. Y no es que esté flaquito, para nada. La genética es la genética y la constitución de uno es la constitución de uno, y ya he superado el trauma de no tener el físico de, por ejemplo, Will Smith.

Este mes de julio me he apuntado a Pilates. La profesora, que es un encanto, me ha dicho que tengo los isquios cortos porque yo eso de tocar el suelo con las puntas de los deditos sin doblar las rodillas como que cosa de ciencia ficción... Los isquios son unos músculos que hay en la parte posterior de los muslos, pueden ser cortos simplemente porque la herencia genética lo quiso así. Aunque también es cierto que se pueden mejorar, lo que pasa es que a mis treinta y siete años como que ya sería cosa cuasi milagrosa... Uno hace lo que puede, lo que más me gusta es sudar como un pollo y terminar con la sensación de que uno ha trabajado las carnes.

13 comentarios:

Meg dijo...

Prime.

Para nada tiene usted pinta de haber sido un Piraña adolescente. Y lo de los isquios cortos, pues lo mismo no es taaaaaaaaaan importante en la vida.

Yo fui una niña gorda, una adolescente gorda (y si, con granos, gafas y ortodoncia) y ahora soy una mujer gorda. Pero tengo unas tetas de lo más tentadoras... jajajaja.

Reality Bit dijo...

Estoy rodeado de personas que fueron obesas y ahora están esqueléticas. Hacedme el favor, eh?
Lo de los isquios suena fatal, sobre todo si está en los muslos, eso será de ejercitarlo poco. Lo que sí es verdad es que cuando uno se pone a hacer gimnasia descubre cosas de su cuerpo que no sabía que existían. Yo creo que son inventos de los monitores para ganarse el sueldo...
Saluditos apretados

Peritoni dijo...

Yo siempre fui el flaquito con piernas de palillo, gafas y granos...así que de todo hay en la viña.
En los últimos años gané kilos y tal.
Pero de los isquios esos ni idea, sé que antes llegaba muy bien y ahora no tanto...¿sera la edad?: será.

hm dijo...

Yo de pequeño ya prometía, a pesar de ser un cesárea ochomesino, pesé cinco quilos; mi madre siempre recuerda que el médico le dijo "E. cesárea va a ser seguro, y cuanto antes lo saquemos mejor, porque al paso que va, no va a haber quien lo saque".

Yo hago deporte y, comparado con la gente que me rodea y que está delgada, como poco... supongo que será mi sino, pero la verdad es que hace algunos años más que estoy lo suficiente a gusto como para pasar de la opinión de los demás... y por los isquios no te preocupes, mejor ser corto de isquios que corto de ideas, ¿no?

coxis dijo...

Muchas gracias por el piropazo, miss Meg. No me importa demasiado por la estética lo de los isquios (pero eso me ayudaría a ser más flexible...). Mencanta lo de aludir a la belleza de sus pechos, me parece muy bien el hacerse autobombo!

La profe que tengo, mr reality bit, es la misma de todo el año, es encantadora, reitero. Se sorprendió al ver lo cortos que son mis isquios, probablemente debido a no hacer deporte durante la fase del crecimiento...

No sé si será por la edad, mr peritoni, desde luego lo de conseguir que yo me doble cual gancho lo tengo bastante jodío...

Yo también fui de cesárea, mr hm! (pero no "ochomesino"). Lo de la gente que se hincha a bocadillos y está como un palo es uno de los misterios (otro más...) de la vida. No saben el don que tienen... Y por supuesto que sí, las ideas siempre largas!

monoimitamonos dijo...

pues yo he engordé 15 kilos de repente y me sentaron de maravilla, oye.
y no veas lo que mola la wii fit: con entrenador personal y todo, jeje.

Caulfield dijo...

Yo siempre he sido esquelético. Desde hace unos 7 años engordé como 12 kilos, poco a poco, rutinas laborales y poco ejercicio. Y ahora que por fin he conseguido quitármelos de encima, ¡me dicen que estaba mejor antes! Qué pereza volver a recuperarlos jaja. Lo de los isquios no creo que tenga solución fácil pero, por otro lado, tiene sus ventajas. Que se agachen a coger lo que sea por ti :)

Breckinridge dijo...

Todos tenemos una relación extraña con nuestro cuerpo... Fui un niño delgado e hice bastante deporte en el colegio (baloncesto sobre todo) pero empecé a flaquear en la Universidad. Luego estuve como diez años sin hacer nada de deporte, y eso se paga.

Tengo suerte, mi peso se estabiliza de modo bastante natural, pero al no mover ni un dedo se me fueron quedando las carnes flojillas. Si a ello le añades un absurdo accidente de coche y el subsiguiente consejo de un mal médico de no hacer esfuerzos, caí en la vagancia absoluta. Y en la alternancia de dietas absurdas y atracones de patatas fritas incomprensibles (quien lea esto me está haciendo fijo un cuadro de bulimia extrema; ni afirmo ni niego ná).

Pero como soy disciplinado hará unos diez años (tengo 43) que volví a la buena senda. Redescubrí que soy muy flexible (gran ventaja). Ahora hago natación y gimnasio con moderación y me apetece hacer pilates. Me encanta el dolorcillo muscular después de hacer ejercicio y voy a investigar los isquios. Mi musculillo favorito del momento es el bíceps braquial, que hasta hace una semana ni sabía que existe.

Eso sí, aunque vestido doy el pego de ser delgado, tengo una lorza que sé de sobra que nunca se me quitará y sigo desencantado con mi cuerpo y mi apariencia, lo estaré siempre. Pero lo llevo con resignación y buena cara. Como lo del pelo que se cae y el insomnio.

El Oso Sin Madroño dijo...

Vamos que lo de los isquios es primera vez que lo escucho...

Pues yo fui un niño regordete, adolescente regordete y sigo siendo un adulto regordete ;-)...kilos de mas o de menos

Lo peor lo llevo al momento de comprar la ropa...a veces puede ser un poco deprimente o puede ser muy reconfortante

El lunes empiezo el Gym, pero no por pilates..que lo mio es el Spinning

Polo dijo...

Yo tampoco sabía qué eran los isquios. Duro con ellos, Mr Cocksees.

Pertenezco a la facción esquelética. Tanto hablar de adelgazar , la figura y la línea, pero ¿y los productos para engordar?

Paso de grasas y bollería industrial, lo cual no es obstáculo para querer AUMENTAR DE PESO.

Este año he ido al gimnasio (tampoco mucho) y eso en los delgaditos se nota. Me ha ayudado en muchos sentidos.

Ánimo con los pilates. Ya contarás.

TB97 dijo...

Yo llevo siglos para apuntarme al gym para deshipertensarme y ya de paso encacharme un poco, pero no paso de levantarme del sofá. Lo de Ms. Fonda podría ser una solución intermedia...

coxis dijo...

pues mr monoimitamonos el otro día tuve en la mano la wiifit pero es que no sé... Le tengo manía a los videojuegos, será cosa de la edad.

ya lo dicen, mr caulfield que si uno se descuida va a kilo por año si es de complexión normal, sin tendencia a engordar...

Cuánto me identifico contigo, mr breckinridge! Yo también parezco estar delgado -más o menos- pero mi lorza no desaparece ni a la de tres, no me la quito ni con agua caliente. Suerte tienes en ser flexible (lo que yo decía, la genética) Y no hablemos de la pérdida de pelo...

el spinning es divertidísimo y sudas como un cerdo, mr oso sin madroño. Te recomiendo que te compres un pantalón de ciclista, tu culete y tus ingles te lo agradecerán al bajar de la bici.

Nunca estamos contentos, mr polo, el que está delgado quiere estar más cachotas y el que está más rollizo quiere estar más estilizado. Me viene a la cabeza lo de "Pobres almas en desgracia" que cantaba la maravillosa Úrsula de La Sirenita...

No sé si venderán algún video o DVD de Miss Fonda, mi querido tb97... Lo mismo tienes que irte a ebay...

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Yo también tengo los isquiotibiales un poco cortos e isometría, ejejje (que quiere decir una pierna más larga que otra), aunque para mi bien, es imperceptible...:-)
De pequeño era una sílfide, dicen algunos que estaban más gorditos, para referirse a que era muy delgadito, luego hice mucha natación, y procuro hacer algo de vez en cuando. No me gustan los cuerpos, ni los músculos que se nota que están trabajados artificialmente, sino simplemente estar, o que la gente esté un poquito ágil y ya.
Lo de la Fonda está bien, cualquier cosa está bien, si te lo crees, lo sigues y ves que te ayuda...Tb es verdad que hay gente que está un poco gordita, que adelgazan mucho y se amargan, por no hablar del problema que hay con la gente que no se gusta cómo es, y se empieza a operar compulsivamente partes de su cuerpo.
Creo que es excesiva la cantidad de gente (mucha más de la que parece), que se hace lipoesculturas (hombres también), y aberraciones, que muchas veces no acaban como se desea y que hay una sobrevaloración de la forma física, y un cierto desprecio hacia el cultivo de todos como personas: es decir, un tio cachas tont@ está bien visto, y tampoco me parece bien, porque lo interesante (y grave) no es que esté cachas, sino que sea tont@ y a ver de qué hablas si hay tema (después)...Luego están los tíos buenos, cachas, guapos y listos...y encima los que comen de todo y no engordan:-), jejeje, pero si quieres tener un poco de tipo, hay que sufrir, está claro:-)
Un besote