14 julio 2008

¿Ciencias o Letras?



Dice el periódico que sigue existiendo la costumbre de que cuando los chiquillos terminan cuarto de la E.S.O. y quieren seguir haciendo bachillerato los más estudiosos eligen ramas científicas mientras que los más flojitos escogen las ramas de letras (hoy Humanidades o Ciencias Sociales). También se menciona que los estudiantes de ciencias son individualistas, poco sociables, con las ideas bastantes claras y mayoritariamente masculinos mientras que los de letras son más desastres, menos estudiosos aunque muy entregados a la vida social además de ser más féminas que muchachos. El índice de suspensos es mucho mayor en los bachilleratos de "letras" frente a los de ciencias, por lo que la imagen de que son más fáciles no parecía estar tan clara, aunque lo de que son más flojitos pues parece ser que sí.
Yo siempre tuve claro que era de Letras, además de Letras Puras, de hacer Latín y Griego en tercero de B.U.P. y luego Latín e Historia del Arte en C.O.U. Más que tenerlo claro, no tenía otra salida, ya que sudé tinta china para aprobar las Matemáticas (estaba con tercero de B.U.P. aprobado y arrastrando las matemáticas todavía). Mi batalla con las matemáticas (y mi odio visceral durante un tiempo hacia ellas) ahora que veo las cosas con perspectiva, no tendría que haber sido tan trágica. Lo que intento decir es que a mí en la E.G.B. no es que fueran mi asignatura preferida pero no me iba mal, quizá si hubiera tenido profesores más preocupados o más conscientes del alumnado que tenían delante mis resultados no habrían sido tan paupérrimos y lo mismo habría cogido las entonces llamadas "Mixtas". Quién sabe...
Pero me cabrea en grado sumo que se siga pensando que los de Letras somos más gandulazos. A decir verdad, yo recuerdo pegarme unos tutes a estudiar Historia del Mundo Contemporáneo en C.O.U. de aúpa, y no digamos con Historia del Arte y el memorizar obras y obras por si caía la diapositiva de marras en la Selectividad...

Ahora bien, una cosa sí que es cierta, los críos que llegan hoy al Bachillerato son profundamente inmaduros para muchas cosas, es decir, salen los fines de semana hasta las tres o las cuatro de la mañana y seguro que tienen muchas más vivencias sexuales que las que yo tuve (pobretico de mí) a los diecisiete años pero tienes que reñirles como si estuvieras con los pequeños de doce años, lo cual produce sentimientos contradictorios en ti cuando tienes que llamarle la atención a gente que ya se afeita o que llega con el morro pintado. Lo siento pero sigue sin cuadrarme...

Pero tengo que admitir que desconozco quién tendrá la llave para que la imagen de los estudiantes de letras mejore, si alguien la sabe que me lo diga por favor.

¡Ah! Y una recomendación, en la página web de la Fundación Juan March puedes descargarte conferencias de todo tipo, para el que se quiera culturizar.

15 comentarios:

Meg dijo...

Letras, letras... Me quedé en los límites de 2º BUP. Bueno, en realidad, ellos se quedaron conmigo, porque nunca llegaba al final del límite. Ahí decidí que el griego se me daría mejor (jarl). Ahora sé declinar mi nombre en el idioma de Homero. No todo el mundo puede decir eso.

Yo suscribo punto por punto todo todito todo. Que las diapositivas de Historia del Arte tenían tela. Y aún así, a más de uno le sorprendió (a mi no, afortunadamente).

Es usted un hacha resumiendo cositas laborales.

Skywalker dijo...

Todo de las letras... que había que verme a mí estudiando latin en mi COU en los USA para mi selectividad de ciencias puras....

...el griego lo olvidé casi todo, pero el latín lo tengo grabado a fuego, cosa que no debe de ser muy saludable tampoco...

(Ay, que gusto volver por los antiguos y queridos lugares...)

hm dijo...

Yo nunca he ido muy ortodoxo para nada y para esto menos... yo cogí ciencias puras a pesar de que hasta el último momento dudé entre hacer ingeniería o historia (todaví pienso que algún día haré historia, me especializaré en historia medieval de Europa y haré un doctorado sobre la guerra de los cien años).

Igual que hay gente que se dedica a hace sudokus; a mi me divierte enormemente hacer traducciones de latín (friki que es uno). Para mí tener que dejar el latín fue un trauma.

Y por cierto, cuando elegí ciencias, mi argumento era que en letras había que estudiar mucho (en cantidad y en tiempo); en ciencias, la mayor parte se solucionaba haciendo un pequeño esfuerzo mental de comprensión y ya todo lo demás era hacer problemas... sigo pensando que se trabaja más en letras.

Cinephilus dijo...

Siempre supe, como tú, que era de letras... También de latín y de griego (este último, jeje, en toda su extensa polisemia). Sin embargo, siempre lamenté -al mismo tiempo- no poder continuar con disciplinas, como la trigonometría, la química o la física, que me motivaban y estimulaban. Ciencias o letras? No sé, qué tal una formación más integral y menos parcelada? Sobre todo, sin tanto estereotipo...

Y en cuanto a nuestros alumnos de Bachillerato, coincido plenamente contigo en esa extraña inmadurez que creo que tiene -entre otros millones de causas- parte de su origen en el sistema educativo. Una ESO demasiado larga que se convierte en una prolongación del colegio y, de repente, su único contacto con lo que sería una auténtica educación secundaria -la ESO es otra cosa- durante solo dos años en los que debemos llenarles de contenidos y, sobre todo, darles un espíritu apto para la Universidad. Según los profes universitarios que conozco, ese espíritu no lo consiguen ni de lejos y se han sorprendido mandando callar a los nuevos alumnos de sus facultades como si de escolares de primaria se tratase.

Sí, puede que tengan más vida sexual -y más temprana- pero, desde luego, están mucho más puerilizados que nosotros. Y eso, francamente, debería preocupar más a la sociedad. O no?

No, supongo que no. A fin de cuentas, nuestra sociedad no es simplista y simplemente adolescente?
Besos estivales, guapo

Breckinridge dijo...

No es por nada, pero que pereza los de ciencias, ¿no? Yo era muy bueno en matemáticas y en contra del criterio general hice letras. Sobre todo porque era lo que me gustaba y lo que quería hacer, pero también porque los que iban a ciencias eran pereza pura, una panda de pesados. Ni siquiera me atrevo a llamarles frikis, palabra que tiene, al menos par a mí, connotaciones positivas. Coincido con hm, siempre he pensado que en letras se trabaja más.

Marsonico ibicenco dijo...

¡Todo el mundo odia las matemáticas! La verdad es que yo las odié únicamente el año de EGB que se pusieron chungas y suspendí la 1ª evaluación. Una vez que tuve profe particular en casa, me convertí en un experto en ecuaciones y eso me ayudó a no verlas como algo horrible. De todas maneras, prefiero un idioma antes que un número.

coxis dijo...

Muchas gracias por sintonizar conmigo, ms Meg, ya no se siente uno tan "voz que clama en el desierto" Además, ¡qué chulo era estudiar Historia del Arte!

¿que no es saludable recordar el latín, mr skywalker? Con lo bonito que es el "bonus, a, um". Y Bienvenido a éste tu blog.

No te sientas friki, mr hm, que a mí me encantaba hacer traducciones en Latín - recuerdo la defensa del poeta Arquías o los poemas de (menudas composiciones hacía) Catulo-. En cuanto a que se trabaja más en letras que en ciencias, menciónalo en cualquier reunión social, cocktail, boda o bautizo, s'il vous plaît.

Ahí está el quid de la cuestión, mi querido cinephilus, la ESO fomenta el infantilismo del alumnado (los profes de la antigua guardia, los que han podido darte a ti o a mí clase supongo que se rasgarán las vestiduras cuando tengan que hacerse con un grupo de primero de la ESO) y eso se arrastra hacia el Bachillerato y por extensión a la Universidad...

Qué gracia me ha hecho lo de que los de ciencias te dan pereza, mr breckinridge... Y gracias por repetir que en letras se trabaja más.

A los buenos días desde Eivissa (espero no haber metido la pata con el spelling), mr marsónico, si es que las mates tienen cosas que no hay manera de entender (humildemente pienso), fíjate que a mí las ecuaciones me gustaban, con lo que no podía era con la trigonometría (seno, coseno, tangente, secante, cosecante...?) Gracias por decir que los idiomas son lo que molan, y a pasarlo bien por tierras ibicencas.

Breckinridge dijo...

Bonito nuevo diseño! Y gracias por el enlace!!! Será Ud correspondido (si es que me acuerdo de cómo se pone, que soy analfabeto informático).

Peritoni dijo...

Mi inclinación hacia letras fue por culpa de los profesores. No tuve nunca un profe de matemáticas o física que tuviera el más mínimo interés en enseñar a los que más nos costaba, sólo a los que ya lo entendían todo a la primera. En cambio los profesores de letras eran otra cosa, se podía hablar y razonar con ellos.
Aunque ellos parezcan no saberlo, un profesor es la pieza fundamental en la enseñanza, y yo a lo largo de toda mi vida creo que he tenido tres profesores buenos, el resto pura rutina.

coxis dijo...

gracias, mr breckinridge, y gracias por enlazarme...

¡Cuánta razón tienes, mr peritoni con lo de los profes de ciencias! Yo tuve exactamente la misma sensación, de que no se molestaban lo más mínimo en hacer entender las cosas a los que nos perdíamos... Justo lo contrario de lo que se debe hacer.

Caulfield dijo...

Yo ciencias puras, pero es verdad que mirándolo desde la distancia creo que vosotros os teníais que estudiar tochos más gordos. El único esfuerzo intelectual gordo que tuve que hacer en COU fue Geología, para el examen de visu de minerales. El resto de las asignaturas parecía un poco resumen de 3º de BUP. De todos modos, hoy día prima la FP y tampoco me extraña!!

Breckinridge dijo...

Por cierto (y estoy muy pesado mandando mensajes, pido perdón, pero al hablar de ciencias quizá venga a cuento el comentario), no sé si he comentado que de pequeñito me rompí el coxis. Todavía me duele sólo de acordarme.

caotico_jq dijo...

Es verdad, siempre hubo muchos prejuicios con lo de ciencias y letras. Yo es que siempre he sido muy, pero que muy de letras.

Y al Guy Ritchie igual me lo zumbaba hoy mismo, desde luego, que sigue estando que cruje (aunque no tan ortodoxamente).

Reality Bit dijo...

Oyes, pues yo sacaba unas notazas en el insti de caerse de culo, y siempre fui de letras purísimas, como decíamos nosotros. Y las matemáticas y ciencias se me daban bien, pero las letras me tiraban demasiado, siguen tirándome mucho.
Pero lo cierto es que en general la gente que estudiaba letras era porque no le gustaban las ciencias, mientras que los que estudiaban ciencias es porque les gustaba las ciencias.
Delicioso retruécano para explicar algo que tú has dicho de manera mucho más sencilla.
Saluditos apretados!

coxis dijo...

Los ciclos formativos parecen ser la solución para la masificación de las universidades, ya veremos si funciona o no la cosa, mr caulfield.

¿te rompiste el coxis, mr breckinridge? Coño, ¡qué daño tiene que hacer eso! Y aquí usté puede comentar todas las veces que te apetezca, claro que yes.

yo creo, mr caótico, que la Madonna, viendo que no vende ná del Candy de los c****** pues la muchacha tiene que inventarse cosas para mantenerse en el candelabro (yo ni harto de wine me lo compro)

Byron no lo hubiera dicho con más gracia, mr reality bit (si se me permite la pedantería cinematográfica)