20 mayo 2008

De asignaturas insulsas y demás zarandajas

Dentro del horario de trabajo de un ser dedicado a la docencia hay unas horas denominadas "de guardia" que, en el caso de tener horario completo, pueden ser dos (si eres tutor de un grupo) o tres (si te has librado de la tutoría). Dichas horas suponen hacer una especie de ronda por los pasillos del instituto con el fin de verificar que todo está tranquilo y que ningún grupo de alumnos está sin profesor, en tal caso uno de los que estén de guardia tendrá que quedarse con los alumnos e intentar que más o menos se mantengan tranquilitos. En otras ocasiones si un profesor está enfermo y ha avisado ya sabes de antemano que hay un grupo suelto por ahí, y tienes que apresurarte al aula para que no empiecen a armar demasiado lío o para que ninguna criatura se te escape.

Las guardias son momentos curiosos de la jornada laboral. Si te toca meterte en un grupo que das clase puedes relajarte y hablar con los chiquillos tranquilamente, siempre que te lleves bien con ellos y no sea una clase de las que se te van los pies para atrás cuando llegas a la puerta. Afortunadamente para mi salud física y mental, este año no me ocurre tal cosa. Pues en las guardias es cuando los críos se sueltan la melena (en algunas clases también) y empiezan a "rajar" de todo y tú tienes que recular rápidamente y desviar la conversación para que no se convierta la cosa en algo parecido a un programa de los de la tele.

Es en esos momentos cuando reflexionas sobre la existencia de asignaturas como la que se denomina Estudio Asistido o Actividades de Estudio. Para los que no conocen el sistema de la LOGSE y se educaron en el BUP se van a quedar sorprendidos cuando sepan que dentro del horario hay una o dos horas destinadas a que los alumnos estudien o hagan las tareas que tengan para el resto de asignaturas. Sobre el papel, como muchas ideas, la cosa es estupenda, pero luego está el día a día y descubres que, salvo excepciones que yo desconozco, ese momento del horario es desafortunadamente estéril porque principalmente no es evaluable. Al no existir el stress que produce tener un examen en (algunos) estudiantes la cosa termina siendo una absoluta pérdida de tiempo en detrimento de asignaturas instrumentales como la Lengua o las Matemáticas (no voy a barrer para casa, aunque no vendría mal tener más horitas de lengua extranjera).

Llegados a este punto cabe preguntarse la razón por la que se mantiene esta clase dentro del horario escolar. Y la respuesta es muy sencilla: la presencia de la Religión en los institutos, y es que el Estudio Asistido es la alternativa para los que no eligen Religión (no como en mi época que se elegía entre Religión o Ética).

Misterios de la vida...

15 comentarios:

Polo dijo...

Me encanta este blog: de "Shut Up (and Sleep with Me)" pasamos a reflexiones pedagógicas.

Ya que uno también trabaja en Secundaria, comparto tus opiniones sobre las Guardias: son un buen momento para departir con los niños evitando comentarios embarazosos sobre tus compañeros y enterándote de jugosos cotilleos. Pero también son las horas en que se abren más partes de disciplina.

La herencia de la bendita, odiada y (no sé por qué) alabada logse es una serie de horas y asignaturas que han ayudado a la pobre comprensión lectora de nuestros alumnos. Para mí, cosas como Alternativa a la Relligión (un horror de clase no evaluable) o Cambios Sociales son un relleno proselitista que no sirve para nada.

Y creo que la asignatura más importante de todas, aparte de la mía, claro está, es Expresión Plástica: desarrollo de la imaginación y, sobre todo, educación del gusto estético.

(Se ruega un pequeño comment en mi blog, que agoniza en varios idiomas)

Peritoni dijo...

Es la putada de que exista la asignatura de religión. La religión se enseña en casa o en las iglesias, co*o!
A ver si este gobierne tiene por fin lo que hay que tener, aunque supongo que no.

el otro amante dijo...

Desconozco los problemas de la secundaria, solo por algunos comentarios de profes de institutos. Lo de la educación es un tema bastante complicado y de difícil solución, especialmente cuando existen variadas versiones sobre como organizarla. Además aquí tenemos ese frito-mixto de la concertada con el que no acabo de estar de acuerdo, ni entiendo sus exigencias cuando viven de los caudales públicos, ni el follón que han montado con "Educación para la ciudadanía" o las clases de Religión. Porque, digo yo, ¿para qué están las parroquias esas? pues para que lleven allí a los que estén interesados en aprender los fundamentos religiosos. No es presentable que el Estado pague y las "eminencias" obispales deciden a quien meten que sea más de su cuerda con contratos renovables anualmente.
Creo que la educación y la sanidad son pilares fundamentales en un país, sino funcionan ... mal asunto.

Sr_Skyzos dijo...

Esas horas suelen servir para que, alumnado y profesores, se den cuenta que lo que hay al otro lado de la trinchera son seres humanos.

Breckinridge dijo...

No soy docente, por lo que no puedo opinar, pero a la vista de la amencia de nuestros jovenes (sueno muy mayor, que espanto), tenemos una asignatura educativa muy pendiente. En la Universidad pasa lo mismo que con las clases que cuentas: si no das creditos, no te va nadie, nadie (y pido perdon por la falta de acentos, que el ordenador desde donde escribo no tiene de eso).

coxis dijo...

así somos, mr polo, eclécticos... ¿Cambios Sociales? ¿qué es ello? Lo dicho, las guardias pueden ser (algunas veces) momentos jocosos de la jornada laboral.

pues, mr peritoni, diría que la MariTere ha soltado algún globo sonda, veremos a ver qué pasa... Aunque los del foro de la family jurarán todo lo jurable...

mr el otro amante, la gente que trabaja en la concertada tiene la ventaja de que la mayoría de las veces no tiene que desplazarse a otras ciudades, pero también tienen jornadas laborales más largas y cargadas, amén (nunca mejor dicho) de tener que seguir el ideario del centro (que la gran mayoría de las veces, salvo que el centro sea una cooperativa, es religioso). Lo normal sería que la gente fuera a su parroquia, mezquita, sinagoga, etecé a aprender su doctrina y que la Historia de las Religiones se viera en Sociales (que se ve, que yo sepa la aparición del Islam). Pero no sé yo...

ay mi querido sr_skyzos, el problema es que el 75% de las ocasiones no puedes descender a niveles muy altos de humanidad... Porque a la primera los críos se creen que están en el plató de "Física o Química" o de "Compañeros"...

mr breckrindge si es que si no existe el stress por sacar buena nota la gente no se motiva... Eso es indudable.

Caulfield dijo...

Elegir entre religión o ética, al menos, era un mal menor (lo digo por lo de la religión) pero crear una hora muerta para que al fin y al cabo no hagan nada... Para eso está el recreo ¿no? Pues si que han cambiado las cosas desde que existia BUP! Mi admiración total a vosotros que lidiais con los jovenes de hoy.

Marsónico dijo...

Recuerdo perfectamente las clases de Ética, no porque yo asistiera a ellas, sino porque en mi clase había un par de hijos de testigos de Jehová y, claro, no podían dar Religión, por lo que ambos se iban a la susodicha clase. Siempre me pregunté qué harían allí. Lo de contar con 1 o 2 horas para que los alumnos hagan sus deberes me parece estupendo. Debería haberse hecho desde siempre para que, luego, al llegar a casa, sólo se tuviera tiempo de ocio.

coxis dijo...

gracias por la admiración recibida, mr caulfield, la verdad es que en este santo blog siempre me dais mucho ánimos en mi tarea diaria... Se agradece, se agradece

lo que yo decía, mister Marsónico, sobre el papel es una idea excelente, pero luego los críos no dan golpe (a lo mejor uno entre treinta), los demás se dedican a cotorrear o a perder el tiempo... Testigos de Jehová dando Ética... Qué cosas...

TB97 dijo...

Yo también expreso mi admiración al profesorado de hoy en día, oh, Coxis!. No sé si preferiría ir a Guantánamo o dar clase a una panda de tiernos insurrectos...

coxis dijo...

ya sabes mi querido tb97 que desde que soy comentado a la salida de los cines te has ganado un lugar en mi corasonsito, y con comments así más todavía

hm dijo...

Mis dos hermanos dan clases de secundaria y de nuestros vecinos de toda la vida dos de tres también... y me cuentan historias escalofriantes...

Yo soy de la vieja escuela en estos asuntos y pienso que gastar dos horas en eso en vez de dar lengua o matemáticas (aunque soy de los que piensa que no se debería haber dejado de dar latín, así que te puedes hacer una idea)

Gunillo dijo...

Pero qué horror de sistema escolar!!!
Esa hora se convertirá por fuerza y lógica, en una prolongación del recreo. Estarán todos haciendo el salvaje y perdiendo el tiempo.
Desde luego, es que los políticos se quedan calvos con semejantes ideas tan peregrinas como estúpidas...

Cinephilus dijo...

¡¡¡CUÁNTA RAZÓN TIENES!!! Perdón por las mayúsculas, pero necesitaba enfatizar el hecho de haberme visto reflejado -línea por línea- en tu texto.
Solo una duda: ¿alguna vez se nos consultará a los profesores -al menos, a los que somos mínimamente sensatos- a la hora de elaborar una reforma educativa o seguirán acudiendo a comités de sabios sin ningún tipo de conocimiento del sistema y su problemática?
Ya, ya sé la respuesta... Me temo...
Besotes

shysh dijo...

Hola, vengo de donde Finn y aunque trabajo en primario sé de lo que hablas. Esos profes de ESO os tenéis ganado ya un 90 por ciento de Paraíso. Lo que no me explico (y tampoco vamos a debatir aquí) es el gran cambio que hacen los de sexto de primaria a la gran gilip**lez de la que hacen gala los chavales nada más entrar en la ESO. Un saludo y muchos ánimos.