13 mayo 2008

Cid Campeador

La próxima semana se estrena la esperadísima (al menos para mí) nueva aventura de Indiana Jones. La última vez que Indy se dejó caer por nuestras pantallas fue por el mes de agosto de 1989, cuando el incomprensiblemente exitoso por mortalmente aburrido Batman (sí, el de Tim Burton, me horroriza, sólo me satisface a ratos -gracias a Michelle Pfeiffer- su secuela) le pasó de largo en recaudaciones yanquis. En Europa la cosa fue distinta, Indy ganó al hombre murciélago, y es que Europa es une autre chose.

Veremos a ver cómo sale la peli, porque la presencia del muchacho de nombre extraño me pone los vellos como escarpias (aunque la presencia de Miss Blanchett equilibra la cosa), pero éste no es el tema de esta disertación. Es, una vez más, el tema de los cambios en la exhibición cinematográfica.

Cuando estrenaron En busca del arca perdida en Murcia la dieron sólo en un cine, el Coliseúm (hoy un bingo), cine de unas 1.100 butacas, en colores marroncitos y con una pantalla de lo más grandota (no había Dolby Stereo, pero es que todavía no tocaba). La película aguantaba bastantes semanas ya que era el único cine en la ciudad y alrededores (a Cartagena también llegaba, gracias a los cines Alfonso XIII, igualmente desaparecidos) donde ver a los nazis derritiéndose.

Su defenestrada secuela (a mí es la que más me gusta, creo que he perdido la cuenta de las veces que la vi EN EL CINE) y su siguiente parte, con mucho más sense of wonder, también fueron estrenadas en un único cine: nuestro numantino cine Rex, donde se prolongaba su exhibición por ocho o nueve semanas. Pero claro, eso fue antes de la llegada de la taquilla del Digital Plus, de las descargas ilegales y del top manta...

El próximo jueves la nueva aventura de Indy se estrenará en muchísimas más pantallas, quemándose en un par de semanas. Ya no se hará la peregrinación a un único cine, donde la película se eternice durante meses. Ya no ocurrirá lo que ocurrió en el cine Cid Campeador, que proyectó La Naranja Mecánica en su estreno en Madrid. Eso ya no ocurrirá porque ha cerrado, un cartel de "local disponible" ocupa el anterior rótulo de CINE CID CAMPEADOR. El Cine Avenida de la Gran Vía permanece cerrado, todavía tiene las carteleras de sus últimas películas proyectadas: una de Hugh Grant y otra de Sandra Bullock, pero no hay ni rastro de grúas o andamios prestos a hacer un C&A o algo por el estilo, languidece. Igual suerte está corriendo el más modesto Cine Rex. El inmenso Palacio de la Música parece ser que ha sido adquirido por CajaMadrid para reconvertirlo en una sala de conciertos...

Estamos sufriendo una nueva reconversión de las salas, igual de dura que la de los primeros ochenta, cuando el boom del vídeo.

11 comentarios:

Meg dijo...

La verdad es que es una pena que los macrocentros comerciales estén engullendo a los cines de toda la vida.

Aquí ya desaparecieron los Floridablanca y el Salzillo (aunque lo reconvirtieron en Filmoteca Regional, bastante cutre, por cierto, no han cambiado ni la moqueta).

La última vez que pisé un cine fue en Semana Santa (ya sé que me prometí a mi misma ir más a menudo) y fue en el Zig Zag y nos quedamos J. y yo ojipláticos de ver que tampoco se encontraba allí la gente.

¿Prefieren cogerse el coche, hacer 6-7 km para plantarse en el Thader o la Nueva Condommina? No lo entiendo.

jko dijo...

veo que hay quien sigue blogueando... no como otros (autocrítica ;-) )

¿¿Qué me he perdido últimamente??

gracias por estar ahí! bs.

Peritoni dijo...

Por lo menos en Madrid queda alguno, en Valencia no queda ni uno, pero ni un cine de los grandes. De echo en el centro sólo hay dos multicines, el resto está por los alrededores en los centros comerciales. Y dos mini-cines, de mini-salas a su vez, donde echan películas raras o en versión original. Me has hecho recordar el cine Rex, el Serrano o el Tyris, enormes salas con gran pantalla y algunos con la parte de arriba llena de butacas, qué maravilla.

Y ahora, nosotros arrastrados por esa marea vamos siempre al Kinépolis.

TB97 dijo...

Y lo peor de todo esto es que la peor parte no se la llevan los Indiana Jones & Co, sino las pelis pequeñas que tiempo ha tenían su hueco para que funcionara el boca a boca y ahora es imposible. Hasta las propias majors quitan producto suyo que está haciendo buena taquilla para estrenar a lo bestia titulos de más que rápido consumo.

Y así es muy difícil que hoy en día pelis como "Harold y Maude" o "Tomates verdes fritos", que en su momento se hicieron con una pasta tacita a tacita, puedan funcionar en taquilla y que a la gente les de tiempo a verlas.

Indy 2 creo que la vi 3 veces en cine. Me ganas por mucho, no? :-p

Caulfield dijo...

Nervioso ante el estreno, aquí también. Algunas escenas de La Ultima Cruzada se rodaron en mi tierra (una en concreto enfrente mismo de mi entonces casa) y gritábamos como locos en el cine cuando reconocíamos alguna zona, señalando con el dedo que se nos salía. Ays que tiempos.

Sr_Skyzos dijo...

La gente no va al cine. Punto, sea en el centro, sea en el extrarradio de los centros comerciales. ¿Para qué pagar por algo que, en dos días, vas a tener gratis, eso sí, de peor calidad y visionado? Que el día del estreno de "Iron Man" éramos cuatro pelagatos en comparación con otras veces.

Marsónico dijo...

Yo no entiendo qué os pasa con los multicines, la verdad, a fin de cuentas es una sala donde puedes ver una película y ya está, hombres de Dios! Y las salas del Thader son geniales, en grada, para que no te moleste nadie. En cuanto al "Batman" de Burton, pues a mí me encantó, de hecho salí del cine enamorado de Michael Keaton :P

PasaelMocho dijo...

Vi Indiana Jones en una tele de 14 pulgadas.

Vi Indiana Jones 2 en el año 2000 en casa de mi primer marido, en Laser Disc (tela, ahora supongo que los usará de bajoplatos).

No he visto Indiana Jones 3.

Ni la de Batman, pero es que Michael Keaton me da un asssscoooooo.

coxis dijo...

Mañana dominical - momento sin igual

Me temo, mi querida Meg, que la asistencia está bajando en general. Además que creo que el zig zag ha caído bastante en popularidad... En cuanto a la Filmoteca, sí que la moqueta está algo cutre pero al menos tenemos un reducto para cine de difícil salida comercial

casualidades de la vida, mi querido jko (versión 2.0 diría), me dije "voy a ver qué hace este mozo que hace mucho que no lo leo". Siempre es un placer reencontrarse con los primeros cicerones en esto del blog.

Qué penita, mi bienhallado peritoni, que Valencia no tenga ningún cine a la vieja usanza... Parece inevitable pero no deja de darme mucha lástima. Tengo un libro que cuenta la historia de los cines de Valencia y es chulísimo, habla del Gran Vía, del Colisevm, del Tyris, del Suizo, etecé etecé

muy cierto, querido tb97, que ahora las pelis incluso lanzadas por las majors no las aguantan, si no hay recaudación alta la primera semana, son barridas por la próxima que llega al siguiente viernes (Speed Racer, último ejemplo). Lo de Tomates Verdes Fritos podría repetirse quizá en los cines Paz (antes Paz Todd-AO) -donde las conversaciones con mi jardinero resistieron- , pero aguantar semanas como estuvo en el cine Amaya (hoy Teatro) y el Rex (cerrado) muy difícil muy difícil que vuelva a suceder. En cuanto a Indy 2, pues sí, la vi más de tres veces, quizá fueron quince (Anda que no soy Friki ni ná...) entre cines de "invierno" y de verano.

Sí señor caulfield, cuando vimos Indy 3 estábamos esperando la escena de Papá Indy espantando pajaritos con el paraguas como agua de mayo... (Y yo no soy de Trebujena, con lo que si llego a vivir allí hubiera aullado cual mandril en celo)

Mi darling Sr Skyzos, además de que ya no va tanta gente al cine, es que la dan en tantísimas salas a la vez que difícilmente te encuentras colas (cosa cómoda aunque mosquea no ver el cine lleno hasta la bandera cuando estrenan blockbusters). Y también es cierto que hay gente que prefiere tirar de la mula o demás triquiñuelas...

A ver, mi querido Marsónico, ni mucho menos critico la existencia de las multisalas -comodísimas, de buena visión, buen sonido-, más bien me apeno ante el cambio de la morfología del centro de las ciudades, donde podías encontrarte un cine grandote y lujosote donde refugiarte al atardecer de un sábado... Y al vislumbrar que es irrecuperable, no puedo evitar sentirme como al final de "Cinema Paradiso"... En cuanto a Batman, recuerdo que la vi en un preestreno organizado por los 40 principales (fíjate, cuando yo escuchaba los 40 principales) y salí con ganas de estrangular a Jack Nicholson (para mí la única recordable, me reitero, es la de Miss Catwoman) En cuanto a los objetos de deseo, no seré yo quien los discuta, que a mí me ponía Ricky Martin en su época La Vida Loca...

Mi bien hallado PasaElMocho, ¿un laserdisc? Wow!!!!! Yo estuve a punto de comprarme uno con los ahorros de un trabajito veraniego pero luego se me fueron las ganas... ¿Indy en 14 pulgadas? ¿Indy 3 sin ver? Mon Dieu! No he podido evitar reírme al leer que le da asssssco Michael Keaton... Pobrecico, ¿en qué andará?

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

¿El Rex es el que hace un pequeño esquinazo en la Gran Vía y tiene una especie de vestíbulo a la calle? ¿Lo han cerrado? No me lo puedo creer...Creo que la última peli que ví ahí fue una española, que estaba bastante bien, que duró poco más de una semana: Se llamaba "Valentín".
Tb tengo muchos recuerdos del cine "Cid Campeador". Que lo habían cerrado sí que lo sabía: pues me llevaron de pequeño a ver "Terremoto" allí, con el "sensorround" ese, que temblaba la butaca. El "Cid Campeador", ponía muchas veces grandes éxitos americanos y todas las pelis de catástrofes:-)
Creo que han nombrado por ahí arriba una de mis pelis favoritas: "Harold and Maude", qué pasada: la historia de un jovencito raroraro, que conoce a una viejecita tb rara y se hacen amigos, con música de Cat Stevens, qué peliculón.
Pues nada, disfruta de tu visita al cine para ver al héroe. Que hoy en día ir a una sala, es casi que un acto de valentía, y hay que ir.
Abrazos.

coxis dijo...

está ya mucho tiempo cerrado, mi querido Ripley, en la peli de Valentín creo que salía Lluis Homar (creo, reitero). Mon Dieu el sonido sensurround, yo vi "Galáctica - Estrella de Combate" en Sensurround y recuerdo cómo se movían los sillones cuando pasaban las naves. En cuanto a Harold y Maude fue todo un sleeper (éxito sorpresa) y de lo más recomendable, claro que sí.
Y si God quiere, el jueves a ver a Indy 4