21 mayo 2008

Hay que ver cuántas cosas hay en el youtube aka Carmen de Carlos Saura y Antonio Gades aka Olé con Olé que ya tengo entradas



En el 1984 se habló mucho del éxito de esta Carmen al presentarse en el Festival de Cannes (si la memoria no me falla), yo la cogí del vídeoclub en cuanto salió en alquiler (no tardó mucho). No recuerdo absolutamente nada del argumento, incluso creo que me aburrí. Ahora bien, esta secuencia de la Tabacalera creo que la vi tropecientas mil veces el fin de semana que estuvo la peliculita en casa.

El "tracatrá" que hacen con las palmadas en las mesas y el taconeo es fascinante a la par que adictivo. Lo curioso es que al verlo anoche me acordaba perfectamente de todos los "tracatrás" habidos y por haber. Cómo es la mente humana...

Que la disfruten.

¿Y qué habrá sido de Laura Del Sol...?

BREAKING NEWS (son las 18 horas y 7 minutos):

20 mayo 2008

De asignaturas insulsas y demás zarandajas

Dentro del horario de trabajo de un ser dedicado a la docencia hay unas horas denominadas "de guardia" que, en el caso de tener horario completo, pueden ser dos (si eres tutor de un grupo) o tres (si te has librado de la tutoría). Dichas horas suponen hacer una especie de ronda por los pasillos del instituto con el fin de verificar que todo está tranquilo y que ningún grupo de alumnos está sin profesor, en tal caso uno de los que estén de guardia tendrá que quedarse con los alumnos e intentar que más o menos se mantengan tranquilitos. En otras ocasiones si un profesor está enfermo y ha avisado ya sabes de antemano que hay un grupo suelto por ahí, y tienes que apresurarte al aula para que no empiecen a armar demasiado lío o para que ninguna criatura se te escape.

Las guardias son momentos curiosos de la jornada laboral. Si te toca meterte en un grupo que das clase puedes relajarte y hablar con los chiquillos tranquilamente, siempre que te lleves bien con ellos y no sea una clase de las que se te van los pies para atrás cuando llegas a la puerta. Afortunadamente para mi salud física y mental, este año no me ocurre tal cosa. Pues en las guardias es cuando los críos se sueltan la melena (en algunas clases también) y empiezan a "rajar" de todo y tú tienes que recular rápidamente y desviar la conversación para que no se convierta la cosa en algo parecido a un programa de los de la tele.

Es en esos momentos cuando reflexionas sobre la existencia de asignaturas como la que se denomina Estudio Asistido o Actividades de Estudio. Para los que no conocen el sistema de la LOGSE y se educaron en el BUP se van a quedar sorprendidos cuando sepan que dentro del horario hay una o dos horas destinadas a que los alumnos estudien o hagan las tareas que tengan para el resto de asignaturas. Sobre el papel, como muchas ideas, la cosa es estupenda, pero luego está el día a día y descubres que, salvo excepciones que yo desconozco, ese momento del horario es desafortunadamente estéril porque principalmente no es evaluable. Al no existir el stress que produce tener un examen en (algunos) estudiantes la cosa termina siendo una absoluta pérdida de tiempo en detrimento de asignaturas instrumentales como la Lengua o las Matemáticas (no voy a barrer para casa, aunque no vendría mal tener más horitas de lengua extranjera).

Llegados a este punto cabe preguntarse la razón por la que se mantiene esta clase dentro del horario escolar. Y la respuesta es muy sencilla: la presencia de la Religión en los institutos, y es que el Estudio Asistido es la alternativa para los que no eligen Religión (no como en mi época que se elegía entre Religión o Ética).

Misterios de la vida...

13 mayo 2008

Cid Campeador

La próxima semana se estrena la esperadísima (al menos para mí) nueva aventura de Indiana Jones. La última vez que Indy se dejó caer por nuestras pantallas fue por el mes de agosto de 1989, cuando el incomprensiblemente exitoso por mortalmente aburrido Batman (sí, el de Tim Burton, me horroriza, sólo me satisface a ratos -gracias a Michelle Pfeiffer- su secuela) le pasó de largo en recaudaciones yanquis. En Europa la cosa fue distinta, Indy ganó al hombre murciélago, y es que Europa es une autre chose.

Veremos a ver cómo sale la peli, porque la presencia del muchacho de nombre extraño me pone los vellos como escarpias (aunque la presencia de Miss Blanchett equilibra la cosa), pero éste no es el tema de esta disertación. Es, una vez más, el tema de los cambios en la exhibición cinematográfica.

Cuando estrenaron En busca del arca perdida en Murcia la dieron sólo en un cine, el Coliseúm (hoy un bingo), cine de unas 1.100 butacas, en colores marroncitos y con una pantalla de lo más grandota (no había Dolby Stereo, pero es que todavía no tocaba). La película aguantaba bastantes semanas ya que era el único cine en la ciudad y alrededores (a Cartagena también llegaba, gracias a los cines Alfonso XIII, igualmente desaparecidos) donde ver a los nazis derritiéndose.

Su defenestrada secuela (a mí es la que más me gusta, creo que he perdido la cuenta de las veces que la vi EN EL CINE) y su siguiente parte, con mucho más sense of wonder, también fueron estrenadas en un único cine: nuestro numantino cine Rex, donde se prolongaba su exhibición por ocho o nueve semanas. Pero claro, eso fue antes de la llegada de la taquilla del Digital Plus, de las descargas ilegales y del top manta...

El próximo jueves la nueva aventura de Indy se estrenará en muchísimas más pantallas, quemándose en un par de semanas. Ya no se hará la peregrinación a un único cine, donde la película se eternice durante meses. Ya no ocurrirá lo que ocurrió en el cine Cid Campeador, que proyectó La Naranja Mecánica en su estreno en Madrid. Eso ya no ocurrirá porque ha cerrado, un cartel de "local disponible" ocupa el anterior rótulo de CINE CID CAMPEADOR. El Cine Avenida de la Gran Vía permanece cerrado, todavía tiene las carteleras de sus últimas películas proyectadas: una de Hugh Grant y otra de Sandra Bullock, pero no hay ni rastro de grúas o andamios prestos a hacer un C&A o algo por el estilo, languidece. Igual suerte está corriendo el más modesto Cine Rex. El inmenso Palacio de la Música parece ser que ha sido adquirido por CajaMadrid para reconvertirlo en una sala de conciertos...

Estamos sufriendo una nueva reconversión de las salas, igual de dura que la de los primeros ochenta, cuando el boom del vídeo.

08 mayo 2008

Jesucristo Superstar en el Lope de Vega



El pasado mes de septiembre se estrenó en el teatro Lope de Vega de Madrid un nuevo montaje de Jesucristo Superstar. Los lectores más antiguos y/o de mejor memoria recordarán que hace ya un buen tiempo escribí una entrada sobre los ensayos y sobre todo sobre mis deseos inefrenables de ver la obra cuanto antes.

Cuando se estrenó he de confesar que lo que vi por televisión o en Internet me puso un poco las orejas tiesas. Parecía como si todo tuviera un aspecto inequívocamente amateur, además de que las voces sonaban demasiado planas, demasiado academia de OT. Después supe que el cantante que interpretaba a Jesús había dejado plantados a todos por no ponerse de acuerdo en lo relativo a su sueldo, el sustituto, un cantante argentino tenía que ocultar sus carnes con la túnica durante la crucifixión, incapaz de competir con el cuerpo más acorde a los cánones plásticos de su predecesor.

Las críticas colocadas en la puerta del teatro son algo tibias, amén de escasas: "Tiene pulso, energía y tensión" y "Hacía años que un musical no arrancaba un aplauso tan impresionante". Esto no pinta demasiado bien.

Fue descorazonador, acostumbrado a ir a musicales con teatros llenos hasta la bandera, encontrarme con un Lope de Vega cuyo aforo registraría, siendo optimista, media entrada. La última función es el quince de junio. No volverán tras el verano. Todo huele demasiado a fracaso.

Las coreografías y bailes, me reafirmo, tenían un aire amateur que no sé si sería el perseguido por el director, la impresión que dan, desgraciadamente, es de función de colegio de fin de curso. Tiene algún momento brillante como el del templo y otros fatalmente desarrollados, como los arbolitos de la última cena, Superstar (¡qué coreografía y qué vestuario!) o la canción del rey Herodes (no he visto en mi vida unas bailarinas más desganadas). Los cantantes tenían demasiada tendencia al griterío. Judas (no estaba el titular sino el suplente) el que más -aunque en la primera canción bajaron el volumen de la orquesta-. María Magdalena destaca agradablemente mientras que Pedro destrozó el Todo ha sido un sueño (Could we start again, please?) al ponerse a pegar gritos cuando la canción está pidiendo a ídem (y con razón) un mood mucho más suave y melancólico.

Y Jesucristo... Sufrí mucho cuando lo levantaron en peso en la cruz (estaba bien hecho) y con las sombras me decía "Hay que ver, cuánto le sobresale el trapito para cubrirse las vergüenzas... Un momento, eso no es el trapito... ¡Es un michelín!" Ya sé, ya sé que es muy superficial y frívolo lo que he dicho pero es que si no reviento. El muchacho, ahora en serio, cantaba bien y disimula el deje argentino con convicción.

Pero fue una cierta decepción, la verdad... Y eso que después de ver las imágenes y fotos ya iba con el cuerpo un poco preparado para lo peor... No obstante, las canciones son tan bonitas -a pesar de cambiar las letras para la mayoría de las veces empeorarlas, con lo bien que lo hiceron Artime y Azpilicueta en el 75- que hubo ráfagas de emoción... No muchas, pero las hubo.

En el youtube hay una grabación de la obra, aunque sólo filman a una ángela (y no carrasco). Ahí va:



¿Y el público? Mucha familia, nada de típicos estereotipos de musical.

01 mayo 2008

Mes De-Mayo

La llegada del mes de mayo y de su megapuente es el primer aviso de que hay que empezar a mostrar canne en la playa o en cualquier otro lugar de la geografía. Pensando en que todos vamos a estar por ahí, aquí dejo un post con canciones que me recuerdan al buen tiempo, al veranito... Sin ningún orden ni concierto (y seguro que me dejo más de una en el tintero)

Lo que me gusta a mí este Chase The Sun de Planet Funk, a pesar de que el vídeo con lo de cambiar el sonido de radio con pilas a sonido auténtico desluce un poquito la canción.



Y ésta siempre me pone de buen humor, siempre, siempre... La palomita de la Moony



Espera, que ahora me pongo nostálgico y empiezo con la quinta SAW...

¿Alguien se acuerda de los Big Fun? Madre mía, qué cosas... Y fíjate que cuando escucho las canciones acabo moviendo el body y con cara de tontorrón...



Lo más fuerte es que yo de ésta tengo hasta el maxisingle y todo...



Y el Jason Donovan... Qué bonita canción, a ver quién es el guapo que no termina moviendo la cabecita cual perrito-colocado-en-parte-posterior-del-auto



Y la Kylie... Cuando no estaba tan pesada como en su último disco. ¡Kylie, vuelve al estilo Spinning Around o Loveboat, que tu público quiere petardeo, fino, pero petardeo!



Ya totalmente entregados a la causa, sólo nos queda gritar que somos Absolutely Fabulous



Y una fiestecita en una casita como esta, con la Paola y la Chiara, metiendo barriga tol rato...



Y si me pongo ya totalmente revaival revaival loca trapera, lo único que puedo decir es So Many Men, So Little Time (la mamá de Sinitta lo dijo)



Y de fin de fiesta recurrimos de nuevo a SAW y nos marcamos un bailecito de los nuestros oyendo rumores (y no los de la Carrá, que también están muy bien pero hoy no tocan)



FELIZ PUENTE Y CUIDAÍCO CON EL SOL Y CON EL TRÁFICO