30 abril 2008

ArriverderLa Eduardo

No me voy a beber una botella de aceite de girasol, la verdad. Y eso que no me vendría mal ya que llevo una semana pre-puente de lo más maravillosa en lo que salud concierne... Hemorragias nasales matutinas (he vuelto a la pre-adolescencia) y dolorcillos gargantales que llevan a transformar tu voz en un sosias de Romina Power mezclado con Joe Cocker (para ello sí que serviría el beberme el litro de aceite)

Cuando mr Ministro aconsejó (y dos días después dijo que no pasaba ná de ná) no utilizar el aceite girasolero me abalancé a mi cocinilla para mandar al contenedor amarillo la botellita de marras (previamente vaciada en el bidet pero no lanzando el aceite a las tuberias, sino recogiéndolo con papeles de cocina que depositaría en el contenedor orgánico), pero fíjate tú que yo soy muy de aceite de oliva sabor intenso Hacendado y claro... Rien de aceite de Girasol.

Me estoy desviando y yo quería platicar de uno de mis más defenestrados políticos, que ayer decidió abandonar su escaño: Eduardo Zaplana, el señor que se reía mucho cuando la comparecencia de Pilar Manjón. Ayer en la tertulia de Julia Otero (¡cuánto la hemos necesitado en nuestras ondas!) hablaron del tema y como no estaba el rancio de Juan Manuel de Prada (¿cuántos años tiene este muchacho?) ni la pava de la Espido Freire (tan ocupada con sus secretarias, sus empresas, sus cursos...) la cosa estuvo bastante bien. El señor Adriansens, en su línea, afirmó que no lo echaría de menos lo más mínimo. Luego se comentó si Zaplana era el equivalente del PP de Alfonso Guerra, ahí no hubo unanimidad: Pilar Rahola mantenía que ambos políticos eran equiparables; Aranguren y Adriansens ni mucho menos consideraban posible tal comparación. Se recordaron a continuación aspectos de Zaplana como su gobierno de la comunidad valenciana, de tintes cuasimafiosos (Adriansens dixit) y su aspecto de "recien duchado y afeitado, con el after shave todavía brillando en la cara"...

Indudablemente, algo tiene que ocurrir en el PP, tiene que haber una travesía en el desierto, la misma por la que pasó el PSOE en el 2000 hasta la aparición de SosoMan (fíjate tú, hoy es nuestro presidente). Recordemos que ni los Almunias ni los Borrells de turno lograron nada, sonaban demasiado a la era de Felipe González. La marcha de Zaplana supone la demostración de que la estrategia del PP de encabronar al personal hasta límites insoportables no consigue los votos suficientes. Al contrario, consigue que estrategias como la del PSOE catalán, la de "si tú no vas, ellos vuelven" gane por goleada. Esta mañana ha dicho Joaquín Estefanía en los desayunos de la 1 que es curioso cómo los políticos de derecha cuando abandonan la política se dedican a ganar dinero (verbigracia, mr Aznar o mr Rato), mientras que la mayoría de los de izquierda vuelven a las facultades o a sus antiguas ocupaciones... Pero ésa es otra historia.

Al fin y al cabo, se ha ido Zaplana... Que es lo que importa. Que todos los políticos (los de su partido y los ajenos) le pasen la mano, que es lo que toca...



Vaya usté con Dios

9 comentarios:

Peritoni dijo...

Bueno, no voy a decir nada de este tipo, que yo lo sufrí como Molt Honorable President de la Generalitat Valenciana. Imagina a este cartagenero caradura siendo más valenciano que nadie...
Pero lo de pasarse por la imaginación a alguien compararlo con Alfonso Guerra es la tontería más grande que he oído nunca. Cualquiera que recuerde la ironía fina, culta o chabacana de Guerra sabrá a qué me refiero.
Este tipo es un trepa sin más.
Muy buena la reflexión final de porqué unos van a forrarse cuando acaban (y antes) y otros vuelven a sus clases...

Caulfield dijo...

Tanta paz lleve como la que deja aquí!!RIP.

Meg dijo...

Madre mía, cuánta razón llevas con lo de que los del PP se salen del partido para ganar dinero y "los otros" vuelven a sus antiguos trabajos...

Ayer decía El Wuayoming que se había ido a Telefónica para tener más vacaciones y ponerse moreno antes de tiempo, jejejejeje.

TB97 dijo...

Sí, sí, que se renueven un algo, que tanta mala leche no puede ser buena.

Este señor se llama como yo...

coxis dijo...

pues si él ya dijo que estaba en esto de la política para hacerse rico... Apañaos vamos, mr peritoni & mr caulfield

ha sido muy sabio joaquín estefanía al hacer esta observación, mi querida meg

espero que el parecido se quede tan sólo en eso, mr tb97, en la onomástica

Polo dijo...

El señor Zaplana es un rancio; su marcha es una buena noticia. Lo de las travesías constituye otra característica común más de los dos partidos que tenemos que sufrir. "Tiempos nuevos, hombres nuevos", que decía Mariano José de Larra.

coxis dijo...

siempre que la travesía sera para bien, bienvenida sea...

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Qué raro es que se vaya un político (se va a ganar dinerito en el sector privado, claro). Pues eso, ¡hala, hala, que se vaya!
Me gusta que escuches tertulias en la radio.La radio todavía tiene un nivel considerable, es más, no lo ha perdido nunca.
Te había leído, y te quería comentar, pero estaba fatal de la alergia, con los primeros calores.Bueno, menos mal que lo del aceite de girasol no ha sido nada, parece, y de oliva Hacendado mejor.
Un saludo y Feliz Puente.

MM de planetamurciano.tk dijo...

Teniendo en cuenta ke va a cobrar un millón de leuretes por año,seguro ke la nostalgia política se le pasa pronto.