28 octubre 2007

Las 13 Rosas


Esta mañana he visto una película imperfecta que me ha hecho llorar.
En tiempos como estos de leyes de memorias históricas, beatificaciones de religiosos caídos a manos de los republicanos e intentos de reescribir la historia a manos de locutores/escritores que sacan libros como churros es pedagógicamente necesario el estreno de una película como ésta, por desgraciadamente insatisfactoria que sea en su conjunto.
Y digo insatisfactoria porque se queda corta en datos, en explicar más cosas, hay pocas referencias al aspecto político de la historia y humildemente considero que no habría venido mal a la película para una mayor comprensión. Parece que sólo han abordado la dimensión humana de la historia, si con eso te das por satisfecho la cinta cumple con creces su objetivo.
No hace honor a su título, ya que sólo te cuentan la historia de tres de las trece más de la "Peque", que afortunadamente escapó del pelotón de fusilamiento.
La película es de lo más respetuosa, para nada revanchista, establece un punto de vista en el que no todos los rojos son santitos y todos los nacionales son un grupo de bestias pardas (quizá este aspecto fue el que llevó a Carlos Boyero a escribir una crítica absolutamente demoledora y por tanto injusta de la cinta).
Porque no es un punto de vista erróneo ni cabreante, se supone que las personas (bueno, la mayoría) no somos un grupo de autómatas. Los seres humanos sentimos, padecemos, somos capaces de lo mejor y lo peor, cometemos errores, traicionamos a nuestros amigos, tenemos miedo, ayudamos al que está a nuestro lado... Todo depende de la circunstancia. El personaje de Goya Toledo -doña Carmen, la carcelera- es el ejemplo de ello.
Las 13 Rosas va calando poquito a poco y te va poniendo un nudo en la garganta hasta que en la terrible escena del fusilamiento no puedes aguantar más y tienes que romper a llorar. Y lloras no porque fueran comunistas, socialistas, marxistas o leninistas, lloras porque eran crías, crías que tuvieron la desgracia de estar en el momento equivocado en el lugar equivocado.
Es obligado mencionar la actuación de Pilar López de Ayala (Dios mío, ¡qué mirada!), esta muchacha debería ganar todos los césares, fotogramas, goyas, oscars y premios de ojo críticos. Verónica Sánchez y Marta Etura también cumplen, para mi gusto sobre todo la primera.
La breve aparición de Luisa Martín borra de un plumazo su pasado de aborrecible chacha de Médico de Familia o pescatera de ¿Quién da la vez?.

Es necesaria para conocer un acontecimiento de un momento histórico que, al menos yo, desconocía por completo: cómo el asesinato de un guardia civil franquista que amenazaba con revelar los no tan blancos expedientes de sus compañeros de bando mandó al paredón a cincuenta y tantas personas, incluyendo a doce mujeres afiliadas a las JSU más una señora casada con un hijo que tuvo la desgracia de que su marido trabajase con un simpatizante del partido comunista.

8 comentarios:

Shepperdsen dijo...

Yo esta historia la conocí leyendo "La voz dormida" de Dulce Chacón. Otra historia demoledora. Me apunto la película. ¿Llegará a Portugays o me la tendré que bajar?

ovejavieja dijo...

la veré

Polo dijo...

Pues no pensaba ir a verla, pero esta crítica del señor Coxis me ha hecho recapacitar e igual cae esta semana.

Me convence que no tenga aspecto revanchista. Y que llore uno en el cine es de lo mejor.

Aunque primero toca ver 'Mataharis' y la de W. Allen.

'La voz dormida' es una maravilla de libro, estupendamente escrito, arrebatador, capaz de dar ganas de releerlo.

Sr_Skyzos dijo...

Mi madre está leyendo ahora el libro de Dulce Chacón y tiene un nudo en la garganta al contarme historias de cuando era cría. A lo mejor nos vendría bien, de catarsis ir los dos al cine mañana.

MM de planetamurciano.tk dijo...

De esta semana no pasa ke la vea!

Peritoni dijo...

Uf, no pensaba verla. El tema de la guerra me cansa un poco y hay alguna actriz, como la de Los Serrano, que me paran en seco...
No sé, después de esta crítica consultaré con mi partenaire.
Gracias.

coxis dijo...

por cierto si la veis hay un superfallo al verse la estación de metro de Ventas con la tipografía de "metro" actual...

Cinephilus dijo...

Tomo nota de tu consejo... Luisa Martín, por cierto, es un actrizón, aunque no siempre se le haya dado el lugar que merece. Yo tuve la suerte de que me estrenara un monólogo ("Ventajas de la transparencia") hace ya unos cuatro años y, sinceramente, me estremeció su forma de hacerlo...
Besos, guapetón