28 octubre 2007

Las 13 Rosas


Esta mañana he visto una película imperfecta que me ha hecho llorar.
En tiempos como estos de leyes de memorias históricas, beatificaciones de religiosos caídos a manos de los republicanos e intentos de reescribir la historia a manos de locutores/escritores que sacan libros como churros es pedagógicamente necesario el estreno de una película como ésta, por desgraciadamente insatisfactoria que sea en su conjunto.
Y digo insatisfactoria porque se queda corta en datos, en explicar más cosas, hay pocas referencias al aspecto político de la historia y humildemente considero que no habría venido mal a la película para una mayor comprensión. Parece que sólo han abordado la dimensión humana de la historia, si con eso te das por satisfecho la cinta cumple con creces su objetivo.
No hace honor a su título, ya que sólo te cuentan la historia de tres de las trece más de la "Peque", que afortunadamente escapó del pelotón de fusilamiento.
La película es de lo más respetuosa, para nada revanchista, establece un punto de vista en el que no todos los rojos son santitos y todos los nacionales son un grupo de bestias pardas (quizá este aspecto fue el que llevó a Carlos Boyero a escribir una crítica absolutamente demoledora y por tanto injusta de la cinta).
Porque no es un punto de vista erróneo ni cabreante, se supone que las personas (bueno, la mayoría) no somos un grupo de autómatas. Los seres humanos sentimos, padecemos, somos capaces de lo mejor y lo peor, cometemos errores, traicionamos a nuestros amigos, tenemos miedo, ayudamos al que está a nuestro lado... Todo depende de la circunstancia. El personaje de Goya Toledo -doña Carmen, la carcelera- es el ejemplo de ello.
Las 13 Rosas va calando poquito a poco y te va poniendo un nudo en la garganta hasta que en la terrible escena del fusilamiento no puedes aguantar más y tienes que romper a llorar. Y lloras no porque fueran comunistas, socialistas, marxistas o leninistas, lloras porque eran crías, crías que tuvieron la desgracia de estar en el momento equivocado en el lugar equivocado.
Es obligado mencionar la actuación de Pilar López de Ayala (Dios mío, ¡qué mirada!), esta muchacha debería ganar todos los césares, fotogramas, goyas, oscars y premios de ojo críticos. Verónica Sánchez y Marta Etura también cumplen, para mi gusto sobre todo la primera.
La breve aparición de Luisa Martín borra de un plumazo su pasado de aborrecible chacha de Médico de Familia o pescatera de ¿Quién da la vez?.

Es necesaria para conocer un acontecimiento de un momento histórico que, al menos yo, desconocía por completo: cómo el asesinato de un guardia civil franquista que amenazaba con revelar los no tan blancos expedientes de sus compañeros de bando mandó al paredón a cincuenta y tantas personas, incluyendo a doce mujeres afiliadas a las JSU más una señora casada con un hijo que tuvo la desgracia de que su marido trabajase con un simpatizante del partido comunista.

24 octubre 2007

Más claro no se puede decir...

"I'll get over" (La Lupe dixit)

Esta tarde he desempolvado un CD que durante mis felices años universitarios jugó un papel fundamental, el de La Lupe, el "Laberinto de Pasiones", oportunista título con el que consiguieron que todos los locos por la canción que cerraba "Mujeres al borde..." nos lanzáramos a la caza y captura de tan preciada tonada. Pero el CD no era sólo "Puro teatro" sino un auténtico ramillete de canciones maravillosas, con letras románticas, desgarradas, incluso delirantes...
Y estaba yo escuchando el "Se acabó in English means it's over baby all over!" (bendito sea el acento inglés de La Lupe) cuando al escuchar eso de "I'll get over" me ha venido a la cabeza cómo las personas somos más fuertes de lo que creemos, y eso por lo general lo descubrimos a toro pasado, cuando el momento brutal ha pasado y podemos verlo con cierta perspectiva.

Y ya lo puedo decir mirando con cierta distancia: el año pasado, bueno, mejor dicho, el curso pasado fue un absoluto horror. Y mira que mi carácter es de siempre intentar mirar el lado positivo, pero es que éso no había por dónde cogerlo y había días francamente penosos y momentos donde mi naturaleza (mi salud mismamente) comenzó a resentirse (no sé cuántas cajas de tranquilizantes homeopáticos gasté)... Este año voy a exprimirlo al máximo, tengo que recuperar el gusto por este oficio, en verdad creo que ya lo estoy recuperando.

Y aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, ¿ha visto ya alguien el Jesucristo Superstar madrileño? A mí es que las imágenes de la tele no me han emocionado demasiado, la verdad... Y la entrada no la regalan...

18 octubre 2007

Cuánta razón tenía Carlos Berlanga...




El domingo por la tarde (momento de la semana horroroso donde los haya) convencí a mi LC que es un Santo para ir a la Filmoteca a ver la copia restaurada de "Furtivos" a pesar de que ya tengo esa peli en DVD, gentileza de las colecciones del diario El País. Los que no seais muy cinéfagos pondréis cara de asombro (mi LC ya no la pone, se ha hecho a la idea de lo que hay) pero donde se ponga una experiencia cinematográfica con público y pantalla grande que se quiten todas las pantallas hogareñas, por muy de plasma que sean.
Cuando estábamos esperando a que se iniciara la película y a medida que la sala poquito a poco se iba llenando de gente de todas las edades, exclamó mi LC
"pero hay que ver lo mal que visten algunas chicas jóvenes..."
Yo, que estoy más acostumbrado a moverme entre pasillos llenos de pantalones con los bajos rotos y/o sucios, pues como que no notaba mucho esa dejadez en el vestir.
Y luego añadió:
"Si es que ya lo decía Carlos Berlanga, todas las chicas tendrían que ir vestidas con un Chanel"

Luego ya salió Lola Gaos (la única sin doblar de toda la película) y como que Chanel ya no tenía mucho que ver...

Reflexionando luego más tarde... No me imagino yo entrar a dar mi clase de Bachillerato y verme a todas las niñas con la camelia y el traje de chaqueta aunque bien mirado tendría su gracia...

08 octubre 2007

Las Carnes Magras



Estoy de tan buen humor en lo laboral laboral... aurora boreal (Chico y Chica dixit) que he vuelto a declararle la guerra a la lorza para que el próximo verano esté todavía más bello e insinuante (una quimera, por supuesto).

Jua Jua Jua...

Resulta de que en esta Murcia qué hermosa eres hay sitios bastante más económicos que un gimnasio de los de toda la vida, me refiero a los polideportivos con piscina como el Inacua donde un servidor de ustedes se ha apuntado hasta diciembre (existía la opción de todo el curso pero preferí coger la tarifa mínima por si me hartara o hartase).

Hay cantidad de cosas para hacer, la mayoría me suenan a chino, y no porque sea Tai-Chi, que hasta ahí llego sino porque para un muchacho únicamente rendido a Nuestra Señora Jane Fonda y sus vídeos de workout lo de GAP o lo de Body Pump como que le dejan más bien inapetente.

Y fíjate que lo de GAP no tiene nada que ver con las tiendas o con el metro londinense y su mind the gap sino que responden al llamativo reclamo de Glúteos, Abdominales y Piernas... El Body Pump no tengo ni idea de qué es... Además, a la hora que lo daban yo estoy en el instituto así que ni me lo planteo.

La única oferta atracativa era algo tan a priori soso como Acondicionamiento Físico (¿a que dan ganas de bostezar sólo con oírlo?) mais non, es de lo más divertido: hacemos flexiones con un balón como el que llevaba Madonna en su vídeo de Hollywood, hacemos step, hacemos muchos abdominales y corremos como liebres... Un día el monitor dijo de hacer un partido de pseudo-fútbol-sala y yo me vi en un viaje en el tiempo a mis clases de gimnasia de B.U.P. donde sufría mucho... El trauma seguía presente, me temo. Pero salvo este pequeño borrón digno de ser psicoanalizado me lo paso bastante bien.

¿La clientela? Un gineceo absoluto... Creo que somos cuatro caballeros frente a unas veinte damas de todos los edades, constituciones, tamaños y resistencias físicas...

El vestuario y las duchas son terribles por el calor, debe haber una humedad del 300% y se suda mucho pero mucho, mucho, muchísimo, y sorprendentemente en el hilo musical ponen a George Michael... Ducharse oyendo el I want your sex le da a uno que pensar... ¿Quién será el encargado del pick-up?

07 octubre 2007

Promesas del Este

Con unas superlativas críticas y el buen sabor de boca que dejó su anterior Una historia de violencia (emitida por la uno -ya no La Primera- hace un par de semanas casi de tapadillo), acaban de llegar a los cines estas Promesas del Este.
Indudablemente la sensación que deja la película al encenderse las luces es buena, hay un argumento con resonancias de tragedia griega, reminiscencias de la saga de El Padrino y algún toque de Scorsese, pero con el estilo Cronenberg, sucio y directo.
No obstante hay un aspecto del guión que no comprendo cómo no lo han considerado los sesudos críticos cinematográficos. Intentaré explicarlo sin destripar el argumento.
El personaje de Naomi Watts, que actúa como desencadenante de la historia, ignora por completo la existencia de una organización llamada Policía que, si bien no es siempre perfecta, es a donde uno acude cuando ve que se está complicando la vida con personas, digamos, de mal vivir. Y además, ¿los hospitales londinenses están tan mal vigilados como se apunta en la película?
Lo de ser comadrona motorista no cabe duda que debe ser cosa de Cronenberg...
En cuanto a Vincent Cassel, que le echa unas miraditas a Viggo Mortensen de lo más morbosas además de mucho toqueteo cuando lo abraza en plan colega, parece derrumbarse con demasiada facilidad al final de la historia...
Viggo Mortensen y Armin Mueller Stahl cumplen sobradamente con sus personajes.
Y a pesar de estos pequeños -en serio, mientras estás viéndola no resultan tan notables- peros, merece verse la película, y no sólo por la escena de la sauna, absolutamente brutal.

Cristal, Zoraida, Inosensia y Jeanette (para la Señorita Amparo)

Y de momento cerramos el kiosco de los vídeos dedicados...

Buen domingo

03 octubre 2007

Cumbres de la interpretasión: LUPITA FERRER


¿Será verdad...?
Oh...
¿O esto es una pesadilla?
Me está engañando
No puede ser
No puede ser
Me resisto a creerlo

¿Cómo podría saberlo?
¿Cómo podría enterarme?
¿Cómo podría comprobarlo?

01 octubre 2007

¡Ay, qué alegría para este cuerpo!


No señores, no... Parafraseando a la gran Mari Trini, yo no soy ése que está ahí a la izquierda...

Pero ahora que he captado vuestra atención pasaré a contaros lo que a continuación acontece: Cuando uno comienza a trabajar en un nuevo lugar, en mi caso, un nuevo instituto siempre hay conversaciones típicas y tópicas del tipo: ¿y tú de qué promoción eres?, ¿eres interino?, ¿cuándo aprobaste la oposición?, ¿estás aquí definitivo o en expectativa?.

En ocasiones surgen las preguntas osadas, casi siempre formuladas por las compañeras féminas de cierta edad, quizá, al mirar que no llevas anillo de casado, esperanzadas con la idea de convertirte en el futuro marido de su hija en flor. Y, muy ladinas ellas, pronto dejan caer la siguiente observación...

Pero tú serás de una promoción reciente, porque se te ve muy joven... ¿Tú tienes... unos 30?

Entonces tú, muy ufano, respondes No, no... Yo ya me como el pan con corteza... Tengo 36.

Pausa valorativa... Quizá la buena señora piensa que estoy demasiado crecido para unas nupcias o igual ha quedado subyugada por mi buen estado físico.

Después suelen decir Vaya, creía que eras más joven...

Gracias, Biotherm.