21 abril 2007

Aromas y Sensaciones...



En los hoteles la gente se vuelve loca... Loca por llevarse en la maleta todo lo que pilla en la habitación. Nunca he cargado con toallas y/o albornoces, líbreme Dios, menudo corte y, con perdón, menuda cutrez, pero sí que tengo debilidad por llevarme lo que suelen dejar en el baño. El gel tamaño mini. El set de afeitado. El set dental. El gorro para el pelo...


Y esta mañana he descubierto la razón por la que me gusta llevarme esos tarritos. Para revivir sensaciones. Esta mañana he descubierto con terror que se me había terminado el gel y no tenía a mano el de repuesto. Así que he alargado la mano y cogido una botellita de gel ya algo polvorienta y olvidada de los hoteles nh. Cuando lo he abierto y me he estaba duchando me ha vuelto a la cabeza un fin de semana de diciembre. A mi cerebro han acudido como en un Flash (con permiso de La Prohibida) imágenes, olores, sensaciones de unos días felices, llenos de besos, de paseos, de tiendas, de sonrisas cómplices, intensos, románticos, apasionados, inolvidables al fin y al cabo...


Hasta hoy asociaba las canciones a recuerdos, tenía (y sigo teniendo) una banda sonora original de mi vida. Hoy he sentido que también capturamos los recuerdos con olores...


Que ustedes lo huelan bien (y si es en compañía, mejor que mejor).

Actualización (un tanto borrosa) de anoche. Los restos de una velada maravillosa. Aaaaay...

10 comentarios:

Matt Fatal dijo...

Esto de llevarse cosas de los hoteles me parece demasiado mitificado, eh? Llevo casi tres años trabajando en uno y te aseguro que rara vez se lleva la gente las cosas de la habitación...Igual es que depende del tipo de hotel, váyase usted a saber, porque los de veraneo así familiares de las costas son tan chonis que saber qué pasa en ellos... Pero en el mío, Madrid centro, la gente puede ser un tanto cerdilla, pero no ladrona :P

Polo dijo...

Las habitaciones no suelen ser baratas precisamente.

Lo curioso es lo que uno se encuentra en su propio cuarto de baño: tarritos de hoteles tipo ahperoyoheestadoahíyanomeacordaba

Sirven para llevárselos a otros hoteles, volver a llevarse de esos hoteles y aumentar la colección.

Ay, los viajes... La alegría de marcharse y la alegría de volver.

Y es verdad que siempre hay que ponerse en el lugar de quien curra detrás de la barra. Esta sí que es un verdadero muro de berlín.

prince_deluxe dijo...

yo siempre asocié los olores a recuerdos, de hecho procuro llevar un olor distinto en cada viaje y si no lo hago siempre se impregnan olores en mi memoria. Bien de las calles, la comida,...

Eric dijo...

Yo una vez me di cuenta de que era capaz de recordar el olor de un ex simplemente concentrándome un poco...

Supongo que será porque implica estar viviendo una situación "especial", el rollito de que te sirvan, los jaboncitos y chorraditas que ponen... pero mira que me gusta estar en los hoteles. Quién fuera Paris Hilton!

Besos XD

Mara Jade dijo...

AAAAAAAALGO FU-GAZZZZ
Y UN TANTO ARTIFI-CIAL
COMO UN FLASSHHHHHH
ELÉCTRICO
QUE TE PUE-DE MATAR

Cómo me gusta esta canción de La Phohibida.

Yo casi siempre me llevo también lo geles y todas esas mariconadas. Excepto el gorro de ducha, que no sé si alguien lo usa, pero yo desde luego no :-)

Mara Jade dijo...

Por cierto: feliz cumple! :-D

Dan dijo...

El set de baño entero, qué menos... las toallas no sé, un poco de repelús ver el sello siempre en el tendedero, no? A los albornoces me apunto. Y al estraperlo Eroski-minibar...

Lo demás me lo llevo puesto de casa.

Salud!

!

Matt Fatal dijo...

Joooo, qué envidia de velada. ¡¡Necesito un novio!! :(

coxis dijo...

¿cerdilla, señor fatal? ayyyyys, cómo somos (yo no que soy de lo más aseado, que lo sepa usté)

claro que sí, señor Polo: lo mejor de los viajes son todos los preparativos, el elaborar itinerarios, el comprarte algo de ropa nueva para estrenar en el viaje...

bienvenido a éste su blog señor prince_deluxe. Dice usté que un olor distinto en cada viaje, es verdad, es verdad... Melancólico y meditabundo me hallo

pues sí señor eric, ¡quién fuera Paris Hilton! ¿Y eso de concentrándose recordar a un ex? Jolín qué capacidad de concentración!

yo tampoco uso el gorro de ducha señorita mara jade pero tiene su punto llevártelo... Y que viva La Prohibida. Y gracias por felicitarme, y me gusta mi trabajo (por mi anterior post) lo que no me gustan son mis alumnos de este año, esto es como las cosechas de los vinos...Hay mejores y peores.

buenas señor dan! claro, lo de tender las toallas con el sello de hoteles Hesperia como que no...

aaaaay me pongo tontorrón señor fatal, estoy cada día más enamorado, si me permite la cursilada. Me ha encantado tu comment, la verdad. Un besito.

marietta dijo...

Soy mucho de olores y de oler a la gente que quiero. Y es una pasada que un olor sea capaz de recordarnos un momento tan nitidamente que a veces nos dan hasta escalofríos.