19 febrero 2007

Escapada al Bellas Artes

Que adoro Madrid no es una noticia nueva, así que el pasado finde mi LC y yo nos fuimos en un Altaria lleno hasta la bandera (y más largo de lo habitual) hacia la capital del reino. El tiempo se pasa tan rápido que hay que aprovechar hasta el último minuto, pero el sábado yo ya había propuesto ir a ver "La cabra", obra de la que había escuchado ditirámbicas críticas por todas partes.
Efectivamente, el autor también es el de "¿Quién teme a Virginia Woolf?" y presenta una historia que camina por el filo que separa lo sublime de lo ridículo, y consigue salir indemne, salvo algunas pegas en el texto.
No voy a destriparos la obra, líbreme God, pero hay un personaje, el hijo del matrimonio que interpretan José María Pou (qué mal envejecer está teniendo...) y Mercè Arànega (lo mejor de la función, tiene las mejores réplicas, pasa de la carcajada a casi ahogar la voz por la amargura, comienza como una protagonista de Coward para devenir en personaje de tragedia griega, un actrizón y todo un descubrimiento para mí) que no te lo crees en absoluto. Para empezar tiene diecisiete años y el muchacho que lo interpreta (Alex García) me parece a mí que ya no los cumple. El autor desconoce cómo habla un muchacho a esa edad, que pasa de ser un histérico llorón a soltar parrafadas improbables de ser pronunciadas por un adolescente, por muy gay que sea (un poquito commonplace, la verdad), insisto, que no me lo creí.
Pero a pesar de todo esto, la obra merece la pena, de verdad.
El público que nos acompañaba no sé si captaba los quiebres que va dando la obra, porque en momentos que la risa se te congelaba había personas que seguían a carcajada limpia... Eso sí, al final no reía ni el gato.
La obra te pone de frente con una cuestión tan complicada como políticamente incorrecta, hasta dónde debe llegar la tolerancia... Y os puedo asegurar que, buff, yo no sé cómo reaccionaría ante la situación que plantea el autor.
Los madrileños no deberías perdérosla... Está en el Bellas Artes y han cambiado las butacas (el año pasado en Visitando al Sr. Green eran de juzgado de guardia por incómodas...)
Y no llevo comisión, aunque lo pareciera o pareciese...
Buen lunes (lo que queda de él)

8 comentarios:

Matt Fatal dijo...

Permanecemos a la espera... :)

mal dijo...

edward albee es de ¿quién teme a virginia wolfe? ¿no?

Pasaelmocho dijo...

no te olvides de comprar condones

Jesús David dijo...

he oido hablar bien de esta obra, quizás vaya a verla, aunque el teatro de bellas artes no sea de mis preferidos (a partir de la fila octava no ves un carajo). Un saludo

enebro dijo...

Llevo un par de días viendo los carteles por madrid y me había picado el gusanillo, intentaré ir esta semana.

TB97 dijo...

Yo tengo muy abandonado el teatro para mi desgracia. Más me valdría abandonar el copeo-zorreo y volver a culturizarme. Esta es una de las obras con las que pretendo hacer la triunfal rentrée. Me la han recomendado muy mucho.

MM dijo...

Estará envejeciendo fatal, pero ke gran actor ke es el Pou, y ke poco aprovechadito está en el cine.

coxis dijo...

mis queridos matt fatal y mal vuestros comments están contestados en el post (y olé)

señor pasaelmocho su post sobre los condones ha marcado un antes y un después...

señor jesús david nosotros la vimos en la fila siete y se veía bien...

hace usté bien señor enebro, vaya, que el teatro es cultura...

señor tb97 se puede combinar el copeo-zorreo con el teatro, cenas en el vips, te metes a la sesión de las diez y media y luego al copeo-zorreo...

qué razón tiene usté señor mm sobre el desaprovechamiento de Pou, pero reconozco que me gustó más la actriz que hacía de su esposa...