04 enero 2007

Hablemos de mí...


Y eso que ayer fui a ver Babel (¡en V.O.! ¡hay que ponerle un piso al dueño del cine Centrofama!), pero como si hablo de ella la destripo, pues eso, hablemos de mí.
Dicen que la hoy un tanto olvidada Winona Ryder en su época de mayor esplendor cinematográfico, cuando terminó el rodaje del Drácula de Coppola se retiró de la primera línea por un tiempo. Su agente alegó que sufría un agotamiento físico-psíquico total (las malas lenguas dicen que fue de los disgustos que le dio Coppola en el rodaje, parece ser que este buen hombre, a pesar de haber hecho El Padrino, tiene bastante mala pata en los rodajes y con los actores es bastante, digamos, cruel y malhablado).
¿Me estoy ocultando de nuevo en Winona the Shoplifter para evitar hablar de mí? No exactamente. Mi visitante habitual y por extensión buena persona, Matt Fatal me dejó un comment donde sacaba la conclusión de mi espantá bloggera. Tengo que decir, utilizando, sin que sirva de precedente, un símil futbolístico, que dio en el poste.
Tuve (mejor dicho tuvimos) una cierta crisis pero uno deja pasar tiempo, se emborracha, lo habla, se comenta y se sigue adelante. Además de eso, reconozco que sufrí un agotamiento físico y mental total. Las clases no es que estén siendo un camino de rosas precisamente. Encima me pongo por las tardes a intentar convertirme en un sosias de Arnold Schwarzenegger (de cuerpo, no de mente, of course). Resumiendo mucho porque tampoco quiero ser excesivamente pesado, todas esas cosas me convirtieron en una persona no excesivamente activa ni excesivamente feliz por las noches cuando volvía a casa. Si hubiera hecho posts en ese mes hubieran sido absolutamente devastadores, proyectando una imagen de mí absolutamente amorfa y anodina, donde me hubiera costado reconocerme.
Bueno ya está bien de hurgarme el ombligo, que ya lo decía el bueno de Daniel Monzón, cuando uno se hurga demasiado el ombligo termina oliendo a rancio (imagen repugnante pero con un puntillo gracioso).

17 comentarios:

MM dijo...

Pos cuando uno está mal, hacer post absolutamente devastadores, tiene un punto terapeútico ke ya kisieran muchos ansíóliticos. Y la imagen ke se proyecta no es amorfa, es, simplemente, humana.

coxis dijo...

puede que tengas razón... pero sencillamente esos días no me apetecía hacer nada de nada...

Miss Ketchup dijo...

Dí que sí, que cuando a uno no le apetece, pues no apetece y santas pascuas.

Lo importante es que estés mejor, tirando y mirando pa'lante.

Recuerda: " dientes, dientes... que eso es lo que les jode..."

Muacks!

Anónimo dijo...

me quedo con el final del episodio, con ese pretérito perfecto que resume una crisis ya superada y me alegro, sinceramente, de que así sea

besos, abrazos y guiños desde la distancia ;-)

coxis dijo...

hombre miss ketchup, no me veo yo muy Pantoja (si tenemos algo en común es el grosor de nuestras patillas), pero bienvenido sea tu punto de vista

muchas gracias señor cinephilus, el presente yo no lo calificaría de perfecto, pero al menos es un presente, digamos, confortable y en momentos puntuales, feliz.

ojos claros dijo...

pues me alegro, porque si ya estás escribiendo es porque estás mejor.

Anónimo dijo...

Yo también vi el miércoles "Babel" en el mismo cine que tú (creo que lo de "V.O.S." ha sido exigencias del propio director) y yo también fui fan número-1 de la Ryder.

El problema de llevar un diario mediático es que todo se magnifica: estás un día de mala leche o de bajón, lo dejas plasmado en un post y parece que te vas a matar llevándote a 200 por delante... Hay que oxigenarse. Y si es fuera de la red, pues mejor.

Ánimo.

coxis dijo...

bienvenido señor ojos claros, y gracias por tu comment

ay sr_skyzos tiene usté más razón que un santo

me voy a recoger un roscón que tengo encargado en la confitería, hoy me siento tradicional...

que los Reyes nos traigan sólo cosas bonitas

Anónimo dijo...

Winona, tú, yo y cualquier ser humano necesitamos de vez en cuando un tiempo de desconexión. Entiendo tu hartura y tus momentos de baja actividad en los que solo te apetece perder el tiempo pensando en nada (si es que se puede)

Gunillo dijo...

O sea, que has sucumbido a la estética musculoca...anda que...no me lo esperaba de tí, Coxis!!!

Bueno, sea lo que sea, el caso es que estés de vuelta.
...
Y en cuanto a proyectar imagenes anodinas, no te preocupes. Todos tenemos épocas de bajón creativo, pero al menos da señales de vida!!

-marsonico- dijo...

Siempre he creído que Winona hará una rentrée alucinante de aquí a unos años, no puede haberse esfumado, con lo grande que fue!!! En cuanto a lo demás, tú eres quien decide si escribir o no en según qué estado anímico te encuentres, pero al contrario que ocurre con otros que hacen paréntesis, tu blog nunca perderá a su público. Te lo aseguro.

coxis dijo...

indudablemente, mi querida chica fina opina lo de pensar en nada es una tarea harto difícil

señor Gunillo, estética musculoca? qué va hijo qué va, yo ya tengo unas adiposidades adheridas a mi bajovientre que van conmigo dondequiera que voy. Además, nunca se puede decir de este agua no beberé, pero eso de depilarme y ponerme pelos engominados y gafas gigantes de sol como que no (con todos mis respetos), si lo hiciera padecería del síndrome Anita Obregón.

jo, señor marsónico, usté siempre me levanta el ánimo, eso de que este blog nunca perderá clientela... Si es que te tengo que querer, ¡cullons! Si quieres que te barra la pista del circo, cuenta conmigo (porque lo del funambulismo como lo de la musculoca, rien de rien)

Me sorprende cuánto adorador de Winona hay por estos lares

ah, señor skyzos si fue usté el miércoles al pase de las 5, coincidimos

-marsonico- dijo...

Gracias ;) Yo no te pondría a barrer la pista del Circus Marsonicus. Te pondría de Master of Ceremony!

Anónimo dijo...

Soy otro adorador de Winona, de su belleza original y de sus cautivadoras carillas de morros. Y no soy John Depp.

Parece que Coxis pasó por un momento similar a la espantá (valga el palabro) de la Ryder.

Creo que, cuando uno está 'devastado', debe plasmar por escrito sus vivencias interiores en lugar de componer canciones muermo. Además de la terapia, ayuda a los demás por aquello del consuelo.

Cualquier tiempo pasado fue... peor.

coxis dijo...

yo de MC? Cuánto honor, señor marsónico... Te aseguro, siendo (un poquito) presuntuoso, que no se me daría mal...

cualquier tiempo pasado fue peor? Hay momentos pasados muy buenos, señor Polo... pero sí, aquí y ahora, cualquier tiempo pasado fue peor.

marietta dijo...

bien yo creo que lo de que escribir ayuda a comprender es cierto.
pero lo de publicarlo ya es un tema muy personal.
me alegro de tú vuelta pk aunque no comente te sigo de cerca y estos días ya te echaba de menos.

coxis dijo...

gracias por tu visita, señorita marietta