30 diciembre 2006

Happy New Year, Happy New Year...

Siempre es típico hacer balances estos días, ¿sería demasiado commonplace hacer uno? Estoy recuperándome de un estado amorfo que me llevó a abandonar el terapéutico blog durante casi un mes (¿mucho o poco?), ¿será buen momento, con mi estado de ánimo tendente al bajón, de hacer balance de los pasados doce meses?
Mencionaría que ahorcaron a Saddam Hussein a las cuatro de la mañana y que incluso te ofrecían imágenes de cuando le colocan la horca en el cuello, ahorcado por un delito que cometió, si no me equivoco, cuando era considerado un régimen "amigo" de los Estados Unidos...
Mencionaría que no entiendo a los nacionalistas, ni mucho menos a muchachos de nombre impronunciable, look estilo "alternativo-modernillo", que se dedican a poner bombas en aparcamientos de aeropuertos.
Mencionaría que me asustó mucho que golpearan a una enviada especial de TVE a Chile cuando Pinochet estaba recién muerto.
Y me viene a la memoria una secuencia de "Annie Hall", en la que la primera esposa de Alvy (Allen) le recrimina que sólo hable de política para evitar mencionar que no han hecho el amor en bastante tiempo.
Me oculto en la política...Porque no me apetece hablar de mí.
¡Ah! Feliz año nuevo. Ya he comprado uvas deshuesadas...
Dios, ¡qué texto tan horrible!

21 diciembre 2006

Un pequeño esfuerzo...



Este libro me ha gustado bastante... Desde su pesimismo, me ha levantado bastante el ánimo.

¿Quién será rico mañana?

Gracias...