21 agosto 2006

París - Terminemos ya de una vez aka Le plus beau à Paris

Este es el folleto que dan en el museo de las artes decorativas cuando uno entra a ver la exposición en homenaje a Balenciaga. Real Love me pidió que hablara de la misma. Es una tarea ardua para mí, entre otras cosas porque soy un analfabeto total de la materia en cuestión. Fue una de esas cosas de "vemos lo de Balenciaga que te gusta a ti y luego vamos a la tumba de Oscar Wilde (INCISO: ver post de "esto tiene que ser coña...") que me gusta a mí". Ahora bien, tengo ojos y mi LC me iba explicando las características de la moda de Balenciaga, lo de dejar la espalda suelta a pesar de crear volúmenes por la parte frontal de la mujer (espero no haberme confundido...) Hay vestidos de todas las épocas. Muy curiosos de ver, parece que estás en una peli de Norma Shearer o de Katharine Hepburn. Y en su época de los sesenta Givenchy imitó descaradamente su estilo, no cabe duda. En cuanto al lugar de la exposición uno tiene que subir 2 pisos, entrar y luego bajar por una escalera que hay al fondo (no está muy bien señalizada) para seguir disfrutando de los modelazos hasta llegar a un traje de novia de inspiración sahariana en mi modesta opinión, hecho de una pieza. Sus trajes, plagio a mi LC, son "dificilísimos de elaborar, tienen un trabajazo espectacular, Balenciaga era como un arquitecto de la moda".

Hay una confitería en París donde uno se siente como Carrie Bradshaw en ídem (ya que uno no puede entrar en la tienda de Dior donde la japuta se pegaba el morrazo para después dejarse una pasta en modelazos, por cierto, en las tiendas de haute couture sólo había japoneses fashions y señoras árabes con el cabello tapado con un foulard Hermès, Chanel o Louis Vuitton, mu fuerte, mu fuerte), la confitería se llama Ladurée y vendían unos dulces que se te iba la cabeza. Hay varias en París y cada vez que necesitábamos hacer una paradita a mitad de pateo urbano íbamos en busca de algún dulce. ¡Qué ricos! ¡Qué bien te trataban! ¡Qué bonita la decoración! ¡Ataca el influjo del lujo (los Chico y Chica dixit)!

La caja está vacía (nos lo zampamos todo) pero ¡es tan bonita!. Abajo: mis pinreles inmortalizados en la cima de la Torre Eiffel.

Aunque suene a topicazo, ¡la Torre Eiffel es un flipe! Yo hice terapia de superar mi miedo a las alturas, indudablemente. El primer día subimos al Arco de Triunfo y yo hice esfuerzos por no quedarme escondido en la tienda de regalos que había en el hall previo a las escaleras que te llevaban a la cima. Tengo un vértigo horroroso y temía que en la Torre Eiffel iba a hacer el más espantoso de los ridis pero la fuerza del amour me hizo estar más a gusto que nunca. Las vistas eran preciosas y es como subir en un icono mundial. Bien por mí.

Un sitio para pasear: los alrededores del museo Picasso. Otro sitio para pasear: Los jardines de Luxemburgo. Y no olvidéis entrar a ver la Ópera... flipante.

En verdad cuando pasamos por Madrid a la vuelta me pareció muy "pobretica" frente a la grandiosidad de París. Que no me malinterprete nadie, j'adore Madrid pero París es autre chose...

12 comentarios:

Rafältskog dijo...

Vale, lo has conseguido:

Te odio por haber conseguido que me des envidia por haber estado en Paris...

Voy a tener que apuntarlo seriamente en la agenda!!!

Los dulces esos tienen una pinta feomenal y estoy por encargarle una caja a Equisy, que va para allí mañana, y al que por cierto también voy a odiar (y como consiga entrada pal Confessions en la reventa, ni te cuento...) por haber ido cuando a mí no me daban ya vacaciones ni con rodilleras...

eppes dijo...

Hola! perdon, Salut! yo me uno a la envidia de aquellos que no conseguimos vacaciones cuando hay que vacacionar, me han entrado unas ganas de Paris, que hasta me subo a la torre y miro hacia abajo (con el vertigo que tengo tambien). Es la ciudad del amor? es la ciudad del amor?

Real Love dijo...

Con referencia incluída, madre mía, muy agradecido estoy. Lo ha explicado usted perfectamente, qué envidia de exposición y de bombones. Balenciaga fue grande, y ahora, en manos de Gucci, la empresa tampoco funciona nada mal. Y a Dior se puede entrar dignísimo aunque no se compre hombre! Nunca has pensado que, seguramente, ganes tú más dinero que el dependiente? :)

coxis dijo...

señor rafälstkog los dulces de la susodicha confitería son para comerlos en el acto (yo intenté traerme para casita pero rien de rien y al final compré mermeladas). No me tengas envidia, por Dior, que yo hacía 3 años que no hacía un viaje decente y usté finde va finde viene hecho un V.I.P. Si equisy consigue ver a Madame Madonna que luego haga un extensísimo post con los más jugosos detalles.

ay madame eppes, no se la pierda, es una ciudad preciosa y SÍ, ES LA CIUDAD DEL AMOR. L'amour fouuuuu...

Señor Real love se me olvidó mencionar que también había una sección de Balenciaga hoy y al menos hay una serie de trajes inspirados por el estilo Balenciaga clásico mezclado con aires futuristas. En cuanto a las tiendas lujosas, yo es que si no voy a comprar prefiero no entrar porque me da mucho agobio... además los dependientes tan serios me intimidan un poco bastante

Goldenfrappe dijo...

Me han traido regalitos de Paris!!!
Estoy muy ilusionada, y me han dicho que es precioso...
A ver si alguien se ofrece a llevarme en su maleta, jolines!

Matt Fatal dijo...

Ya veo lo bien que lo habéis pasado. Me da envidia lo de la confitería (que cada vez soy más goloso) y lo de la torre Eiffel que me gustaría subir...
Y no te metas con mi Madrid!!!!,que no le tiene nada que envidiar a París, enn?

coxis dijo...

señorita goldenfrappe está usté monísma en plan Farrah Fawcett-Majors, explique usté cuanto antes el asunto pelucón parisino.

reitero, yo adoro Madrid... es una ciudad muy especial
(pero) -el paréntesis significa dicho flojito- (la ciudad de París es grandiosa, te tiene en un "oooooh" continuo). No se me enfade señor Matt...

lifeonmars dijo...

Joooder, veo que tu LC y yo coincidimos más de lo que pensaba.
También me encanta Balenciaga, y me hubiera encantado ver esa expo con vosotros.
¿Qué te pareció la librería del museo de las artes decorativas? Mola, ¿verdad?

coxis dijo...

si te llegas a venir a ver la expo (cosa que hubiera estado chachi piruli) yo probablemente hubiera ido llevando vuestras mochilas y/o bolsitos cruzados e hubiera interpretado el papel de "gato de escayola" o sonriendo o asintiendo en plan "mon Dieu, ¡cuánto saben!" mientras que vosotros dos os poníais a comentar vestido por vestido... :-D

la librería molaba efectivamente y nos partimos de risa con el dependiente (indudablemente del gremio) porque estaba apuntalado en una esquina con cara de aburrimiento y nada más entrar nosotros y acercarnos a su zona de influencia vino directo con una sonrisa picarona en los labios diciendo "Bonjouuuuur..." ignorando a las señoras trajeadas

lifeonmars dijo...

¡¡Ay, picarones!!
¡Cómo sabeis detectar la buena mercancia!

Tenéis buen gusto. :-D

coxis dijo...

¿acaso lo dudaba usté, señor lifeonmars?

coxis dijo...

por cierto, que lo de mis pinreles en la tour eiffel ha sido mi modesto homenaje a tu reportaje fotográfico del orgullo (esas zapatillas del señor Xabi)