18 agosto 2006

París - empecemos por lo más decepcionante

Hay que patearse esta ciudad, que está hecha, como muy bien dijo mi LC, para "impresionar". A cada calle, cada avenida que dejas atrás aparece otra más espectacular todavía, con edificios más bonitos, con buhardillas envidiables donde te gustaría vivir.
El hotel lo teníamos cerca de la ópera y de las Galerías Lafayette (a unos quince minutos paseando) con lo que el metro (un poquito cutre) lo usamos poquitas veces.
Vamos a intentar rememorar una semana intensa. Empezaremos por lo más decepcionante:
1. Notre Dame. Esto no es una catedral, es un exín castillos (mi LC dixit). Personalmente a mí sí me emocionó estar frente a ella pero el alma (literalmente) se me cayó a los pies cuando entramos en el templo. Había una tuna mexicana en la puerta, fue un signo de que algún bluff iba a acontecer. El interior parecía El Corte Inglés el primer día de rebajas, con máquinas para llevarte la moneda conmemorativa y cosas así, previo pago obviamente. El colmo llegó cuando fui a encender una vela (manías que tengo, cada vez que visito una iglesia me gusta encender una velita) y me pedían 2 euros en lugar de la voluntad. Mon Dieu, parecía estar en la secuencia del templo de Jesucristo Superstar.
2. Versalles. Cola para coger el RER (tren de cercanías) porque resulta que las máquinas expendedoras sólo aceptan tarjetas de crédito francesas pero eso no lo dice en ninguna parte con lo que los yanquis (-¿no llevan nada en cash?-) venga a meter la American Express y rien de rien hasta que una empleada en un arranque de abandono chauvinista momentáneo se dignó a decírselo. Cuando llegas al palacio te encuentras con una cola monumental. Dos horas después, con los pies destrozados y más cabreado que un mono esperas verlo todo, ya que te cobran 20 euros por entrar pero no, te meten donde ellos dicen. Todos los palacios franceses están decorados por un ayudante de Liberace, son francamente muy mariquitas, no se me ocurre otra palabra para calificarlos. Bueno pues cuando ya has visto el palacio te sueltan al jardín en busca de los dominios de María Antonieta que están donde Cristo perdió la alpargata. Los dominios de la susodicha son francamente kitsch y ahí la visita se anima un poquito, con muchos nenúfares, praditos para pasear donde uno se imagina estar en la escena de Las Amistades Peligrosas de la salida de misa. Ojo: no os despistéis que todo lo cierran a las 18:30 (me refiero a las consignas).
Y otra cosa a evitar: las confiterías Paul, carísimas (como todo en París: un expreso 3 euros) y con los camareros más petardos que he visto en mi vida. Se equivocan con la cuenta, no te traen servilletas, no limpian las mesas, etecé, etecé...
Estos son los dominios de Marie Antoinette, bastante kitsch reitero pero con su gracia. Por cierto, ¿esta tipa no era una frívola que mereció que le cortaran la cabeza? Porque ahora la reivindican como una mujer moderna, adelantada a su tiempo, inventora del parque temático, frívola sí, pero que en el último momento subió muy digna al patíbulo... A ésta la hacen icono gay en menos que canta un coq.
Ahora que releo esto parece que París no me ha gustado nada, pero para nada, en el próximo post hablaremos del Louvre, de la ópera, de la exposición de Balenciaga ...y de la confitería Ladurée.
To be continued.

4 comentarios:

Real Love dijo...

Detalles de la expo de Balenciaga por favor!

Sr_Skyzos dijo...

Es que lo malo de Rancia es que está llena de rancios.

Rafältskog dijo...

Pues si esto es lo peor y lo más decepcionante, cómo será lo mejor...

Veremos, porque, infeliz de mí, pensaba que seguirías vaga sin actualizar, y veo qe hay triple actualización!!!

Ardo en deseos de ver la peli que ha hecho Sofia Coppola sobre maria Antonieta...

coxis dijo...

señor Real Love ya está usté contestado en mi último post, ya ve, interactividad es my motto.

hombre sr_skyzos mucha ranciedad no se vio pero sí cierto "provincialismo" que en Londres nunca he sentido

ay señor rafältskog si usté supiera que cada día pasábamos por un cine donde la daban y no veía yo a mi LC muy feliz con la idea con lo que me esperaré a noviembre que creo que es cuando se estrena (las críticas han sido pésimas, menos en el Fotogramas)