30 agosto 2006

Take the picture...


Hay una película: "Funny Face" donde Audrey Hepburn baja las escaleras del Louvre donde está la Victoria de Samotracia con un vestido rojo si la memoria no me falla diciendo a Fred Astaire "take the picture, take the picture..."
Y esto me viene para comentar una cosilla que el ayer bien reaparecido en mi blog MM (aka Planeta Murciano) apostillaba. Hacía referencia a cómo no había colocado fotos de mi faz en mi viaje a París, cuando yo me hice el "longui", él, con picardía, me insistió que había obviado el asunto. Y no es que lo obvie, ni mucho más lejos, sino que voy a dar la explicación consiguiente:
Hasta el momento no he puesto fotos de mi rostro ni porque sea muy feo, muy gordo o que sea en verdad el Presidente de la Comunidad Autónoma, ni siquiera porque no me da la gana. Ha habido ocasiones en que me ha apetecido (y mucho) colocar alguna foto mía PERO...
Resulta que uno es profesor y para los que no trabajen en ello se van a sorprender pero resulta que cuando uno es profesor se convierte en una especie de famoso de regional preferente: reconocido cuando está haciendo la compra en el Mercadona, en la cola del cine o tomándose una caña en la Plaza de las Flores un mediodía cualquiera. Y la verdad es que no está en mi temperamento comerme la cabeza pensando si saben lo que escribo o lo que no escribo cuando al día siguiente tienes que darle clase a personas que manejan los ordenadores con mucha más habilidad que tú. And that is the question, señor MM...
Bueno, para desengrasar, hay una página llamada www.myheritage.com donde si colocas una foto tuya te sacan a qué celebridad te pareces. La clave está en poner varias fotos y ver qué famosos se repiten. En mi caso se repitieron Peter Sellers, Alan Rickman, Jeff Goldblum y ¡¡¡Jeb Bush!!!. Bueno pues yo me parezco a ésos (según la website en cuestión).

29 agosto 2006

¿Acojona o no?
Pues en mi incursión playera por las noches del Mar Menor podía uno comprobar con estupor que además de no haber cambiado todavía el nombre de la calle principal y continuar llamándose "Avenida del Generalísimo" (y si yo me ofendo soy un revanchista que quiero promover el odio y poner en peligro la reconciliación nacional). Pero no me voy a poner político que aburre, esta mañana me siento frívolo y superficial así que hablaré del descenso de venta de espejos que estará llevando al suicidio de miles de trabajadores del sector.

No se me ocurre otra explicación ante el creciente aumento del estilo "nena, aunque te quede como el culo, como está de moda, póntelo" y/o "ostias tía, aunque peses doscientos kilos ese pantalón caderero te queda de puta madre"

Un estilo que he podido comprobar en mis carnes no morenas este pasado fin de semana, pero con la ayuda del vodka se sobrellevaba con muchas risas (creo que me han salido patas de gallo nuevas).
Frívolo me ha salido el post pero es que ya va quedando menos para el viernes y la consabida reincorporación laboral.
Mi autoestima se fortaleció a pesar de quitarme la camiseta en la playa. Por eso desde aquí mi humilde agradecimiento a todas las mozas y mozos que carecen de un espejo en su casa.

25 agosto 2006

A la Beach...


Por primera vez en todo el verano este finde me daré un bañito, ya me he comprado el bronceador factor 30 (el sol me da mucho yuyu).
Ya era hora de que pisara la beach, podría decirse... Bueno en verdad la playa como que no me entusiasma demasiado, voy para verme con amigos y echarme unas cuantas risas, sobre todo cuando me quite la camiseta...
Buen finde a todo el mundo.

23 agosto 2006

¿Y tú cómo estás?

¿Recuerdan ustedes esa coletilla? Hubo un tiempo en que Concha Velasco monopolizaba las pantallas de televisión, de entre todos los shows que presentó uno se llamaba "Encantada de la vida" que se iniciaba con una linda tonada donde un coro le preguntaba a la mencionada "¿Y tú cómo estás?" y ella respondía "encantada de la vida".
Llegados a este punto alguien se preguntará ¿y ésto a qué mierda viene?. Resulta de que si alguien me preguntara o preguntase la misma frase me darían ganas de estrangularlo con la cadena del water. Imaginad: Murcia 2006 un piso. Un piso donde un individuo está actualizando el blog a las nueve y cuarto de la mañana cuando está de vacaciones, y antes de actualizar ha tenido tiempo de ver los capítulos de Queer as folk de anoche, desayunar, poner una lavadora y tomarse un par de tés verdes por eso de los antioxidantes.
¿Cómo es posible que haya salido de la cama a las siete de la mañana? La respuesta es muy sencilla y muy simple: mi vecino de arriba debe estar también de vacaciones pero en lugar de irse a un balneario, a ponerse barros en Lo Pagán o a Tombuctú ha debido verse inspirado por el espíritu de Bricomanía porque inicia una sesión con la Bosch más o menos a esa hora con la subsiguiente sesión de martillazos (ahora está otra vez taladrando). Eso explica la razón de que me zampe Queer as folk grabado, con el despertar tempranero cuando son las once y media de la noche estoy para el arrastre.
Por cierto, la serie está mejorando (algo), aunque a mí el tal Brian me caiga como el culo y su amigo perrito faldero me dé grima, se salva por los otros dos y por la abogada lesbiana.
Menos mal que uno puede llenar el tiempo con productos como éstos (ecléctico que es uno...).

21 agosto 2006

París - Terminemos ya de una vez aka Le plus beau à Paris

Este es el folleto que dan en el museo de las artes decorativas cuando uno entra a ver la exposición en homenaje a Balenciaga. Real Love me pidió que hablara de la misma. Es una tarea ardua para mí, entre otras cosas porque soy un analfabeto total de la materia en cuestión. Fue una de esas cosas de "vemos lo de Balenciaga que te gusta a ti y luego vamos a la tumba de Oscar Wilde (INCISO: ver post de "esto tiene que ser coña...") que me gusta a mí". Ahora bien, tengo ojos y mi LC me iba explicando las características de la moda de Balenciaga, lo de dejar la espalda suelta a pesar de crear volúmenes por la parte frontal de la mujer (espero no haberme confundido...) Hay vestidos de todas las épocas. Muy curiosos de ver, parece que estás en una peli de Norma Shearer o de Katharine Hepburn. Y en su época de los sesenta Givenchy imitó descaradamente su estilo, no cabe duda. En cuanto al lugar de la exposición uno tiene que subir 2 pisos, entrar y luego bajar por una escalera que hay al fondo (no está muy bien señalizada) para seguir disfrutando de los modelazos hasta llegar a un traje de novia de inspiración sahariana en mi modesta opinión, hecho de una pieza. Sus trajes, plagio a mi LC, son "dificilísimos de elaborar, tienen un trabajazo espectacular, Balenciaga era como un arquitecto de la moda".

Hay una confitería en París donde uno se siente como Carrie Bradshaw en ídem (ya que uno no puede entrar en la tienda de Dior donde la japuta se pegaba el morrazo para después dejarse una pasta en modelazos, por cierto, en las tiendas de haute couture sólo había japoneses fashions y señoras árabes con el cabello tapado con un foulard Hermès, Chanel o Louis Vuitton, mu fuerte, mu fuerte), la confitería se llama Ladurée y vendían unos dulces que se te iba la cabeza. Hay varias en París y cada vez que necesitábamos hacer una paradita a mitad de pateo urbano íbamos en busca de algún dulce. ¡Qué ricos! ¡Qué bien te trataban! ¡Qué bonita la decoración! ¡Ataca el influjo del lujo (los Chico y Chica dixit)!

La caja está vacía (nos lo zampamos todo) pero ¡es tan bonita!. Abajo: mis pinreles inmortalizados en la cima de la Torre Eiffel.

Aunque suene a topicazo, ¡la Torre Eiffel es un flipe! Yo hice terapia de superar mi miedo a las alturas, indudablemente. El primer día subimos al Arco de Triunfo y yo hice esfuerzos por no quedarme escondido en la tienda de regalos que había en el hall previo a las escaleras que te llevaban a la cima. Tengo un vértigo horroroso y temía que en la Torre Eiffel iba a hacer el más espantoso de los ridis pero la fuerza del amour me hizo estar más a gusto que nunca. Las vistas eran preciosas y es como subir en un icono mundial. Bien por mí.

Un sitio para pasear: los alrededores del museo Picasso. Otro sitio para pasear: Los jardines de Luxemburgo. Y no olvidéis entrar a ver la Ópera... flipante.

En verdad cuando pasamos por Madrid a la vuelta me pareció muy "pobretica" frente a la grandiosidad de París. Que no me malinterprete nadie, j'adore Madrid pero París es autre chose...

20 agosto 2006

Interludio musical

Hago un interludio musical entre mis impresiones sobre la capital del Sena. Me apetece hablar de este cd (la foto dice que es un cd doble pero no). Este muchacho, Leandro, era otro de esos singles que pululaban por mi casa durante mi niñez y que aún conservo (no como el de la pobre Debbie que protagonizó uno de mis primeros posts en mayo).
El sello Rama Lama me ha concedido escuchar no solo las canciones que componía el single: "Silvia" y "Lo que antes fui" (esta última siempre me pone los ojos vidriosos cuando la escucho, cosas de la vida) sino sus otras escasas grabaciones, todas singles y es que resulta que Leandro falleció en un accidente de coche cuando volvía de un concierto (como mi adorada Cecilia, otra cantante que llenó muchas tardes de la infancia).
Aquí mi humilde homenaje. Y si me permitís la frivolidad, ahora que lo miro, era guapo el condenado.

18 agosto 2006

París - empecemos por lo más decepcionante

Hay que patearse esta ciudad, que está hecha, como muy bien dijo mi LC, para "impresionar". A cada calle, cada avenida que dejas atrás aparece otra más espectacular todavía, con edificios más bonitos, con buhardillas envidiables donde te gustaría vivir.
El hotel lo teníamos cerca de la ópera y de las Galerías Lafayette (a unos quince minutos paseando) con lo que el metro (un poquito cutre) lo usamos poquitas veces.
Vamos a intentar rememorar una semana intensa. Empezaremos por lo más decepcionante:
1. Notre Dame. Esto no es una catedral, es un exín castillos (mi LC dixit). Personalmente a mí sí me emocionó estar frente a ella pero el alma (literalmente) se me cayó a los pies cuando entramos en el templo. Había una tuna mexicana en la puerta, fue un signo de que algún bluff iba a acontecer. El interior parecía El Corte Inglés el primer día de rebajas, con máquinas para llevarte la moneda conmemorativa y cosas así, previo pago obviamente. El colmo llegó cuando fui a encender una vela (manías que tengo, cada vez que visito una iglesia me gusta encender una velita) y me pedían 2 euros en lugar de la voluntad. Mon Dieu, parecía estar en la secuencia del templo de Jesucristo Superstar.
2. Versalles. Cola para coger el RER (tren de cercanías) porque resulta que las máquinas expendedoras sólo aceptan tarjetas de crédito francesas pero eso no lo dice en ninguna parte con lo que los yanquis (-¿no llevan nada en cash?-) venga a meter la American Express y rien de rien hasta que una empleada en un arranque de abandono chauvinista momentáneo se dignó a decírselo. Cuando llegas al palacio te encuentras con una cola monumental. Dos horas después, con los pies destrozados y más cabreado que un mono esperas verlo todo, ya que te cobran 20 euros por entrar pero no, te meten donde ellos dicen. Todos los palacios franceses están decorados por un ayudante de Liberace, son francamente muy mariquitas, no se me ocurre otra palabra para calificarlos. Bueno pues cuando ya has visto el palacio te sueltan al jardín en busca de los dominios de María Antonieta que están donde Cristo perdió la alpargata. Los dominios de la susodicha son francamente kitsch y ahí la visita se anima un poquito, con muchos nenúfares, praditos para pasear donde uno se imagina estar en la escena de Las Amistades Peligrosas de la salida de misa. Ojo: no os despistéis que todo lo cierran a las 18:30 (me refiero a las consignas).
Y otra cosa a evitar: las confiterías Paul, carísimas (como todo en París: un expreso 3 euros) y con los camareros más petardos que he visto en mi vida. Se equivocan con la cuenta, no te traen servilletas, no limpian las mesas, etecé, etecé...
Estos son los dominios de Marie Antoinette, bastante kitsch reitero pero con su gracia. Por cierto, ¿esta tipa no era una frívola que mereció que le cortaran la cabeza? Porque ahora la reivindican como una mujer moderna, adelantada a su tiempo, inventora del parque temático, frívola sí, pero que en el último momento subió muy digna al patíbulo... A ésta la hacen icono gay en menos que canta un coq.
Ahora que releo esto parece que París no me ha gustado nada, pero para nada, en el próximo post hablaremos del Louvre, de la ópera, de la exposición de Balenciaga ...y de la confitería Ladurée.
To be continued.

13 agosto 2006

Esto tiene que ser coña... (o cosa de algún amante envidioso y/o vengativo)



Pues ya estamos back in Murcia... Esta instantánea está tomada en la lápida (bastante fea por cierto) de Oscar Wilde. Hay una inscripción donde se pide a los visitantes que no pinten o dejen marcas en el monumento pero la gente, coomo se puede apreciar, pasa de todo... La pintada que mi vena más petarda no se resistió a retratar tiene que ser falsa, porque de ser verdadera...

En un próximo post prometo contaros algunas cositas parisinas, que haberlas, húbolas pero sin pasarme que no hay cosa más aburrida que explicar un viaje a la gente que no ha ido.

Bises.

02 agosto 2006

Fermé pour vacaciones (Yupiiiii)



Pues ya ha llegado el jour. Voy a meter las cosas en la maleta y prontito a iniciar el periplo hacia...









Ya, ya... es un chiste muy facilón, además de que la susodicha ya cansa un poquito... Vamos a ver si nos aclaramos. Rebobino y lo dicho, a meter las cosas en la maleta y prontito a iniciar el periplo al París de la France.
Me voy de vacaciones. Os voy a echar de menos, of course. A la vuelta os contaré si es cierto que París es la cité de la luz y de l'amour...
Y si alguno se va de viaje comment moi, ¡felices vacaciones!
(Todavía no sé colocar bien las fotos en un texto... disculpad por la bisoñez del post en lo tocante a maquetación)