04 mayo 2006

debbie, una holandesa que cantaba en inglés

Cuando yo era un crío mi madre solía hacer la compra mensual en Simago... A mí me encantaba ir con ella, bueno, ahora que lo pienso, iba y punto porque yo era pequeño y siempre he sido más bien obediente. A lo que iba, yo siempre procuraba "engatusar" a mi pobre madre para que comprara un single, esas cositas redondas de siete pulgadas que llevaban dos canciones... you know what I mean.

Y así llegaron "En la fiesta de Blas" de Fórmula V, "Gigi L'Amoroso" de Dalida, "Acalorado" de Los Diablos, "Harmony" de Harmony, "Rosy" de Lorenzo Santamaría, etc., etc... Y entre ellos había uno que a mí me encantaba en particular: Debbie "Everybody join hands" en la cara A y "Ticky Tong Tong" en la cara B.

¿Y quién era esta Debbie? Ni idea, pero a mí sobre todo la canción de la cara B me flipaba, me extasiaba, vamos que me gustaba mucho.

Uno de los inconvenientes de dejar singles al alcance de los niños es que se los pueden cargar, romper, quebrar, rayar... y eso fue lo que le pasó a la pobre Debbie, falleció a manos de un desalmado, el desalmado aquí presente escribiendo.

Pasaron los años (bastantes) pero a mí no se me olvidaba la canción. En mi primera salida al extranjero busqué en una tienda de discos, pregunté por ella y los dependientes me sacaban un disco de Blondie para decepción mía, no porque Blondie fuera un bluff sino porque no era lo que yo quería. Luego miré en la fnac y con Internet las tiendas virtuales: ni rastro de la pobre Debbie.

Yo pensaba que era alemana por una absurda asociación de ideas: el disco es de marca Ariola, la misma marca de los Modern Talking, por lo tanto, esta muchacha es teutona. Error fatal: resulta que era holandesa, y que la canción de la cara A, mira tú por dónde, estaba co-escrita por Giorgio Moroder antes de descubrir a Donna Summer y hacerla tener un orgasmo discotequero de varios minutos con "Love to love you baby". Finalmente, en ebay lo he encontrado. Cuando me encontré en el buzón el otro día el single en cuestión no estuve a punto de tener un orgasmo on-line sino uno real. Y cuando puse la cara B y empezó a sonar la canción fue como si no hubiera pasado el tiempo, me parecía estar oliendo a la máquina de palomitas que había en la puerta de Simago y me veía con cuatro o cinco años corriendo por el pasillo de chocolates o cualquier otro producto atractivo, y por supuesto, curioseando la sección de discos. Esos 3:50 fueron un bonito momento. Y es que la nostalgia, en pequeñas dosis, y si es bien recibida en ese momento, resulta de lo más recomendable.

Creo que me ha salido un post algo nostálgico.

"I sing a little song. I sing... Ticky Tong Tong..."

6 comentarios:

Skywalker dijo...

Te ha salido un post estupendo. Yo tambien era mucho de Simago, pero mis primeros recuerdos de los discos es de ir a robarlos con mis amigos (yo de joven era un poco lumpen, que le vamos a hacer...)
(te he dejado un comentario en tu primera entrada)

MM dijo...

Entonces usted tiene.....¿¿ 37??
Ke peligro tiene internet con las nostalgias....Salen carísimas.

Yasuko dijo...

A mi me pasa algo parecido con una cantante italiana. El problema es que no recuerdo ni el nombre ni el título de la canción pero puedo cantárosla entera.

coxis dijo...

sr juannakin, muchas gracias por decir que mi post es estupendo. He tenido buenos maestros... Yo siempre he sido un poco pánfilo y caguetilla en lo concerniente al robo en shopping centres. Ya ves, todos tenemos un pasado.

mm tengo 35, no me eches más años, please... ¿por qué te sorprendes? la edad se lleva en el corasssón de melón

yasuko pues a investigar las cantantes... Bienvenido a mi blog! (Estaba deseando decir esto)

meltorm dijo...

te ha salido un post increible.

¿sabes la de Debbies que he tenido en mi vida?.

¿señorita Yasuko? la creía en Japón!!!
(me alegra cruzarme de nuevo con vd)

coxis dijo...

jo... que me ruborizo.
Tienes que hablar de tus Debbies