31 mayo 2006

Estereotipos (aka Charlas con mi Sobrina)

Por razones que no vienen al caso, ayer recogí del colegio a mi sobrina de cuatro años. De camino a casa me gusta hablar con ella, lo primero que le pregunto es lo típico de "¿Qué has hecho en el cole?" o "¿Qué te ha enseñado hoy la señorita?" y cosas así.
Ella, que es muy sibilina, siempre quiere que pasemos por alguna librería o todo a sesenta céntimos para que le compre algo, pero yo, que no quiero que se eduque en la sociedad de consumo, le digo, en un intento de transmitirle valores cuasi-espartanos, que mire el escaparate y me diga qué cosas quiere para su cumpleaños que no está muy lejano.
Y ahí que estamos frente al escaparate. Me dice que le gusta un estuche en forma de corazón de Barbie, otro estuche de la Barbie pero con una forma más estándar (rectangular) y una mochila de las Bratz. A mí, que me gusta hacerla rabiar, le digo "¿Y no prefieres éso?" (y señalo una mochila del F.C. Barcelona) y me suelta ella "Nooo, que eso es de chicos" Y prosigue "Éso te lo compras para ti". Y yo, que le digo: "Pero a mí me gusta el estuche de Barbie" a ver por dónde me sale, guarda silencio y me espeta: "Pero es de color rosa, el rosa es de chicas, si te compras ese estuche te van a decir niña" Yo hago una pausa valorativa y me suelta el siguiente razonamiento (estamos en el año 2006, por cierto):
"Los chicos se compran las mochilas del Real Madrid o del F.C. Barcelona, y las chicas se compran las mochilas rosas como la de las Bratz"
Pausa valorativa y le digo:
"Entonces, a las chicas no le gusta el fútbol..."
Y ella que me suelta, así sin anestesia ni nada:
"Nooo, a las chicas les gusta el kárate" (Me quedo a cuadros).
Cuando llegamos a casa me quedé pensativo, es curioso (puede que alarmante) cómo los estereotipos del color azul y el color rosa siguen estando presentes en nuestra sociedad y cómo no educamos a nuestros hijos, sobrinos, nietos en la tolerancia y en el respeto a la diferencia, queramos o no seguimos categorizando: blanco o negro, rosa o azul, esto es de chicos y esto es de chicas...
¿Es mi sobrina una retrógrada? Yo, para "reciclarla" puse en el CD las "Hips don't lie" de Shakira (sí, al final me la bajé vía iTunes) y meneé las caderas a ver si de paso le meneo esos esquemas tan antiguallas.
No sé todavía si le compraré la mochila de las Bratz...

29 mayo 2006

Memorias del Ladrillo o Extraños Compañeros de Salidas Nocturnas

Dije en uno de mis primeros textos que yo siempre he tenido la sensación de llegar tarde a los sitios. Incluso al hecho de "salir de marcha" en plan hasta la madrugada. Hoy las cosas han llegado a un punto en que a las cuatro de la mañana te tropiezas con gente de dieciséis años, y yo siempre pienso: "¿Y qué harán cuando tengan veinte años?" Pero no me apetece pontificar, más bien voy a abrir la caja de los recuerdos.
Creo que fue en la cena de COU, cuando quedas con gente con la que te llevas bien (ese curso sorprendentemente bien) pero que somos cada uno como se dice vulgarmente "de nuestro padre y nuestra madre". No había un nexo común en bares a visitar. Lo mismo íbamos al Refugio (plaza tras el cine Rex cuyo nombre no recuerdo), al JR (calle Madre de Dios), al Zalacaín (a este sigo yendo), al Tropic (a este ya no tanto) que al Ladrillo. El ladrillo era el meeting point de los heavies y/o simpatizantes, donde se bebía cerveza y se fumaban porros.
Había dos chicas en la clase totalmente heavies, simpatiquísimas y graciosísimas, no sé qué habrá sido de ellas, les perdí la pista y dijeron de ir al Ladrillo. Yo, salvo casos excepcionales, soy diplomático por naturaleza y aunque yo de heavy sólo conocía a los Leño y a Barón Rojo pues no me opuse. Éramos unos quince (letras puras, poquita gente) y nos metimos en el Ladrillo. Allí me fumé mi primer porro. Y no quiero hacer apología de las drogas, pero no puedo dejar de recordarlo con cariño. Yo siempre he sido más bien pardillo y los porros que me he fumado se pueden contar con estos deditos tecleantes. Pero no olvidaré que durante las risas tontas ocurrió algo digno de mención. Había tres muchachas "de pueblo" en toda la extensión de la palabra y se habían arreglado como para ir a una boda y claro no pegaban mucho con la decoración y ellas, enjoyadas y maquilladas como puertas en el Ladrillo, y entre las risas del porro, le dijeron a una de las chicas heavies "Oye, ¿no nos sacarán aquí una navaja?", éstas se partieron de risa y llamaron a algunos de sus amigos (con unas pintas deplorables: camiseta no negra sino parda y pantalón estilo torero) y estuvimos ahí arreglando el mundo un rato (por cierto, yo iba vestido de lo más sosito, con mi jersey azul y mis pantalones vaqueritos). Fue una noche graciosa. Creo recordar que luego fuimos al Maricoco o a la Plaza del Agua a bailar Sevillanas y al B12. Me sonrío. Por cierto, también le perdí la pista a las chicas arregladas como para buscar novio. ¿Se habrán casado ya...?

28 mayo 2006

Películas imperfectas pero que me encantan. Hoy presentamos: Los Goonies

Yo no soy un Goonie... decía Andy, la protagonista femenina de la peli en un momento culminante. Y Mickey, interpretado por Sean Astin antes de hacer de Sam en la sobrevaloradísima trilogía de El Señor de los Anillos, intentaba convencerla para que no desertara del grupo de estos buscadores teen de tesoros.
Creo que vi esta película en el cine unas siete u ocho veces (freaky que era uno). Pero una vez me dijo Mr Belvedere en el consultorio del Fotogramas que era más sano enloquecer con películas imperfectas. Y Los Goonies desde luego que lo es. Para empezar, tiene un final precipitado y decepcionante. De acuerdo. Pero para cuando llega el final ya estás entregado a las aventuras de estos mozalbetes yanquis a punto de ser deportados a Detroit junto con sus familias. Una curiosidad: los hoy tan defenestrados orejeros de van gogh homenajearon esta peli al llamar a su segundo cedé El viaje de Copperpot (Chester Copperpot, el que desaparecía en pos de una leyenda local).
Seguro que alguna tarde dominical os la encontrais. Dadle una oportunidad. Además, el tema principal lo cantaba Cyndi Lauper.

27 mayo 2006

La Buena Vida


El concierto de La Buena Vida anoche en el auditorio tuvo las mismas virtudes y los mismos defectos que el anterior en el mismo recinto. El grupo es capaz de transmitir esos momentos de lirismo e intimidad gracias a sus arreglos de cuerda y viento que llevan incorporados en el aparatito que ya ha cumplido cincuenta años. Cierras los ojos y te dejas llevar. Pero...
Pero Iranzu tiene la manía de pegarse tanto al micrófono que cuesta trabajo entenderla, al fan entregado que se sabe el repertorio le importa un pimiento, al neófito (caso de mi LC) le crea ansiedad. Al acabar cada canción me decía: "La música es bonita pero no logro entender a la cantante..." y yo no podía dejar de darle la razón.
Cuando se quedó tan sólo acompañada por los teclados, el concierto subió enteros en nivel de comprensión. Ella, relajada y con el micrófono lo suficientemente alejado, logró hacerse con un público ya entregado a priori.
Delante de nosotros, por cierto, había un cuarteto peculiar: una individua que o estaba pegándose el lote con el novio o estaba de charloteo con su amigo de la derecha ¡durante las canciones!, por cierto que el amigo de la derecha se bamboleaba como un tentetieso con todas las canciones, daba igual que fuera Trigo Limpio que Los Planetas que el último single, todas eran recibidas con idéntico bamboleo, ciertamente irritante. Yo es que soy muy tiquismiquis cuando voy al cine, teatro, concierto, es decir, cualquier acontecimiento donde hay que estar callado.
Cuando intentaba ser racional y estaba considerando que en verdad había serios problemas de entendimiento de las letras, empezaron a tocar Qué nos va a pasar y la irracionalidad se apoderó de mí, mi alma de fan volvió a surgir con fuerza después de haberse ido desinflando un poquito, entonces yo también comencé a bambolearme en mi asiento y a tararear la canción... Ya me daba igual el sonido, con La Buena Vida no puedo ser racional.
Al salir le dije a mi LC que el anterior concierto había tenido que venir a verlo solo y él riéndose me dijo "Y ahora has encontrado a alguien a quien engatusar para traerlo a ver a estos grupos que no los conoce ni su abuela..." Luego me insistió que la música era bonita aunque a veces le había parecido que rozaba la cursilería (esa es parte de su gracia, dije yo) y que si además hubiera podido enterarse de las letras, mejor. Yo sonreí. Me preguntó si me iba a comprar el último cd en el puesto que había en el auditorio, le dije que estábamos a fin de mes y que ya tocaría, que mientras mataría el gusanillo buscando con la mula. Caminamos por la orilla del río. El sábado no podía empezar mejor...
Y siguió todavía mejor. LC llegó esta tarde con una bolsita con algo envuelto en papel de regalo, me dijo "Ábrelo" y, efectivamente, me había comprado Vidania para mi regocijo. Si es que con La Buena Vida sólo pueden pasar cosas buenas...

26 mayo 2006

De Jaquecones y otras mortificaciones (aka Los Taxis suck)

Hola...
Muchas gracias por todos vuestros comentarios a mi anterior (y romántico) post, me ha emocionado bastante ver que os preocupaba que no actualizara o actualizase el blog, simplemente ayer tuve un día bastante abracadabrante (incluso no recuerdo si llegué a escribir algún comment en alguno de vuestros blogs).
La primavera me sienta fatal. Y ayer fue unos de estos encantadores días de "¿Qué me pongo?", es decir, ahora llueve, ahora hace viento, ahora hace sol, ahora se mete el sol y hace un bochornazo terrible, etc, etc. Las personas propensas a tener migrañas sabrán bien a qué me refiero. Ayer sobre las 10:30 empezó a dolerme la cabeza (no una cosita leve, yo he tenido tales dolores que he terminado en urgencias, dicen que es porque soy propenso y porque acumulo tensión nerviosa o no sé qué zarandaja) y no tenía a mano mis pastillas maravillosas para tomar en caso de jaquecón y como muy bien dice mi médico de cabecera que es un santo (es más bueno que el pan, le tendría que dedicar un post) si no te tomas la pastilla en el acto pues ya rien de rien.
La tarde fue un continuo abrir y cerrar los ojos, intentando mantener el tipo ante las náuseas que me daban por el horrible martilleo en las sienes que no daba tregua. Pero eso no fue todo, aun quedaba mi maravillosa aventura con los taxis murcianos, los más caros y los más informales. Salía de hacer un curso a punto de entregar el alma pero me interesaba ir porque era la última sesión. Intenté tomar un taxi pero el concierto de Estopa era razón suficiente para que la ciudad estuviera colapsada y no hubiera ningún maldito taxi (de eso me enteré después de gastar una buena cantidad de teléfono oyendo al Michael Bolton) con lo que tuve que volver caminando a casa. No hay mal que por bien no venga el caminito con el fresquito que hacía no me vino mal. Un Actimel, una pastillita para prevenir una noche tormentosa y después de unas horas de sueño reparador ya estoy como una rosa.
Ahora dormiré un poquito que esta noche voy, bueno vamos, al concierto de La Buena Vida, a ver cómo se portan...
Besos para todos.

23 mayo 2006

Dedicado a mi LC

Esto, como los discos dedicados, para LC de quien él ya sabe.

y P.D.: Happy Bloggiversary, mr Juannakin Skywalker.

22 mayo 2006

Fobias Musicales

Esto del Blog nunca dejará de sorprenderme... Ayer escribo yo mi texto más bien romántico, sobre mi finde sosito pero amoroso que si patatín que si patatán, se me ocurre rematarlo hablando de mi reciente cuelgue de la cancioncita de Shakira y ¡bumba! los comments se centran en la susodicha vocalista. Mira que somos porteras... (y no de noche como la Charlotte Rampling)
Y digo, pues ahora voy a hablar de mis personajes musicales más detestados por motivos racionales o irracionales. Puede que haya rasgado de vestiduras o no, ya veremos. Ahí va:
1. Los Dire Straits: Uno de los más sorprendentes sucesos musicales de los ochenta, y lo de suceso no lo digo en el English meaning sino en plan El Caso. A ver, ¿cómo es posible que una voz como la de Mark Knopfler tenga éxito por mucho punteo guitarrero que me haga? ¿Alguien ha SUFRIDO el Alchemy, su disco en directo? Sólo recomendable para amigos del sadomasoquismo.
2. Joaquín Sabina o el cantautor que lleva cantando la misma canción veinte años. El tema se repite ad nauseam: Hay una mujer fatal, él que se la tira, luego la deja o le dejan y él pues compone una canción con rimas que dan grima. Y esa voz... era desagradable cuando cantaba Calle Melancolía y ahora, no comment...
3. Los Mago de Oz ¿pero estos de qué van? ¿Son los Celtas Cortos después de haber ido de rebajas al SEPU sección pelucas? Y cuando las ponen en los pubs todos los cafres y cafras se ponen a brincar estilo así como jota aragonesa y/o murciana... Entonces es cuando hay que beber para olvidar esa horrible visión, porque cuando luego ponen el I will survive versión casachof estas hordas bailarinas repiten exactamente lo mismo.
4. Los Celtas Cortos culpables por ser los causantes de la aparición de los Mago de Oz. ¿Y ese cantante? ¿Y el de las gafitas con el violín ñiqui-ñiqui? Aaaaagh...
5. Estopa por repetirse más que el ajo. Todo absolutamente igual. Ninguna innovación, ni siquiera se cambian el peinado...
6. Jarabe de Palo, estandarte del buen rollito de finales de los noventa. El cantante iba así como de publicista arrepentido y ahora está hecho una foca marina, de flaca rien de rien... Y todo le parece bonito...
7. Bustamante, no voy a ser muy malo con este ser, él mismo se descalifica al atreverse a cantar tonadas con títulos como No Soy Superman (a lo mejor la cogen como la Main Title Song de la peli) y por llevar esos pelos que finalmente se ha cortado. Bustamante es lo peor... Carpetovetónico, retaco, perete... Vuelve Camilo, vuelve... (después de ir a la pelu, claro)
8. Celine Dion y Mariah Carey, un par de chillonas histéricas. La primera más fea que un tiro y una borde. ¿Y esa canción que hizo a dúo con la Barbra? Parecía un concurso de a ver quién se desgañita más... ¿Y cuando destrozó el I drove all night de Cyndi Lauper? A la hoguera con ella... La Mariah Carey es una petarda que se compra la ropa cinco tallas más pequeña y parece un poco cortica cuando habla... ¿Y eso de un idilio con Luis Miguel? ¿Y esos grititos que pega? Y es número uno en USA... Nosotros tenemos la Batuka Latin pero ellos tienen a Mariah... En todas partes cuecen habas...
9. El último de la fila. Uno de los más incomprensibles éxitos musicales. Fue el refugio de todos los jóvenes progresistas que cerveza en mano tarareaban eso de "Si lloré ante tu puerta, de nada sirvióoooo..." entonces se levantaba la mirada en plan profundo y se alzaba el brazo con la Estrella de Levante y traguito... con ese cantante que ahora que está en solitario sigue haciendo exactamente lo mismo y con éxito (y la pobrecita de Ana Torroja, verde de envidia...).
10. Los U2. Los he dejado para el final. Lo único que salvo de ellos es la cancioncita que hicieron en plan Village People. No puedo con el buenrrollitismo del Bono y ese With or without you... Yo en esa época era fan de C. C. Catch y no me avergüenzo de ello.
Y no he puesto a los Dover en deferencia al señor Juannakin Skywalker... y porque ya no tienen éxito que si no lo mismo caen al saco...
Y ahora dénme la razón o quítenmela... Polémica, polémica... me siento como Adriansens.

21 mayo 2006

Soy un manazas... (aka Qué bonito es el amor) (aka My Hips DO Lie!)

Ayer fui a la ferretería por tercera vez en mi vida de motu propio (he ido otras veces por obligación) a comprar unos halógenos que se me han fundido. Pensaba yo que todos los halógenos son iguales pero resulta que no, que no todos los enganches son iguales. Y mira que cuesta trabajo quitarlos, para los que no somos muy hábiles. Esta mañana, después de cortar la luz, poner la escalerita, yo totalmente entregado a la causa "Pepe Gotera y Otilio" resulta que no me sirven... Mañana back to the ferretería. Prefiero no contárselo a nadie directamente porque me pondrían de idiota para arriba (y supongo que con razón...). Así que mi aventura eléctrica ha quedado en un amago. Lunes, día de shopping ferretero...
Pero eso son menudencias cuando uno está enamorado...
De Eurovisión no comments como en EuroNews porque la tele fue encendida en el momento jurado y cuando vi al presentador con esa chaqueta estilo burbuja Freixenet me dije "Ay... esto no tiene apaño...", cambiamos a tele 5 y estaba María García (aka Bárbara Rey from Totana, tierra de calabazas) confesando que tenía 56 años (está muy bien la mujer) tirándose del moño con She-Welcome Pérez (que si tiene 49 está muy mal). Volvimos a Caspovisión y había un coloquio de lo más interesante con Massiel, Salomé, un señor con unas gafas con pedrería Swaroski, una clona de la Campos, otra individua y Carlos Lozano que está cada vez más "aburrao" y feo. Apagamos la tele y dimos un paseo que hacía un fresquito de lo más agradable...
En cuanto a lo musical, estoy absolutamente colgado de una melodía que se me ha metido en la cabeza, veremos a ver si no termino yendo a El Corte Inglés mañana... La cancioncita de marras es de Shakira y sus caderas que no mienten. Es pegadiza (I'm on tonight, you know my hips don't lie...)y mira que yo no puedo con los raperos, que me parecen unos horteras integrales. Pero a pesar de todo, estoy escribiendo esto mientras meneo la cadera cual odalisco-oriental-descoyuntado... ¿Y si me apunto a clases de danza del vientre...? Bueno, ya lo pensaré mañana...

19 mayo 2006

Cuando mi tía se entere de todo, te va a echar a la calle como a un perro...

Ya he dicho que 1986 no fue un buen año. Si hubo algún momento de felicidad y risas fue el descubrimiento de un género televisivo que me ha dado muchos ratos buenos. Lo que voy a decir a continuación obvia por supuesto todo el contenido ideológico subyacente en el género televisivo que me ocupa: me refiero al culebrón.
Los de hoy en día no me interesan nada. Los galanes y las galanas parecen G.I.Joe's y Bratz respectivamente. A mí me gustan los antiguos, los cutres, los hechos con cuatro perras. Los de Televisa.
Los ricos también lloran. ¿Quién no recuerda a Mariana Villarreal? La pobre huerfanita sin un peso (aunque siempre con taconazos, la pobre Verónica Castro no es que fuera precisamente la gran esperanza de la NBA) que va a la casa de los millonarios Salvatierra, estos millonarios tienen un hijo díscolo, llamado por el servicio el "joven", cosa que da muchos ánimos dado que si yo participara en la novela pues me tendrían que llamar el "bebito" porque el joven llevaba un tinte para taparle las canas que ardía Troya.
Pero la blanda historia de Mariana y Luis Alberto era lo de menos. La gracia la tenía la mala: la prima Esther, o Esthersita como le decía su tita y madre de Luis Alberto. La tal Esthersita fumaba como un carretero y era una lagarta de mucho cuidado, su pretensión era casarse con el joven Luis Alberto para disfrutar de la fortuna Villarreal. Esthersita vivía con su mucama, Ramona, bruja ocasional y su madre en secreto, ya que Esthersita fue producto de un desliz del señor de la casa con ella misma.
Las secuencias de peleas entre Esthersita y Mariana eran dignas de ver por esos diálogos, esos zooms y sobre todo esas músicas de fondo, había una que parecía una samba que sonaba en momentos cumbre del enfrentamiento. Y Esthersita siempre le decía a Mariana: "Cuando mi tía se entere de todo, te va a echar a la calle como a un perro..." (no sé la razón por la que no decía perra, estaría mal visto en Méjicos). De más estar decir la hilaridad que provocaban en mí que dijeran cosas como "Le pedí que me dejara manejar" (manejar es en verdad conducir), "Quítate el saco" (chaqueta), "Me voy a mi recámara" y cuando uno pensaba que es que se iba a un castillo medieval, resulta que se iba a un dormitorio con una decoración que sí que tenía algo de medieval.
Y los cambios de decorado eran espectaculares. Si decían que iban al aeropuerto, el despliegue se limitaba a abrir una puerta donde en una pared habían colgado un cartel de Aeroméxico y voilá... ya estamos en el aeropuerto.
Confieso que cuando iba a cerrar Simago en la liquidación de vídeos había 3 VHS sueltos con los mejores momentos de Los ricos también lloran y no dudé en comprarlos. Y hay veces que incluso los pongo...
Si cogéis el coche, llevad cuidadico que quiero que el lunes todos me pongais verde por escribir sobre temas tan cutres como éste.

Today's Mood: ¡Fundir y Gripar!


Mirad qué horas (las cero treinta y cinco) y ahora vuelvo de trabajar... Estoy fundido y gripado. Mañana comentaré lo que me habéis puesto sobre Maléfica. Pero ahora me quedo para carta de ajuste, estoy sin fluido eléctrico. Me han fundido y gripado. Me acuesto.

17 mayo 2006

Soy una mujer fatal y me va todo fatal

Decía Woody Allen que el dibujo animado que más le ponía era la Madrastra de Blancanieves (versión Disney). Modestamente, yo me quedo con Maléfica, la mala más mala de todas... Esbelta, con un modelazo digno de (no entiendo mucho de diseñadores así que diré) Thierry Muglier. Estaba mucho más buena que la pesada de la Aurora, así tan aria y tan sosa, además de una salida porque conoce a uno y catapúm, ya está hasta las trancas, menos mal que era el prínsipe que si llega a ser un casador rudo con las manos ajadas por el trabajo... Me estoy desviando, la reina del topic es Maléfica.
Me encanta Maléfica, y me encanta su "vos" y digo su "vos" porque hoy me pongo reivindicativo: ¿qué ejecutivo de los dvds de la Disney ha tenido la genial idea de volver a doblar los clásicos? Ahora tengo el dvd pero el viejo VHS no lo he mandado al trastero porque claro la "vos" de la Maléfica del dvd es una caca por mucho 5.1 que lleve...
Os acordais de: "¡Una selva de mortales espinos será su tumba! ¡Atravesad los sielos en una nube de oscura perdisión! ¡Id con mi maldisión! ¡Prestad bien vuestro servisio y sobre el castillo de Estéfano derramad mi malefisio...!" Me rebobino de pasión...

16 mayo 2006

Recuérdame que te cuente la vez que miré dentro del corazón de una alcachofa

Hay películas que te acompañan el resto de tu vida, que memorizas, que te vampirizan. 1986 no fue un buen año para mí. Estudiaba primero de B.U.P. y aunque en aquellos tiempos no se había acuñado todavía el término indudablemente yo padecí bullying, pero no quiero bucear en heridas que descubro veinte años más tarde que aún escuecen.
Por aquel entonces ya leía Fotogramas cada mes, la había descubierto en el consultorio de la ortodoncia dos años antes. La revista incluía una sección de películas recomendando las que debían grabarse y conservarse de por vida. Descubrí que un jueves santo emitían "Eva al desnudo" y que además de darle cuatro estrellas decía como recomendación: DE VISIÓN OBLIGADA PARA TODOS LOS AMANTES DEL CINE. No lo dudé y grabé la película, mientras la emitían no hice mucho caso. No recuerdo la razón.
Días después y una vez vuelto a la horrible rutina y martirio de ir a clase, una tarde puse el vídeo y cuando acabó me dije: "Esta película es muy buena". Me encantaron los diálogos. Pensad que en aquellos tiempos yo era devorador de productos de la factoría Spielberg principalmente. A partir de ese momento cada día veía alguna secuencia del film. Me ayudaba a sobrellevar el día.
Hay diálogos de Bette Davis que puedo recitar (en versión española). No accedí a la versión original hasta años después. Curiosamente y sin que sirva de precedente me suena rara la película en inglés, la tengo tan asimilada en versión doblada...
Cuando uno madura (más o menos) y lee un poquito, se acepta, se asimila descubre que esta película es considerada de "público gay", a mí eso no me convence del todo, es algo "ghettístico". Pero me sorprende qué verdad es eso de que la cabra tira al monte, si me permitís un refrán algo brusco.
Hoy estoy de un productivo... Ya llevo 3 posts, enough is enough

Cancionero Coxisiano. Hoy presentamos: Alma X - Crimen en Levante

Para no parecer la reencarnación de María Ostiz ahí va una de mis tonadas favoritas de los últimos tiempos:
Todavía no hemos perdido la esperanza de encontrarla con vida.
Hemos puesto su foto en todos los diarios.
Todavía no hemos perdido la esperanza de encontrarla con vida.

Papá, mamá
No quiero salir
Soy demasiado joven para morir
Sólo tengo quince años
Alguien ahí fuera quiere hacerme daño
Me da miedo irme de fiesta
También las macrodiscotecas
Más tarde de las nueve
De casa nadie me mueve

Crimen en Levante
Crimen en Levante
Muertos en Valencia, Castellón y en Alicante

Hay que ver, hay que ver, esto parece Whitechapel

Esas chicas, ¿dónde están?
Fueron a la disco, fueron a bailar
Salieron como tantas otras veces
No paran por casa desde hace cuatro meses
Una fue descuartizada
Y la otra violada
Aparecieron en la cuneta
Son más malos que la ETA

Crimen en Levante
Crimen en Levante
Muertos en Valencia, Castellón y en Alicante
Espero haber recuperado puntos en mi cotización "cool" porque ayer creo que quedé un poco caca"fool" (léase con pronunciación British, if you please)

Hacienda somos todos

Hoy estoy de lo más prosaico. Hoy tenía cita con el FISCO. Una cita francamente esperada porque las devoluciones producto de la hipoteca por vivienda son recibidas por mí como agua de mayo (nunca mejor dicho) porque como tenga otra boda y/o comunión más tendré que seriamente barajar la posibilidad de iniciarme en el pluriempleo en la espalda (otro nunca mejor dicho) del Eroski(1).
Había dos funcionarios muy bien arregladicos, con sus camisicas Thomas Burberry y Polo Ralph Lauren éste último era muy amable y estaba muy atento a que ningún contribuyente perdiera el turno. Bien por los funcionarios.
Por fin me nombraron (sólo quince minutos de retraso sobre la hora prevista, no está mal). Subo dos tramos de escalera y me atiende una señorita muy seria (demasiado) aunque de lo más eficiente. La pobre no sé cómo no acabará de los nervios porque mira que los españoles somos ruidosos (yo no me explico la razón por la cual la gente tiene que chillar cuando te pregunta si tienes algo más que deducir). Ahora que caigo no me ha preguntado si destinaba un porcentaje a la Iglesia o a obras sociales (la muchacha tenía cara pía) o si los dejaba sin asignación. Voy a ver...
Por eliminación ha puesto la misma del año pasado.
(1) Nota del autor: La prostitución murciana más alejada del alto standing se coloca en el lateral de dicho hipermercado.

15 mayo 2006

Cancionero Coxisiano. Hoy presentamos: Trigo Limpio - Muñeca

Esta canción, chirriantemente cursi, se la sabía mi hermana con la guitarra y yo la cantaba con ella en plan Sergio y Estíbaliz (aunque yo tenía por entonces la voz más Estibalizada que Asergiada).
Él no sabe cuánto tiempo hace que la conoció
Recuerda que de pequeños iban al mismo colegio
También recuerda que entonces fue cuando se enamoró
Y Muñeca desde entonces la llamó
Y Muñeca desde entonces la llamó

Con el paso de los años él se puso a trabajar
Ella siguió sus estudios, se marchó de la ciudad
Se escribieron algún tiempo y ella en la universidad
Consiguió con la distancia olvidar

¿Y qué pasó desde que ella se fue?
¿Y qué pasó desde que le dejó?
Cada mañana siempre cuando hay sol
Visita aquel lugar donde él la conoció

Él aún conserva aquellos versos que escribió
Sobre un papel en la clase de religión
Él aún recuerda el primer beso que le dio
Cuando ninguno de los dos sabía de amor

Se enteró que su Muñeca se tenía que casar
Que abandonó sus estudios, que dejó la Facultad
Y como un niño al saberlo no se ha podido aguantar
Y se ha sentado en un banco a llorar
Y se ha sentado en un banco a llorar

Hace tan sólo unos días que él la vio por la ciudad
Paseaba dentro de un coche a un niño de corta edad
Y del brazo de su madre iba un joven, él quizás
Fue el que le hizo a su Muñeca soñar
Fue el que le hizo a su Muñeca soñar

¿Y qué pasó desde que ella se fue?
¿Y qué pasó desde que le dejó?
Cada mañana siempre cuando hay sol
Visita aquel lugar donde la conoció

Él aún conserva aquellos versos que escribió
Sobre un papel en la clase de religión
Él aún recuerda el primer beso que le dio
Cuando ninguno de los dos sabía de amor
Cursi... Cursi... Pero a la vez irresistible. Estoy como la señorita eppes, rebuscando cajones y ha salido esto.

14 mayo 2006

Curiosamente, todo empezó en 1992 (dedicated to Rafältskog)


Durante mi infancia el único "track" original de ABBA que yo tenía era "Chiquitita", incluido en una cassette llamada "The music for Unicef". No obstante, yo conocía otras canciones vía radio, en esa época en la que ponían las canciones enteritas en la onda media. Curiosamente, si hoy tengo que decir cuál es la canción que menos me gusta de ellos es precisamente "Chiquitita", que en un primer momento iba a llamarse (horreur) "In the arms of Rosalita".
1992. Septiembre. Paseo por la sección de discos de El Corte Inglés. Hay un recopilatorio de ABBA en CD y pienso: "Anda, qué gracia, con lo que me gustaban a mí de crío. A lo mejor me lo compro". Y así se quedó la cosa. Era estudiante y mis escasos ingresos salían del producto de dar clases particulares. Días después, en la sección de discos de las fenecidas Galerías Preciados me decidí y me compré el CD ABBA Gold. Para mi sorpresa, esa semana fue número uno en España (lista Afyve). Pero lo que más me sorprendió fue llegar a casa, escuchar el CD y que me gustaran todas las canciones: algunas las recordaba, otras no tanto. ¡Qué melodías! ¡Qué voces! ¡Qué rimas tan graciosas!. Iba por rachas, unas veces escuchaba únicamente y sin cesar "Gimme! Gimme! Gimme! (A man after midnight)". Otras, "Dancing Queen" y así...
Por aquel entonces yo atravesaba una fase pro-enya y música así como new age de Lito Vitale. Cuando llegaron Agnetha y Frida, la pobre enya cayó en desgracia.
Mi ansia por tener más canciones aumentaba y así llegó a mis manos el More ABBA Gold. A punto de alcanzar el Nirvana al ver que también me gustaban todos los temas. Eso me llevó a una desenfrenada búsqueda de los álbumes completos. Y así poco a poco me fui comprando su discografía completa. Mi pobre madre que es una santa soportaba estoicamente mis gorgoritos destrozando canciones como "One of us" intentando competir (sin éxito) con Agnetha y con Frida.
Después ataqué la empresa de encontrar vinilos originales, cada vez que había una feria de coleccionismo discográfico me compraba unos cuantos vinilos (fueran LPs o singles). Si estaba por algún país europeo también cargaba con lo que pillaba. Yo más feliz que un ocho.
Por supuesto que cuando se estrenó Mamma Mia en abril del 99 yo ya tenía claro dónde serían mis vacaciones de verano. Y así en agosto pude ver la obra. Cierto es que la trama de la obra es facilona pero yo no puedo ser racional con el tema. Fue una de las noches más felices de mi vida. Luego vi la versión española, también lo pasé genial, rodeado de señoronas con abrigo de piel que terminaron contagiadas por mi bailoteo en la apoteósis final. En otras circunstancias les hubiera querido quemar el abrigo pero mi lado destroyer a lo "¿Tu madre tiene abrigo de piel? ...a la mía se lo arrancaron" quedó en estado de latencia.
Siempre se ha dicho que Agnetha y Frida no se llevaban bien. A mí eso no me importa. Ni tampoco prefiero a una o a otra. Agnetha era muy jovencita, con voz de ángel (¡26 años cuando pegaron el pelotazo de Dancing Queen!) y por lo que se deja entrever tras leer biografías autorizadas y no autorizadas, ella quería ser una mamá sueca que actuara de vez en cuando, y sin montar en avión, algo que le gustaba más bien poco. Frida, con una voz preciosa, me sigue poniendo la carne de chicken cuando la escucho cantar "Super Trouper", me encanta en "Put on your white sombrero" (¡¡¡qué títulos!!!) y me hace reír en el (horroroso pero encantador) vídeo de "Head over heels". No obstante, sería un error no admitir que los focos se posaban más en Agnetha que en ella. Y la pobre Frida no se merecía eso, además, viendo conciertos en vivo era mucho más graciosa y participativa con el público que Agnetha, que siempre quedaba más sosita. No me olvido que estaban con ellas sus respectivos partenaires, que escribían las canciones y que son los que en verdad se han forrado más con los royalties.
Forman parte de mi educación sentimental. Han protagonizado momentos de mi vida especiales. Esas cenas de fin de curso en la universidad donde uno se acercaba con vergüenza a pedir "Dancing Queen" esperando una mirada extraña del disc-jockey acostumbrado a poner El último de la fila. Sorprendentemente en algunos bares te hacían caso y la ponían.
Si algún día necesito fuerzas para sobrellevar el día o he tenido algún disgusto en el trabajo hago como Muriel, cojo un CD y pongo Dancing Queen. Y las cosas después se ven de otra manera.
Escoger mi canción favorita de ABBA es difícil, tengo tantas que me gustan, desde "That's me" a "If it wasn't for the nights" pasando por "Me and I" o "Happy Hawaii". Pero es que no puedo olvidar "Slipping through my fingers", "Bang-A-Boomerang", "Angeleyes", "Cassandra" y un larguísimo etcétera...

13 mayo 2006

Loor y Lauros a Manuel Marín


La política no me interesa demasiado, en principio... Indudablemente prefiero que esté Zapatero en el poder antes que Rajoy (y no mencionemos a Aznar y su esposa). Pero si hay un político que me hace mirar la pantalla de la tele cuando veo el telediario mientras como es el presidente del Congreso, don Manuel Marín. No voy a frivolizar sobre su sex-appeal, que para mí lo tiene y mucho, me limitaré a comentar su estilo de presidir el Congreso, este señor tiene clase, por mucho que le pese a Jiménez Losantos y César Vidal (por cierto, ¿cuántos libros han sacado ya entre los dos?).
Murcia tiene el dudoso honor de ser la región donde ha nacido uno de los pocos personajes políticos que consigue sacarme de mis casillas cada vez que lo oigo, me refiero al señor Eduardo Zaplana, cartagenero de nacimiento y valenciano de adopción. Este señor es seguidor de unas consignas estéticas más cercanas a las de Al Capone que a las de, digamos, Josep Piqué. Personifica todo lo peor de la idiosincrasia española: pinta de chulo de playa, gritón, maleducado, retrógrado... ha conseguido que eche de menos a Álvarez Cascos. No consigo entender cómo Rajoy, que yo consideraba de otra manera, no lo ha mandado ya a donde picó el chicken. Menudas presiones debe tener el señor Rajoy...
Uno de los seguidores del Zaplanian-style es un diputado de cuyo nombre no quiero acordarme pero que también ha nacido en la misma región que yo, cosa que me llena de vergüenza, yo que soy tan poco nacionalista. Este ser ha sido el primer diputado expulsado por el presidente del Congreso en la historia de nuestra democracia. El estilo de este político está cercano al alumno revientaclases si se me permite acudir a la terminología educativa, que la conozco un poquito. El alumno revientaclases es aquel que no quiere hacer nada pero que tampoco deja hacer a los demás, sea alumno o profesor, por ello es el perfil de alumno más temido por los docentes de hoy, ya que su conducta disruptiva suele ser imposible de corregir debido a que han adquirido un rol con el que se sienten cómodos y reconocidos en el grupo de amistades que suele corear sus bravuconadas de turno. ¿parecido, verdad?
Decimos que la educación está bajo mínimos en España pero es que hay que considerar cuáles son los modelos de comportamiento que los jóvenes de hoy están recibiendo. Los políticos se portan como chulopiscinas en la puerta del disco-pub de barrio periférico (¿o como niños pijos en la puerta de cualquier garito de diseño con sala VIPs?), cuando un político es educado se le tilda de blandorro, soso o cobarde, si uno escucha la radio por la mañana y cambia de emisora hay una sensación de vivir no en 90210 sino en distintos lugares según quien se escuche: el "talibán de sacristía" (¡Luis del Olmo dixit!) que vierte comentarios francamente terroríficos, insultantes (Mariano Rajoy es calificado de Maricomplejines) -y desgraciadamente escuchados-, el señorito andaluz (qué decepción personal con Carlos Herrera, representando los peores arquetipos de la piel de toro) o los que se les ve demasiado el plumero (la SER). Hay mañanas que dan gana de ponerse el CD y escuchar "Entre las llamas" de Alaska y Dinarama.
En cuanto a la gente, hay mucha que no sabe lo que es la educación, y para muestra un hecho real protagonizado por mí, que yo antes me callaba más las cosas pero ahora no tanto...
Septiembre. Sección de libros de texto de un gran almacén. Una cola monumental. De repente la fresca de turno que va diciendo: "Sólo voy a preguntar una cosa..." mientras que avanza paralelamente dispuesta a colarse. Yo no me callé y le dije:
- Señora, yo también voy a preguntar una cosa y estoy haciendo cola
Y la petarda me responde:
- Ay cariño, ¡cómo te pones!
Yo le contesté:
- Ni me pongo ni me dejo de poner pero usted se quiere colar. Y no me diga cariño que yo a usted no la conozco de nada. (en esta última frase estuve ocurrente, pero es que no soporto a la gente que me dice "cariño", "vida mía" o "corazón" sin conocerla de nada, es algo ridículo)
El resto de las personas que hacía cola no dijo ni mú. La señora hizo su pregunta, estaba el libro y lo compró. Cuando me quejé a la dependienta al tocarme el turno me puso cara de circunstancia como: "Déjame en paz" "Qué le vamos a hacer"
Total, que la cabrona consiguió su propósito y yo me tomé un disgusto para nada. Qué país...
Tenemos lo que nos merecemos
Y a todo esto, que viva el señor Manuel Marín. Usted me reconcilia con el ser humano.

11 mayo 2006

Cancionero Coxisiano. Hoy presentamos: Dalida - Tenía dieciocho años

Esta canción siempre que la escucho me pone tonto, casi a punto de llorar...

Il venait d'avoir 18 ans
Il était beau comme un enfant
Forte comme un homme
C'était l'été évidemment
Et j'ai compté en le voyant
Mes nuits d'automne
J'ai mis de l'ordre a mes cheveux
Un peu plus de noir sur mes yeux
Ça l'a fait rire
Quand il s'est approché de moi
J'aurais donné
n'importe quoi
pour le seduire
Il venait d'avoir 18 ans
C'était le plus bel argument
de sa victoire
Il ne m'a pas parlé d'amour
Il pensait que les mots d'amour
sont dérisoires
Il m'a dit: "j'ai envie de toi"
Il avait vu au cinéma
Le blé en herbes
Au creux d'un lit improvisé
J'ai découvert émerveillée
un ciel superbe
Il venait d'avoir 18 ans
Ça le rendait presqu'insolent
de certitude
Et pendant qu'il se rehabillait
Déjà vaincue, je retrouvais ma solitude
J'aurais voulu le retenir
Pourtant je l'ai laissé partir
Sans faire un geste
Il m'a dit: "c'était pas si mal"
Avec la candeur infernale
De sa jeunesse
J'ai mis de l'ordre a mes cheveux
Un peu plus de noir sur mes yeux
Par habitude
J'avais oublié simplement
que j'avais deux fois 18 ans

Yo la conocí en versión española:

La tarde que le conocí
Él acababa de cumplir
dieciocho años
Era verano, claro está
Y yo empezaba ya a soñar con mi pasado
Ante un espejo le fingí
Que maquillaba mi nariz
Para mirarle
Cuando me vi tan cerca de él
habría dado no se qué
por conquistarle
Me sonrió con intención
Y fue su edad la explicación
De su victoria
No quiso hablarme del amor
Pues según él esa cuestión
Es otra historia
Me dijo: "Tú me vas muy bien,
eres igual que la mujer de El Graduado"
Yo no me pude resistir
y entre sus brazos descubrí
un sol dorado
Dieciocho años nada más
Eso le hizo ser audaz, más que insolente
Cuando llegué a despertar
Sólo sentí la soledad
indiferente
Por un momento pretendí
El retenerlo junto a mí
Pero no quise
Me dijo: "No has estado mal"
Con un candor tan infernal
Antes de irse
Entonces tuve que fingir
Que maquillaba mi nariz
Para no verle
Y estuve a punto de olvidar
Que yo le doblaba la edad

Ha sido un día duro... nada mejor que una canción para acabarlo bien.

10 mayo 2006

Esto sí que es interactividad (aka Aquí Somos Pro-Aidan)


Ya he dicho en varias ocasiones que sexo en nueva york fue una serie que se fue deshinchando a medida que las temporadas fueron avanzando, cada vez más aburguesada y con un final tan políticamente correcto que insultaba la inteligencia de todos los que no nos perdíamos las aventuras de estas cuatro pijas neoyorkinas divinas.
Pero es que el asunto de los novios de Carrie está trayendo cola, yo ya he dicho que a mí Mr Big no me gustaba para mi Carrie, yo la veía más con Aidan. Contemplad la instantánea, habla por sí misma.
Mr Big era tan feo, tan Mario-Conde que daba repelús... Aidan era el que presentarías a tu mamá como tu futuro esposo.
Ahora me ponéis verde...

09 mayo 2006

Dedicated to Xabi

Ante la reivindicación de mister Xabi, aquí está Eva Nasarre.
Antes de convertirse en carne de Marías Patiños, hubo una Jane Fonda cañí.
Todos los días a las siete de la tarde en el UHF.
El programa en cuestión era "Puesta a Punto" (como si fuéramos un seat Ibiza) donde Evita (acompañada de Jordi, el de los sobacos poblados) intentaba poner nuestras carnes turgentes.
Y hablando de cómics, ¿nunca leísteis "Esther y su mundo"? Pobrecita Esther, siempre colgada de Juanito. Esther tenía su amiga descocada, Rita y su enemiga (gorda) conocida como Doreen (o sea Dorotea).
Si queréis saber más de estos personajes de cómic, consultad el número 34 de Mondo Brutto (actualidad bizarra para brutos mecánicos). Las patas de gallo producto de las carcajadas están garantizadas.

Nuestra Señora Jane Fonda


Cinco, seis, siete, ocho... Y cha-cha-chá... Ocho más... Sonreid... Tenéis que mantener una conversación, si no pasad a la intensidad suave. ¿Estais bien? ¡No os oigo! ¡Wow!
Con estas frases que así dichas de forma aislada parecen de gilipollas integral, animaba Nuestra Señora Jane Fonda desde sus vídeos de aerobic a señoras (y a algún que otro despistado) que se compraban el vídeo y lo dejaban en una esquina del armarito bajo la tele mientras seguían comiendo pipas con sal...
Y luego resulta que parece ser que Nuestra Señora Jane Fonda padecía bulimia mientras rodaba estos vídeos de coreografías pseudo-countries o pseudo-carmen-mirandas con toques a lo chorus-line.
Nuestra Señora Jane Fonda aparecía ella monísima rodeada de un grupo de gimnastas a cual más hortera, siendo la inmortal Laurel from Texas la que se llevaba la palma en grado de horterez. La tal Laurel era así como una Meryl Streep pero en feo con tinte rubio botellazo, pelo panocha y vestida reuniendo las peores corrientes estéticas del más petardo miami de finales de los ochenta. Eso sí, la cabrona pegaba unos botes que te dejaban con el corazón que se salía por la boca si querías imitarla: "Le damos a la pandereta, uno, dos, tres, cuatro..."
Junto a Nuestra Señora Jane Fonda y la petarda de la Laurel aparecía la reina del Low Impact, es decir, la señora que hacía los ejercicios en versión más tranquilona, o sea, sin dar botes, con lo que no molaba nada. Jeannie, que era el nombre de la susodicha, era la gran esperanza para todas aquellas damas pertenecientes a la calidad del tordo, ya que a pesar de sus muslos beyond her control, la mujer se meneaba con gracia. Decía: "si te cansas, pásate a la intensidad suave. Como yo" Y Nuestra Señora remarcaba: "Como Jeannie. Jeannie se cansa enseguida" Y la Jeannie no se achantaba: "Os puedo dejar sin aliento"
Viendo el filón de los videos, Nuestra Señora Jane Fonda inició un desenfrenado rodaje de vídeos tales como "Embarazo, Parto y Recuperación", "Entrenamiento con Pesas", "Aerobic ligero y programa de reducción de stress", "Lower Body" etc...
Pero el número fuerte era el programa "Challenge" (desafío) donde Nuestra Señora Jane Fonda aparecía más guapa que nunca, muy estilo On Golden Pond, donde con sólo dos muchachos bailarines así con la cabeza muy afeitadita y así, vamos, salidos del casting de A Chorus Line o del Strong, hacía toda serie de piruetas tales como "Uno, dos, tres, cuatro, abre (y había que abrir piernas y brazos a la vez, como si fueras la letra equis)"
Este post está sacando mi petarda face... ahora que lo leo. Es igual, ¿alguien sabe si Nuestra Señora Jane Fonda ha reeditado sus vídeos en DVD? A lo mejor en los contenidos extra se ve si alguna gimnasta se tiraba un cuesco en plena sesión...
Yo si quiero ver a Nuestra Señora Jane Fonda no me pongo a ver "El regreso" que es un rollo y te deprimes un montón. Prefiero verla con su maillot monísima haciendo cha-cha-chá o el "pistón-a-la-derecha".
Haced caso a Nuestra Señora Jane Fonda: "Take a glass of water and drink it slowly during the rest of the class. You know muscles don't work so hard when they are dehydrated".
La Cindy Crawford intentó hacer algo pero no había color, era todo demasiado MTV. Y yo soy muy old-fashioned, yo me quedo con Nuestra Señora Jane Fonda.

08 mayo 2006

Pilé - Pilé - Pilé... Pilé - Pilé...


Pilé - Pilé - Pilé
Pilé - Pilé...

Y esto se repetía ad nauseam

Homenaje al inmortal Licor 43
Ven a Pilé 43...

¿Pequeñas venas varicosas?

Ese era el slogan de las medias Relaxtic de Bayer... medias para las piernas cansadas de la mujer de finales de los setenta. Esto me sirve de punto de arranque porque ayer estuve a punto de pedir unas relaxtic para mi uso personal. Las comuniones han llegado, símbolo inevitable del mes de mayo, domingos largos donde engulles y departes con parientes a los que seguramente no volverás a ver hasta el próximo evento aka B.B.C. (Bodas-Bautizos-Comuniones)
El día antes había tenido celebración de cumpleaños de mi longtime companion (en adelante LC), preparé velas, flores, champanes, fresas y demás parafernalia en momentos robados a la semana. Tuvimos cena y, señor Skywalker estoy de acuerdo con usted, yo ahora como más, pero tampoco me importa demasiado, de momento.
Este nuevo momento vital me está llevando a considerar seriamente si debería presentamente a Mr Hot Bar calle Infantas porque estoy expandiéndome demasiado a lo largo y ancho de mi geografía corporal... ¿engorda el amor?
Al menos al día siguiente me cabía el traje, el asunto aún no es preocupante...
Todos mis temores sobre mi expansión corporal o desmadre cárnico se desvanecieron cuando empecé a otear a mis relativos, no sé cómo se las apañan pero yo siempre los veo más calvos, gordos y envejecidos que la última vez y yo en cambio me veo estupendísimo (¿pensarán ellos lo mismo de mí cuando me vean?).
En verdad lo pasé bien... siempre es agradable ver a la familia... ¿Será esto un síntoma de madurez y/o senectud? La verdad es que yo adoro a mis sobrinos, me gusta hacer el ganso con ellos y me gusta ser el "tito" loco que se los lleva al cine o que baila con ellos y se tira por el suelo en plan "La mosca muerta". Parece que esa canción infantil llamada "La tía Mónica" hubiera sido compuesta pensando en mi persona...
La semana próxima tengo otra comunión... a este paso no voy a necesitar un bañador, me iré directamente a julíán lópez tejidos y me envolveré en algún rollo de tela de esos que hay en la puerta o pediré asilo en Natur House...

05 mayo 2006

Esta es la Reina Sumuru (dedicated to Meltorm)


Protagonista de "La ciudad sin hombres", obra cumbre del Trash patrio, producción, agárrense, hispano-alemano-estadounidense con... esta señora de la izquierda, que salió en Goldfinger y pare usted de contar, se llama Shirley Eaton, la acompañan un George Sanders muy alejado de su maravilloso Addison De Witt y una impagable Elisa Montes haciendo de calentorra en bikini. También sale un chulazo de cuarta que mete barriga y una mujer que agotó las reservas de eyeliner de allá por donde pasó.
La peli fue rodada en Madrid, Río de Janeiro y La Manga del Mar Menor y la dirigió Jesús Franco. Yo he tenido que pararla en varias ocasiones para ir a hacer pis de la risa, los modelazos que saca la señora de la izquierda y sus secuaces son dignos del armario más desmelenado de la más petarda del lugar. El argumento va de una señora llamada Sumuru que funda un estado habitado sólo por mujeres, el estado en cuestión se denomina Fémina, en un alarde de imaginación. Lo que pasa después poco importa, pero en esta película se tortura con un ventilador de estos de bolsillo que venden en las orillas de la playa (y no es coña) y hay un desfile de viudas plañideras con velo y minifalda negra que tiene su cosa.

Ubi Sunt 2? (aka Mis Cines de Infancia y Adolescencia)

Cuando hoy volvía del trabajo he pasado por la puerta del videoclub y he visto que ya anuncian la, por otra parte soporífera, película Memorias de una Geisha disponible en DVD y he pensado: "¡pero si yo la vi hace como mucho tres meses!" y eso me ha llevado a pensar cómo la exhibición cinematográfica está cambiando de una manera que a mí personalmente no me gusta nada.
Los cines de las ciudades están cerrando. Hace un par de semanas estuve en Alicante y comprobé cómo los cines Aragón y el cine Navas habían cerrado sin remisión. Por no mencionar que mis queridos cines Floridablanca -a pesar de la horrorosa sala C- también cerraron sus puertas hace un tiempo.
¿Qué es lo que está pasando? ¿Han dado por sentado los estudiosos mercadotécnicos de la UIP o la Warner que a la gente le gusta ir a un cine que suele estar donde Cristo perdió la alpargata, que no tiene un sello característico, sino algo frío e impersonal donde todas las salas son más o menos iguales y donde las películas ya no se eternizan en cartel sino que si son blockbusters son lanzadas a bombo y platillo en cinco o seis salas para desaparecer en cuestión de escasas tres o cuatro semanas?
Sé que lo que pido es un imposible, pero yo quisiera ver cines con gigantescas carteleras como el cine Coy, hoy desgraciadamente un Mercadona, el cine donde yo vi La Guerra de las Galaxias -me niego a llamarla Star Wars una nueva esperanza- ese cine con un gran vestíbulo, un anfiteatro, una pantalla con cortinas que se abren y se cierran... un espectáculo al fin y al cabo, con toda la parafernalia necesaria. También recuerdo el cinema Iniesta, donde yo vi Superman, y sí que es cierto que me aburrí mucho de niño pero una segunda visión ya en la época del VHS mejoró mucho mi opinión sobre la cinta de Richard Donner. ¿Y el Coliseúm? Aparte de ser durante un tiempo la sede de la Filmoteca Regional de Murcia, un momento crucial en mi formación cinéfila que merecería un texto completo, fue el cine donde yo vi Grease, En busca del arca perdida y donde lloré como una magdalena cuando mi madre me llevó a ver Campeón del Zeffirelli. El cine Rosi era un cine peculiar, porque durante todo el año ponían películas de esas clasificadas S de Jess Franco y de Ajita Wilson y en Navidad ponían las de Parchís. El Salzillo al menos sigue abierto como la Filmoteca, a mí me encanta ese diseño de ladrillitos, y no puedo evitar recordarlo como el cine donde vi Top Secret! y donde me planté con quince años para ver La ley del deseo. El cine Rex también sigue abierto con lo que no tengo que ponerme nostálgico, solo destacar los montones de buenos ratos que me ha dado, desde E.T. hasta Brokeback Mountain pasando por horrores como Jaws 3-D y sus gafas a 30 pesetas donde la dentadura del tiburoncito salía disparada, horrores adorables como Xanadú y la no tan horrorosa Tacones Lejanos, con la que se reinauguró en el 91. Los recientemente fallecidos cines Floridablanca me rememoran el visionado de La Colmena con mi padres y el ruborizarme cuando Ana Belén se sacaba una teta, ir a ver Los Cazafantasmas y Aliens y enamorarme hasta las trancas de Sigourney Weaver e incluso ir a ver bodrios del calibre de Breakdance 2: Electric Boogaloo con un cine lleno hasta la bandera de breakers de extrarradio. He dejado para el final el cine de Santa María de Gracia, el cine Gran Vía, el primero que yo recuerdo donde me llevaron a ver una peli calificada entonces sorprendentemente para mayores de 18 y de 14 acompañados, yo tenía cuatro y pensaron que no me iba a enterar de nada, la peli en cuestión era Jesucristo Superstar. Y me da igual lo que digan los críticos, a mí me encanta.
Todo esto se resume a que cada local tenía una decoración, un estilo, una personalidad: sí que es verdad que no había Dolby Surround EX y que las entradas no se podían comprar por Internet pero te podías quedar a ver la peli dos veces si querías y uno flipaba con ese apagar de luces y esa cortina abriéndose despacito: como esa cortina marroncita del Coliseúm... hoy un Bingo.
Ahora todo es igual, un centro comercial a las afueras con un multicine frío, sin cortinas, sin esas vitrinas donde estaban las lobby cards con fotos de la película... Con razón ahora espero a que salgan en DVD algunas, los cines se han empequeñecido tanto que te planteas esperar un par de meses y la ves tranquilamente, si quieres en versión original y sin escuchar politonos de opá-vyazéruncorrál, conversaciones de móvil, ruidos de palomitas, bolsas de patatas fritas de difícil apertura, aullidos de macarrillas con zapato de chúpame-la-punta y sus novias, la mayoría serias aspirantes a concursar en La Casa de Tu Vida etecé etecé...
A pesar de todo, iré a ver XMen3, Tormenta me pierde...

04 mayo 2006

¡Tómame! ¡Libérame del pudor!

Para los que sois demasiados jóvenes o no pedíais dinero a vuestros padres para la máquina de discos que había en el bar de la playa donde comían caracoles tengo que decir que el título no remite a que me haya vuelto (más) loco, es símplemente una estrofilla de la inmortal canción del dúo Ana y Johnny (anda que el nombre) titulada "Yo también necesito amar", lanzada en 1976 por la CBS donde la tal Ana, a punto de darle una parada cardiorespiratoria, se desgañitaba como una posesa diciendo que ella también necesitaba amar para más tarde, con un descaro digno de Susana Estrada, pedirle a su partenaire que la tomara (no en brazos, ni como los ñoños de Mocedades) y la liberara o liberase del pudor.
Todo esto viene porque en el blog de mm (also known as Planeta Murciano) han proclamado que el amor significa prostituirse y yo, atravesando una fase en la que me siento como el dibujo animado de la Bella Durmiente atravesando el prado acompañado de la fauna más variopinta y cantando cursiladas tales como "Eres tú el prínsipe asúl que yo soñé", pues no puedo estar más en contra.
No me gusta demasiado Garci pero una vez dijo que su generación era la de los que habían llegado tarde a todo: al sexo, a la política, a la libertad. Y aunque no estoy en la generación de Garci, no dejo de sentirme identificado con él. Yo siempre he tenido la sensación toda mi vida de que llegaba tarde a los sitios. Llegué tarde a la universidad, llegué tarde a tener el peso ideal, llegué tarde al mercado laboral, llegué tarde al sexo... ¿llegué tarde al amor...?
Y ahora me paro a pensar que no estuvo mal llegar tarde al amor. Me ha pillado con la madurez necesaria para disfrutar del momento, sin volverse loco pero sin dejar pasar oportunidades al romanticismo o a la pasión... sin renunciar a mi identidad, a mi vida, a mi parcelita. Demasiados amigos se han ennoviado demasiado jóvenes para luego sentirse solos y perdidos si la jugarreta les salía mal.
Esto no implica que yo piense que esto se vaya a acabar, al contrario, yo no quiero que se acabe, creo que no he sido nunca más feliz que ahora. Incluso ahora lloro en las bodas, las veo de otra manera, en mi década de los veinte me reía de ellas, las veía ajenas. Y por cierto lo del sexo con amor es otra cosa, y yo puedo dar fe de ello que he tenido mi época más o menos desenfrenada, y la sensación de notar una respiración en tu nuca mientras te quedas dormido después de hacer el amor no se cambia por nada, en lugar de salir corriendo del sitio y muchas veces, con complejo de culpa.
Por tanto, el amor no es venderse, es elegir, y elegir siempre supone renunciar a algo, sólo hace falta poner las cosas en la balanza y quedarse con lo que más te guste. Pero yo desde luego hacía tiempo que no disfrutaba tanto comprando un regalo como el otro día, un regalo para el primer cumpleaños que vamos a celebrar juntos.

debbie, una holandesa que cantaba en inglés

Cuando yo era un crío mi madre solía hacer la compra mensual en Simago... A mí me encantaba ir con ella, bueno, ahora que lo pienso, iba y punto porque yo era pequeño y siempre he sido más bien obediente. A lo que iba, yo siempre procuraba "engatusar" a mi pobre madre para que comprara un single, esas cositas redondas de siete pulgadas que llevaban dos canciones... you know what I mean.

Y así llegaron "En la fiesta de Blas" de Fórmula V, "Gigi L'Amoroso" de Dalida, "Acalorado" de Los Diablos, "Harmony" de Harmony, "Rosy" de Lorenzo Santamaría, etc., etc... Y entre ellos había uno que a mí me encantaba en particular: Debbie "Everybody join hands" en la cara A y "Ticky Tong Tong" en la cara B.

¿Y quién era esta Debbie? Ni idea, pero a mí sobre todo la canción de la cara B me flipaba, me extasiaba, vamos que me gustaba mucho.

Uno de los inconvenientes de dejar singles al alcance de los niños es que se los pueden cargar, romper, quebrar, rayar... y eso fue lo que le pasó a la pobre Debbie, falleció a manos de un desalmado, el desalmado aquí presente escribiendo.

Pasaron los años (bastantes) pero a mí no se me olvidaba la canción. En mi primera salida al extranjero busqué en una tienda de discos, pregunté por ella y los dependientes me sacaban un disco de Blondie para decepción mía, no porque Blondie fuera un bluff sino porque no era lo que yo quería. Luego miré en la fnac y con Internet las tiendas virtuales: ni rastro de la pobre Debbie.

Yo pensaba que era alemana por una absurda asociación de ideas: el disco es de marca Ariola, la misma marca de los Modern Talking, por lo tanto, esta muchacha es teutona. Error fatal: resulta que era holandesa, y que la canción de la cara A, mira tú por dónde, estaba co-escrita por Giorgio Moroder antes de descubrir a Donna Summer y hacerla tener un orgasmo discotequero de varios minutos con "Love to love you baby". Finalmente, en ebay lo he encontrado. Cuando me encontré en el buzón el otro día el single en cuestión no estuve a punto de tener un orgasmo on-line sino uno real. Y cuando puse la cara B y empezó a sonar la canción fue como si no hubiera pasado el tiempo, me parecía estar oliendo a la máquina de palomitas que había en la puerta de Simago y me veía con cuatro o cinco años corriendo por el pasillo de chocolates o cualquier otro producto atractivo, y por supuesto, curioseando la sección de discos. Esos 3:50 fueron un bonito momento. Y es que la nostalgia, en pequeñas dosis, y si es bien recibida en ese momento, resulta de lo más recomendable.

Creo que me ha salido un post algo nostálgico.

"I sing a little song. I sing... Ticky Tong Tong..."

03 mayo 2006

Ubi Sunt? (aka La ciencia avanza -pero yo no-)

Primeramente, mis disculpas a los que habéis intentado escribirme cosas y os ha resultado imposible, y es que, a pesar de los sabios consejos del señor Meltorm -je t'aime, me dedicas tu post de hoy y además con una de mis canciones de mi época feria en Lo Pagán favoritas: Amoureux Solitaires- creo que no hice las cosas demasiado bien. Tened paciencia conmigo, soy de letras...
Mi vida en los últimos meses está cambiando a pasos agigantados. Me he enfrentado a la experiencia de independizarme del hogar familiar con vivienda propia (bueno, no es mía, la escritura la tiene el banco, yo con suerte celebraré que soy propietario en un hogar del pensionista jugando al dominó, pero no es momento de hablar de hipotecas, tema más sobado que, digamos, el trasero de NuriaBer).
El hecho de enfrentarme a un maremágnum de facturas cada mes también ha hecho cambiar my way of life radicalmente: si antes me compraba las cremas Biotherm ahora me las compro Nivea o L'Oréal (al Deliplus todavía no he llegado), si antes me compraba DVDs como rosquillas ahora recurro a las ofertas del Media Markt, si antes me iba de finde a Madrid y me cogía un hotel de cuatro estrellas más butaca de patio para un musical, ahora me conformo con ir de uvas a peras, y a hoteles más baraticos, visitando la fnac y saliendo sin bolsa alguna, la última en el mes de febrero, pero eso es otra historia, que a lo mejor la cuento un día de estos por absolutamente romántica y maravillosa. Y es que esto de defenderse con un único sueldo es duro.
Las cremas... Ay, las cremas. Esta tarde cuando estaba haciendo cola rodeado de una señora que ha comprado tres paquetes de compresas y uno de carefree y cuyo aspecto era más cercano al de una menopáusica y de dos muchachas ucranianas, armenias o salidas del sovjós más cercano que comentaban en su lengua materna si llevarse un cepillo de dientes de dureza media o extrema me estaba yo preguntando a mí mismo si nuestra piel tiene memoria, como dice la señora que vende cremas por la radio los sábados en el programa de la Angels Barceló cuando la realidad me hizo tocar tierra de repente en el momento en que el dependiente me dijo que no aceptaba mi tarjeta de crédito, me sentía como Farah Diba, yo así muy divo diciendo que volviera a intentarlo pero nanay así que tuve que pagar en efectivo con lo que se me chafó el plan de que este sería el cuarto de los cinco usos mensuales de la visa que ayudan a recortar mi revisión anual hipotecaria.
Sólo espero que mi piel tenga memoria...
Ya que mi cráneo es así como el de Ursula Andress, vamos que el pelo me nace un poco más lejos que a los demás, pero no estoy (demasiado) traumatizado por ello.
Mañana (me temo) me espera una jornada agotadora... Pero el sábado se proyecta romántico con cena y demás parafernalia (¡bien!), algo así como la Carrie Bradshaw con Mr Big -por cierto, mira que esta serie tuvo un final decepcionante, más burgués imposible, con todas bien emparejadas y/o casadas y con Samantha con un cáncer ¿un castigo puritano por su época Xairo?. Bueno, observaréis que divago con mucha facilidad, es algo que me ocurre con frecuencia, mi cerebro se va de un extremo a otro relacionando los temas de la forma más caprichosa- y Mr Big no me gustaba nada para mi Carrie, ella tendría que haberse quedado con Aidan, después de hacerle un cursillo acelerado para convertirse en un playground boy de Central Park.
Gracias por leerme.
Por cierto, estoy escuchando el Carrusel Deportivo de música de fondo pero ahora mismo le doy al random CD y sale, esperad un momento, Alphaville: Forever Young. Como he estado hablando de cremas...

02 mayo 2006

Here I am...

Creo que fue el 27 o el 28 de marzo, estaba a punto de ir a ver Capote cuando navegaba yo por la red buscando cosas de Star Wars cuando en el google apareció una entrada denominada Juannakin Skywalker - en el lado oscuro se vive mejor. ¿Quién iba a decirme a mí que eso supondría una revelación de un mundo que yo desconocía hasta entonces?
Leí su perfil, lo que había escrito y me decidí a escribirle una respuesta... con la (absurda ahora) certeza de que no haría caso, cuál fue mi sorpresa al ver que el muchacho respondía ...y además con amabilidad. Esto prometía, había que seguir... Buceando encontré el Planeta Murciano, Meltorm, Desmontando a Xabi, Edimburg (aunque en inglés es con -n-, perdón por la petulancia), Telecine, Jenesaispop, Rafältskog y demás gente con la que yo veía que conectaba aunque no la conozco de nada en absoluto.
Esta tarde Meltorm me ha dicho que cuándo me iba a decidir a crear yo mi propio Blog, para un muchacho que siempre se quedaba sin pareja en la clase de gimnasia y tenía que hacer los ejercicios con el profe o profa esto ha sido una hermosa noticia. Ya no podía retrasarlo más y aquí estoy.
Estoy aturdido por la excitación, como Assumpta Serna en Matador cuando prepara el polvazo final con el torero Nacho Martínez que en Gloria esté.
Supongo que se tratará de contaros más o menos mi vida o relatar mis miserias y mis grandezas, mis comeduras de cabeza, mis esperanzas, mis anhelos, mis filias y mis fobias...ya está bien de tanto posesivo de primera persona, por Dior.
Quiero daros las gracias por los buenos ratos que he pasado leyéndoos (espero estar a la altura de vuestros textos y poder seguir compartiendo vuestros "posts", creo que se dice así, aún no domino la terminología bloggística).
Mañana más, si puede ser.
coxis.